La ayuda a los pobres por Navidad

La Puerta de Purchena se llenaba de camiones con miles de cestas para los necesitados


El cura de San Roque y sus ocurrencias

Decían que era un cura revolucionario porque le gustaba sacar a Dios del templo


Los paseos por las curvas del Cañarete

Los almerienses de los años 50 iban a pasear los domingos al camino que iba a Aguadulce


El pecado que tanto nos rondaba

Cuanto más nos separaban de las niñas, cuando más difícil era, más nos gustaban


La rambla que cegaba el puerto

La Rambla de los Maromeros bajaba indómita anegando el fondeadero de los barcos


Los desfiles para levantar el ánimo

El 31 de marzo de 1939 los soldados de Franco llegaron al campamento de Viator


Los olores de las antiguas droguerías

Allí se mezclaba el olor de la pintura, el del zotal, el de la colonia, el del aguarrás...


Almería desde los ojos de un emigrante

Cualquier detalle de la ciudad se idealizaba en el corazón de los que tenían que irse lejos



El vapor que iba al faro de Alborán

Durante más de medio siglo, el buque Tintoré mantuvo una estrecha relación con Almería


Los veranos de la terraza Roma

Se inauguró el 5 de julio de 1959, en la azotea del cine Roma, en la calle de la Reina


El teléfono y el empuje de la clase media


La Guardia Civil y sus desfiles


La cara que nunca salía en las postales

La Junta va a restaurar, por fin, el frente norte de la Alcazaba, su cara oculta


Las mujeres y la vida en los terrados

El chulo del Barranco Caballar


Los churretes y las rodillas magulladas

En memoria de Juanito Cid, boxeador

Siguiente Página siguiente