El Zapillo se consolida como el lugar preferido para veranear

Turistas y almerienses llenan la playa de la capital desde que comenzó el calor y valoran su ubicación y sus servicios

Hasta arriba. Así lucía El Zapillo el fin de semana.
Hasta arriba. Así lucía El Zapillo el fin de semana.
María Ibarra
23:34 • 09 ago. 2015

Son las cinco de la tarde, acaba de empezar el mes de agosto y los termómetros de la ciudad de Almería sobrepasan los treinta grados centígrados. Al pensar en el concepto verano, los clásicos de sol y playa se nos vienen a la cabeza como agua de mayo. De ahí que la zona de El Zapillo se haya convertido en el lugar más concurrido de la ciudad almeriense en los últimos meses. 


La intensa ola de calor, que se ha prolongado durante más de diez días consecutivos, ha dejado imágenes como la que ilustra esta página. Un lleno histórico provocado por las altas temperaturas, el buen estado y mantenimiento de la playa y su localización en plena capital. “Conocemos casi todas las playas de Almería, pero venimos a ésta porque nos queda cerca del apartamento. Es una playa familiar y caminar por el paseo marítimo es muy agradable”, cuentan Enrique Segovia y Ángeles Polo, procedentes de Pozuelo de Alarcón (Madrid).


Pero la ubicación no es el único privilegio del que goza la playa de Almería. Las terrazas y servicios que acompañan la zona del litoral hacen de este lugar un atractivo tanto para visitantes como para los propios ciudadanos, que deciden pasar sus días de verano disfrutando del ambiente familiar que desprende el distrito de El Zapillo. 




Impresiones
“Me gusta el ambiente de esta zona en concreto porque tenemos muchos servicios a mano: kioskos, bares, cafeterías...”, confiesa Juan Jesús Moreno, bañista almeriense. 


Por su parte, José Antonio Montero, vecino de Cabo de Gata, habla del magnetismo de este barrio de pescadores. “Mi observación diaria es que la playa está muy cuidada y que el estado de la arena es excelente. Simplemente, El Zapillo tiene algo que atrae. Hay gente durante todo el día. La temperatura del agua sigue siendo ideal a las doce de la noche”, reconoce.




Establecimientos
Los comercios situados a pie de playa también están viviendo la época estival con una actividad frenética. “Nosotros estamos siempre a tope, sea verano o invierno, pero en estos meses es cierto que la clientela se multiplica”, confiesa Luis Lorenzo, empleado de El Rincón de Yebra. Los negocios no dudan de la ventaja que supone estar en El Zapillo. “Estar en primera línea de playa se nota. La gente se para”, explica la encargada de La Dulce Alianza, Gema Fuentes. 


Turismo nacional  
En cuanto al tipo de visitantes que frecuentan la zona estos meses de verano, Fuentes destaca la multitud de turistas madrileños que disfrutan de los desayunos con vistas al mar.




“Se ve alguna que otra familia alemana, franceses de paso, árabes e ingleses, pero lo que más abundan son los italianos y la gente que viene de Madrid y del norte de España”, afirma Prese López gerente de uno de los kioskos del paseo marítimo.


Para López, éste está siendo un buen año en comparación con los anteriores. “Hemos notado una leve mejoría.La gente no viene a derrochar pero sí consume algo más. El año pasado veías a los clientes con malas caras y solo compraban una bolsa de pipas si podían”, relata.  


Respecto al turismo internacional, los alemanes también han expresado su satisfacción. “Venimos dando un paseo porque está cerca de la casa de mi abuela. Este año el agua está más caliente, limpia y no hay medusas. Otra de las ventajas es que podemos salir a tapear por el paseo”, declara Diego García.



Temas relacionados

para ti

en destaque