BAJO REGISTRO
La caseta de los prácticos del puerto

Era un edificio de dos pisos con tejado a dos aguas y un balcón sobre cuatro columnas


BAJO REGISTRO
El barrio de Jaruga y su ‘estadio’

Ocupaba una gran extensión desde la zona de Regocijos hasta la actual Plaza de Toros


BAJO REGISTRO
El frustrado sanatorio infantil

En junio de 1944 la Jefatura del Movimiento compró el cortijo de Fischer


BAJO REGISTRO
La libertad desbocada y la droga

1980 empezó con un atraco a una joyería de la calle Reyes Católicos


BAJO REGISTRO
Las cosas de Almería: enero de 1980 (2)

Ya teníamos los primeros ordenadores, pero el tren de Madrid tardaba casi 9 horas


BAJO REGISTRO
Las cosas de Almería: enero de 1980 (1)

Era el último año de la década de la democracia y la ciudad vivía grandes transformaciones


BAJO REGISTRO
Todos firmes con el brazo en alto

Era el obligado rito nacional que había que cumplir hasta en el colegio durante la posguerra


BAJO REGISTRO
Los instantes de evasión en el colegio

Nos quedábamos mirando a las musarañas mientras el maestro explicaba la lección


fotos&videos


BAJO REGISTRO
Las dos caras del día de Reyes

La euforia acababa siempre disipándose por el regreso a la escuela al día siguiente


BAJO REGISTRO
Los temidos pistoleros de barrio

El traje de pistolero fue uno de los mitos infantiles de los niños de los años 60 y 70


BAJO REGISTRO
Los Reyes de las sandalias y el ‘mantecao’

En pueblos como Topares el regalo de reyes más preciado podía ser un buen dulce casero


BAJO REGISTRO
Ripoll: la otra leyenda de un indomable

Se crió en una fragua, fue carrero, chófer, empresario y estuvo preso en la posguerra


BAJO REGISTRO
El Bulevar de las amas de leche

Eran muchachas jóvenes que se ganaban la vida dando de mamar a niños ajenos


BAJO REGISTRO
María Hilaria y la historia del fin del mundo

BAJO REGISTRO
La calle vieja de la fuente antigua

BAJO REGISTRO
La dama del jardín de Alhabia


BAJO REGISTRO
Almería y las monjas de la Caridad

BAJO REGISTRO
El gran lío de la ordenación del tráfico

BAJO REGISTRO
Vida de una maestra itinerante

Siguiente Página siguiente