Cinco kilos por persona y día: las reglas de la recogida de setas

La Consejería de Agricultura publica la normativa referente a la recolección micológica

La recogida de setas comienza en octubre.
La recogida de setas comienza en octubre. La Voz

Llega el otoño y, con él, los amantes de las setas comienzan a planear el nuevo año de recolección micológica en la provincia de Almería. Pero, al únisono, la delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ya ha presentado la nueva normativa que regulará, desde este mes de septiembre y hasta el próximo 31 de mayo del año 2020 la recogida de setas en la provincia de Almería.


Tal y como recoge el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía del 26 de septiembre, la recogida de setas en las sierras de la provincia de Almería es, en la actualidad, una actividad que despierta un interés creciente en las poblaciones locales, así como entre los foráneos, que, en un gran número de ocasiones, ven en sierras como la de Los Filabres o La Alpujarra una oportunidad de oro para saciar sus deseos micológicos. Una recogida que se torna, a veces, “abusiva e incontrolada” y que puede ocasionar daños al medioambiente, ante lo que, asegura la Junta, se hace “necesaria” una regulación. 


Qué se puede hacer

De este modo, el decálogo de la Consejería afirma que para recoger setas sin necesidad de contar con la autorización correspondiente se debe de coger, como máximo, cinco kilogramos por día y por persona. Asimismo, la recogida no conllevará “alteración de la capa superficial del suelo”, por lo que se prohíben “rastrillos, escardillas, azadas o utensilios similares”.



Asimismo, no se permite la recolección de setas inmaduras o no comestibles, ya que “todas desempeñan una útil función ecológica”; la recogida de ejemplares en horas sin luz, así como el empleo de iluminación artificial.


Por otro lado, el BOJA recoge que para la recolección de especies micológicas es necesario portarlas en una cesta, lo que permite la aireación y dispersión de esporas y, por último, que no está permitida la circulación de vehículos campo a través, perturbar la fauna con ruidos o aproximaciones, ni abandonar residuos en el monte.


Todo, tal y como explica la Consejería, a fin de mantener y garantizar la persistencia de las especies micológicas de la provincia, así como su capacidad de regeneración, un aspecto decisivo para mantener en un estado favorable el medioambiente en general. Pero si es con responsabilidad y se siguen las normas, “no entraña riesgo alguno para los valores ecológicos”.

 

Temas relacionados
Sierro Andalucía

para ti

en destaque