“El secreto del éxito está en la colaboración, no en la competición”

Marisa ‘Farasha’ es gestora musical y organizadora del Festival Flamenco 340 de Rodalquilar

Marisa ‘Farasha’ ha trabajado con Niño Josele, Jorge Pardo y Tomasito.
Marisa ‘Farasha’ ha trabajado con Niño Josele, Jorge Pardo y Tomasito. La Voz

La mujer que mueve los hilos del festival internacional de flamenco 340, es la almeriense nacida en Chirivel Marisa Asensio, también conocida como Marisa ‘Farasha’, nombre de la empresa gestora musical que dirige. Marisa ha trabajado con músicos de primera plana como Chico Ocaña (Mártires del Compás), Niño Josele, Jorge Pardo, Aurora Beltrán (Tahúres Zurdos), No me pises que llevo chanclas, Tomasito, Fino Oyonarte, El Canijo de Jerez y un largo y nutrido etcétera.


La primera vez que paseó por Rodalquilar, quedó extasiada con las minas. Tuvo la visión de un festival flamenco en esa zona extraña y mágica al mismo tiempo. Lo comentó con Rubén Gutiérrez (amigo y socio ocasional). A él le pareció una idea arriesgada pero no imposible. Ella estaba embarazada. En cuanto dio a luz se embarcó en otro embarazo: conseguir realizar esa visión. 


“Había que hacer muchas gestiones. Le presentamos al Ayuntamiento de Níjar un proyecto. Al Ayuntamiento le gustó y nos dijeron que nos cedían las instalaciones. Tuvimos que implicar a través del entusiasmo a artistas amigos, pues apenas teníamos presupuesto, pero la emoción con la que contábamos la contagiábamos, y así sigue siendo, -comenta Marisa Farasha, siempre sonriendo-. De esta manera en la primera edición tuvimos a Chico Ocaña y a la Chokolata de Jerez. La energía que en esos momentos se creó nos dio mucha fuerza para continuar. Desde el principio ha sido un festival multidisciplinar donde ha habido talleres, exposiciones, conferencias y hasta gastronomía (risas). Hicimos un homenaje a Carmen de Burgos en el que Lidia Plaza llevó a diferentes palos del flamenco textos y poemas de la escritora, e incluso cocinamos algunas de sus recetas. El público recibió el homenaje con mucha entrega”. 


Propuestas ricas en matices

Las propuestas de Marisa son bien ricas en matices. Está trabajando con dos bandas con las que ha alargado la gira de verano hasta el invierno: Leone, formación mestiza que restriega el rock con el bolero y la música de los ‘spaguetti werterns’,  y Carmencita Calavera, grupo liderado por Carmen Caballero, que sin pretenderlo han dado vida a un género musical entre el punk y la copla. Nuestra almeriense lleva además la programación de la exitosa sala granadina Aliatar. Para gusto de nuestros sentidos, conviene bien seguirle la pista.



Por el Festival Flamenco Internacional 340 pasan primeras figuras desde el principio. “La Moneta vino en una de las primeras ediciones. No sé qué pasó pero el público no se enteró, con lo que vendimos ¡sólo setenta entradas! Sin embargo se entregó al baile como si estuviera en el mayor escenario del mundo. Dio un espectáculo impensable. Si amas tu trabajo y te entregas a él, alcanzas realmente la felicidad”, afirma Marisa.

 

El factor sorpresa

A nuestra gestora musical le gusta jugar con cierto factor sorpresa en el 340, y gracias a esa apuesta hemos podido saborear en Rodalquilar a uno de los tocarores más punteros del planeta: Niño Josele. 


“Es muy importante creer en lo que llevas entre manos, eso crea una sinergia que facilita que los proyectos se materialicen. Una realizadora francesa estaba haciendo una película por el Parque Cabo de Gata con Jorge Pardo y Niño Josele. Sabíamos lo ocupadísimo que está Josele y lo complicadísimo que es modificar su agenda, pero mira, no hay nada imposible. El concierto fue de una intensidad increíble. Tanto el público como los artistas lo gozaron lo más”, confiesa. 


Marisa ‘Farasha’ se codea con todas y cada una de las aristas de la música, territorios no siempre amables, especialmente si eres mujer: “Empecé trabajando en el Espárrago rock”. De los quince ‘Espárragos’ trabajé en diez. Empecé poniendo copas y acabé llevando la contratación de artistas. En un mundo gobernado fundamentalmente por hombres el ascenso de una mujer no lo ponen fácil. Pero el rencor ni funciona ni es práctico. Yo parto de una base: El secreto del éxito está en la colaboración, no en la competición”.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería