Amical de Mauthausen teme que el Monumento a la Tolerancia esté en peligro

El colectivo muestra su “profundo rechazo a un posible traslado a otro emplazamiento”

Monumento a la Tolerancia, situado en el Parque de las Almadrabillas.
Monumento a la Tolerancia, situado en el Parque de las Almadrabillas. La Voz

El Monumento a la Tolerancia, dedicado a las víctimas almerienses de los campos nazis y ubicado en el Parque de las Almadrabillas de la capital, se enfrenta a un futuro incierto. El colectivo Amical de Mauthausen ha denunciado ante las autoridades su preocupación ante la posibilidad de que las obras de remodelación del Cable Inglés y el proyecto Puerto-Ciudad no contemplen la continuidad de este conjunto escultórico, que fue inaugurado en 1999.


En un documento al que ha tenido acceso LA VOZ, desde la asociación se pide a las administraciones competentes que velen "por la salvaguarda e integridad de un monumento con tanta significación memorialista" en su actual emplazamiento del Parque de las Almadrabillas. En este sentido, muestran su "profundo rechazo a un posible traslado a otro emplazamiento".


"Esperamos que todas las instituciones mantengan su compromiso para con la memoria de los almerienses que sufrieron el infierno nazi y respeten, cuiden y eviten que caiga en el olvido los padecimientos de nuestros compatriotas", afirman.



La Asociación Memoria Almería ha hecho suya esta reinvidicación que firman Anita y Loli Muñoz Vably, hijas del deportado Antonio Muñoz Zamora; Ángel del Río Sánchez; delegado en Andalucía de la Amical de Mauthausen, y Enric Garriga, presidente de Amical de Mauthausen y otros campos.




El monumento

El conjunto escultórico denominado Monumento a la Tolerancia, fue inaugurado el 5 de mayo de 1999. El monumento con el bosque de 142 columnas en memoria de las víctimas almerienses, y la recreación de las escaleras de la cantera de Mauthausen con un deportado subiendo una piedra de granito sobre sus espaldas, constituye hoy día la gran referencia andaluza de la deportación republicana a los campos nazis.


En el lugar se celebran todos los años, el día 5 de mayo en que se conmemora la liberación del campo de Mauthausen, actos en memoria de todas las víctimas del nazismo con nutrida representación de entidades ciudadanas y políticas. También, el monumento se convierte cada febrero en el destino final de la marcha que rememora la célebre Desbandá de 1937, en la que decenas de miles de personas caminaron por la carretera que une Málaga con Almería, huyendo de los bombardeos de las tropas franquistas y de sus aliados italianos y alemanes. Igualmente, colectivos gitanos y LGTBI han hecho del monumento un lugar de reivindicación de los derechos humanos y contra todo tipo de discriminaciones.


Además, aquel espacio junto al Mediterráneo cobra aún más simbolismo por estar depositadas las cenizas del deportado superviviente del campo de Mauthausen, Medalla de Andalucía en 1999, verdadero artífice y promotor del monumento y delegado en Andalucía de la Amical de Mauthausen hasta su
muerte en 2003, Antonio Muñoz Zamora.


El monumento fue declarado por la Junta en 2011 como Lugar de la Memoria Histórica de Andalucía, figura oficial con la que se pretende señalizar y proteger aquellos espacios de gran significación memorialista que “representan un valor histórico y simbólico para el pueblo andaluz y son esenciales para afianzar la conciencia de identidad y cultura andaluza”.

 

Temas relacionados
Memoria Histórica Obras Franquismo Cable Inglés Cultura Cargadero del Mineral Asociaciones Las Almadrabillas Andalucía LGTBI Puerto-ciudad

para ti

en destaque