Un técnico no da licencia al centro logístico de Pulpí porque aún no hay raíles

Port Rail Almanzora tiene ya anteproyecto y terrenos pero no puede pedir ayudas europeas

Acto fundacional de la sociedad Port Rail Almanzora en 2013 con quince empresas asociadas.
Acto fundacional de la sociedad Port Rail Almanzora en 2013 con quince empresas asociadas.

Port Rail Almanzora Levante, la sociedad compuesta por una decena de empresas de la comarca que promueva un centro logístico en Pulpí, tiene ya el anteproyecto y los terrenos con una opción de compra para hacer realidad la aspiración de sacar hortalizas por raíles ferroviarios.


Tiene casi todos los cabos atados, con una inversión inicial de 20 millones de euros, pero le falta lo más importante: la autorización pertinente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que asegure la viabilidad de este proyecto de iniciativa privada y que permita acceder también a fondos europeos para llegar a afrontar una inversión global de 60 millones de euros.


El obstáculo para que Port Rail Almanzora Levante no puede disponer aún del certificado necesario que lo acredite como administrador de esa futura zona franca reside, como casi siempre, en la burocracia:  un técnico del ADIF que supervisa el proyecto de esta estación intermodal pulpileña considera que hasta que no haya raíles instalados del Corredor Mediterráneo en esa zona, no puede firmar la autorización.



El presidente de Port Rail Almanzora, Javier Serrano, no obstante quita hierro y apunta a que “por las conversaciones que hemos tenido con la presidenta del ADIF, Isabel Pardo, al final no va a haber problema con la autorización, pero a día de hoy aún no la tenemos”.


Han pasado ocho años desde que se constituyó la sociedad para financiar este futuro puerto de contenedores con capital privado y han sido numerosos los gastos ya realizados, pero la autorización no ha llegado.



Los socios de Port Rail Almanzora Levante, entre los que figuran empresas como Cosentino o Publindal, se preguntan cómo es posible que se tenga que esperar a la vías para poder acceder a ayudas europeas y a otra serie de tramitaciones necesarias para poder cargar trenes de mercancía rumbo a Europa en 2026, cuando se supone que el AVE podrá entrar en operación.


Serrano añade que “las autoridades europeas siguen recordando la necesidad de cumplir con exigencias medioambientales como la huella de carbono de la carretera, creemos que desde la administración española no deberían poner impedimentos a proyectos como éste”.



El futuro centro logístico de Pulpí está proyectado sobre una superficie máximas de 200 hectáreas en una zona cercana a La Fuente, haciendo un triángulo con la autopista Cartagena-Vera. 


Forman parte de Port Rail Almanzora Levante empresas como Primaflor, Aguas del Almanzora, Comercial Peregrín, Agrupapulpí, Agrícola Navarro de Haro, Pozosur, Catal Importaciones, SAT Los Guiraos, Montecitrus y Fuensanta Agropecuarios.


La idea es poner en vía de uno a tres trenes diarios de mercancías con unas dimensiones de 740 metros cada uno y cargar contenedores o cajas de camión que tendrán la cabeza tractora en destino.


Entre los consejeros de la sociedad está José Caparrós, un antuso que fue presidente en España de multinacionales de fabricación ferroviaria como Adtranz y Bombardier. 

 

Temas relacionados
Pulpí Cuevas del Almanzora AVE Corredor Mediterráneo Transporte

para ti

en destaque