Instantes decisivos por Antonio Sánchez Picón

“El legado de un fotoperiodista. Antonio Sánchez Picón y la Almería de los 90”

Miguel Ángel Blanco 08:58 • 26 abr. 2022

Los años 90 forjaron en Almería un tiempo relevante, en la culminación de la Transición. La vida cotidiana, la realidad política, social, cultural y el acontecer de cada día construían muchos momentos para situar el escenario de la actualidad en transformación ante los ciudadanos. En esta esfera publica e íntima, los personajes públicos y privados concentraban la atención fotográfica. Y ahí comparecía observador el ojo fotográfico de Antonio Sánchez Picón (Almería, 1964-2019). Fruto de ello es la exposición “El legado de un fotoperiodista. Antonio Sánchez Picón y la Almería de los 90”, en el Archivo Histórico de Almería, hasta el 31 de octubre. La exposición muestra una selección del fondo fotográfico de Sánchez Picón en el Archivo. Imágenes de instantes decisivos que vieron la luz fundamentalmente en los periódicos La Voz de Almería y El Mundo.


Cada fotografía recoge un momento singular, detenido, que el fotógrafo captura, configura en el tiempo y que el futuro reconvierte en memoria histórica que permanece. Antonio Sánchez Picón construyó su identidad personal, como autor de imágenes, en torno a la fotografía y el cine con sus respectivas narrativas. Siempre muy personal ante la realidad que observaba desde su cámara, haciendo honor al criterio fundamental, en la historia de la Fotografía, de Cartier-Bresson: la imagen nace en el instante decisivo con la mirada del fotógrafo. Y eso convierte esta exposición, en una oportunidad para el reencuentro con instantes decisivos de otros tiempos no tan lejanos.

 



Sucesión de momentos

Transcurre la vida cotidiana entre instantes de fiestas, deportes, política, actos oficiales, personajes relevantes y su recorrido por el exterior, la calle y lugares que promovía la actualidad. 



 Sánchez Picón, por ejemplo, muestra el instante del cineasta Carlos Saura, que desvela también su condición inicial de fotógrafo.

El poeta José Ángel Valente es testigo del momento en que la calle donde vive recibe su nombre. Y no está solo. A su lado, el guitarrista flamenco Tomatito, el fotógrafo Manuel Falces, junto al poeta. Y allí estaba la mirada de Sánchez Picón capturando el instante decisivo. Hay también otros instantes con Valente en la exposición.



Comparecen otros instantes, como la protesta de inmigrantes manifestándose con la fuerza y verdad de sus miradas, y gritos de protesta que se escapan de la imagen. 

Los instantes deportivos, la protesta de dos jugadores, la acción repentina en el terreno de juego. 

De otra imagen nace la música de Jazz del Pub Georgia, toda una institución de encuentros.

Instantes en Huércal-Overa, El Ejido, en la Rambla.  O con las miradas de los rostros de las pasteleras del Once de Septiembre, sorprendentes.

Un instante del Carnaval de Almería, con el Alcalde Fernando Martínez, arropado en una capa, y acompañantes camuflados. 

El alcalde comparece en otros instantes. Uno de ello, es con el entonces ministro de Obras Públicas, José Borrell. Y hay otros instantes políticos, en una noche de elecciones.

Instante decisivo del actor Paco Rabal que sonríe de perfil con franca cordialidad. 

Y está la presencia testimonial de medios de comunicación, con el instante de Antonio Hermosa transmitiendo para Canal Sur, mientras avanza hacia el ojo fotográfico.


 

El fotoperiodista capturó frontalmente la esencia de la imagen de grupo en la escalinata de la entrada a la Universidad de Almería, tras la imposición de la Medalla de Oro al rey Juan Carlos, rodeado del profesorado. Una oportunidad para recordar aquel instante decisivo y ahora poder arrepentirse.

Una de las grandes escenas de la exposición la protagoniza, sentado a los pies de la Alcazaba, el joven guitarrista flamenco Niño Josele, que mantiene su presencia y su actitud observadora, complaciente. Un gran instante decisivo capturado por el ojo fotográfico de Antonio Sánchez Picón, que resurge en nuestros días.

Por multitud de razones, para desentrañar la realidad y no olvidar, esta muestra de instantes decisivos de Antonio Sánchez Picón exige la conservación de imágenes fotográficas, desveladas y archivadas,  la Memoria de los Noventa.  


Temas relacionados

para ti

en destaque