“Señor obispo, ni es el año apropiado, ni son las formas correctas”

Señor obispo,


A través de la prensa escrita, el pueblo de Almería ha conocido la decisión de trasladar la venerada imagen de nuestra Patrona, la Santísima Virgen del Mar, a la Catedral de Almería para celebrar la pontifical de su fiesta litúrgica, hecho este que no se da desde hace varias décadas y solo por alguna circunstancia extraordinaria, por lo que no entendemos a qué responde esta decisión, de la que como siempre, usted no ha dado ninguna razón lógica. 


Ya lo ha conseguido. Lleva varios años intentándolo y  ha llegado el momento. Justo este año. Justo el año en el que vivimos  una situación realmente inquietante, peligrosa y de incertidumbre a nivel mundial, con lo que aún hace  menos entendible esta decisión,  toda vez que usted mismo, hace ya varias semanas, suspendió todo tipo de manifestaciones de culto externo en toda la diócesis.


Con alevosía, nocturnidad y la complicidad del resto de actores necesarios; Ayuntamiento, Cabildo, Comunidad dominica, y gestora de la Hermandad. Digo solo gestora porque los hermanos no estamos para nada de acuerdo con esta decisión.


¿Cree usted que era realmente necesario este año realizar este traslado poniendo en riesgo la salud de personas que prepararán este traslado y del pueblo cristiano sencillo que posiblemente se acerque a ver como su Patrona sale del Santuario y posterior regreso a su santuario?



¿Ve usted muy normal que la Sagrada Imagen sea trasladada casi a escondidas y sin acompañamiento popular, subida en un carromato y no a hombros de sus devotos como merece y  siempre se ha hecho cuando la ocasión lo ha requerido?. ¿Cree de verdad que esto es lo mas digno y apropiado? 


Somos muchos almerienses del pueblo cristiano que no compartimos para nada esta decisión.


Entendemos pues que es una falta de respeto  hacia la venerada Imagen, con nosotros desde hace más de 500 años, y a la que  no hay necesidad alguna de exponer a movimientos innecesarios propios del transporte en remolques como pueden ser trancos de los templos e irregularidades del terreno, y al propio pueblo de Almería que cada año, y desde hace siglos en estas fechas, se acerca las plantas del Stma Virgen para rezar, besar su manto en el camarín y transmitir a sus hijos la devoción secular del pueblo de Almería a su bendita Madre y Patrona.


Se cumplen precisamente este año 25 años de la creación que del cuerpo de horquilleros de la Santísima Virgen del Mar. Entre otras  razones se hizo para evitar los movimientos y vibraciones innecesarios y de cierto riesgo que las andas con ruedas transmitían a  la Imagen   en el discurrir por las calles de la ciudad. Además así, de esta forma, se hacía también de una forma mas devocional y acorde a nuestras tradiciones.


Una vez más, toma usted la decisión equivocada en lo que respecta a nuestras tradiciones, costumbres y forma de ser que vd jamás ha entendido. Ya lo hizo hace unos años con la ofrenda de flores desoyendo al propio pueblo obligado a no poder asistir por razones laborales obvias. Cambió también  el día de la pontifical ignorando la opinión de la propia Hermandad.


¿Qué será lo próximo? ¿Trasladar la procesión del último domingo de agosto a otro día más apropiado litúrgicamente?. Afortunadamente, ya no le va a dar tiempo.


Esto en otra ciudad o diócesis no se lo hubieran consentido, y posiblemente a usted tampoco  se le hubiera ocurrido proponer.


Don Adolfo. Ni es el año apropiado, ni son las formas correctas de llevarlo a cabo.


 

para ti

en destaque