El Almería se enreda en el miedo a ganar y la polémica

Mirandés 2-2 Almería. Un penalti de Costas finiquita a los rojiblancos

Hay cosas que no han cambiado en la UD Almería. El equipo rojiblanco sigue en una burbuja de dudas, y de miedos, que le impiden mirar de frente a las posibilidades de ascenso directo. Ningún conjunto de 2ª está en su mejor nivel, pero si el fútbol te da la oportunidad, !aprovéchenla!. Por si fuera poco, también se une la polémica. Penalti de David Costas a falta de un minuto para el final que dinamitó la victoria rojiblanca. “¡Es lamentable!”, apuntó el central después del encuentro. Acertara o no Bikandi Garrido, los problemas del Almería no se pueden quedar solo en la actuación del colegiado.


Ilusionante
Los primeros segundos del Almería fueron espectaculares. Presión de Darwin Núñez a Carlos Julio, que se duerme y el uruguayo ingresa en el área para regalar el gol a Valentín Vada. No se había cumplido el primer minuto. El Almería pudo sentenciar con tres oportunidades clarísimas de Darwin. No está fino el Pichichi. El Mirandés se fue despertando consciente de que su rival le había dado la oportunidad. Fue una jugada bien elaborada por el conjunto rojillo la que desembocó en el 1-1. Merquelanz deja la pelota en el área con un toque magistral y Guridi supera a Fernando. A pesar del golpe, los almerienses no le perdieron la cara al duelo y se fueron a por el segundo.

José Corpas firmó el 1-2 rozando el descanso tras pase de Fran Villalba dentro del área. El extremo cruzó la pelota, haciendo imposible la estirada de Raúl Lizoain. El Mirandés se iba a la caseta fuera del partido. El Almería ganaba, metía miedo a Cádiz y Zaragoza, estaba vivo.


Sin embargo, el equipo se ausentó en el segundo tiempo. Los minutos pesaban mucho en las piernas o en la mente de los futbolistas y el Mirandés se crecía. En lugar de finiquitar el choque, los rojiblancos se metieron atrás, juntaron líneas, y renunciaron a atacar. Se quedaron con diez los locales y en lugar de bajar las pulsaciones y agobiar al adversario, las dudas y el miedo aparecieron de repente. Los centros al área eran bombas que caían cerca de Fernando, que ya evitó el 2-2 en un remate. A falta de un minuto para la conclusión, Bikandi Garrido pitó penalti de David Costas. Arriesgó demasiado el central del Almería; puso todos los ingredientes para que el colegiado señalara la falta. Merquelanz no perdonó y empató el duelo.



El Almería sigue siendo víctima de sus miedos. Ilusionante primer tiempo con Mario Silva y Fernando Santos, ‘Nandinho’, pero el equipo desaparece peligrosamente tras el descanso. La polémica no puede esconder el tramo final. El ascenso se escapa. Toca asegurar el Play Off.

 

más leídas

últimas de Deportes

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería