Chick Corea inagotable: Tributo a Paco de Lucía más allá del Jazz

Un “corazón español” aportado brillantemente por el almeriense Niño Josele y Jorge Pardo

Noche histórica protagonizada por Corea.
Noche histórica protagonizada por Corea. La Voz

Chick Corea remató el Festival de Danza y Flamenco de Almería en la noche del miércoles, desbordando la Plaza de Toros de música y emociones; de talento y conexión con el público. 


The Spanish Heart Band es un sólido proyecto con el que este insigne músico norteamericano ha querido “beatificar” a Paco de Lucía, si es que el legendario guitarrista no lo estaba ya. Con Niño Josele en plenitud artística,  como oficiante principal a la guitarra y Jorge Pardo en el encuentro feliz del Jazz con el Flamenco desde hace décadas. 

 

Claro que sin olvidar en este concierto “concelebrado” un plantel de músicos como solo Corea sabe elegirlos y un bailaor-músico como Nino de Los Reyes que bailó y “dialogó” en el zapateado con Corea al teclado. Impresionante la sección rítmica: el bajista Carlitos del Puerto, Marcus Gilmore a la batería y Luisito del Puerto en la percusión latina y magistral el viento metal, con Michael Rodríguez a la trompeta y, muy especialmente, el trombonista  Steve Davis, que descargó toda la particular sensibilidad que esconde este instrumento. La sección la completó el músico madrileño más almeriense, Jorge Pardo, al saxo y la flauta travesera.


Chik Corea infinito, inacabable. Con tanta música y tantas músicas en sus manos que sus temas y sus arreglos le dan la vuelta al mundo y regresan del otro lado del globo aún más jóvenes que cuando partieron. Después de décadas en el estrellato, Corea sigue construyendo modernidad en cada trabajo, invocando inquietudes musicales de otras épocas para devolverlas a la vida en el escenario, como si nunca se hubiesen marchado de la actualidad. 


Dominador de la sonoridad y de la armonía, el fundador de ‘Return to forever’ envolvió su homenaje a Paco de Lucía en algunas de las referencias jazzísticas y musicales en general más valiosas de su trayectoria.  Desde la revolución que vivió junto a Miles Davis o la fructífera aventura en clave fussion hasta una especie de preludio tomado de Stranvisnki y un bellísimo tema que le sirvió para evocar el vínculo musical con su “hermano” Antonio Carlos  Jobim. 


Lucía

Pero, como se ha dicho, el argumento fundamental de este histórico concierto para Almería fue Paco de Lucía, en toda su dimensión de ídolo flamenco de jazzistas de primer nivel y creador de un legado musical al que nadie puede llegar.Si acaso, compartir, como hizo en su momento y sigue haciéndolo Niño Josele.


En el repertorio de esta noche mágica dominaron algunos temas antológicos de Lucía como ‘Zyryab’,  extensamente abordada por toda la banda o ‘Canción de amor’ que Pardo inició en una delicada y seductora introducción a la flauta.


Nadie quería que Corea y su banda se marcharan del escenario, así que ofreció de propina un arreglo personal de la versión de Paco de Lucía sobre el Concierto de Aranjuez. El regalo sembró de móviles encendidos y de aplausos el albero. 


Antes de eso Corea había puesto a cantar al respetable y se había sincerado con una sencillez solo al alcance de los genios. Acabó fundido con su banda en el escenario,  seguramente feliz.

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería