Aguadulce despide con emoción al párroco Ramón Garrido

Una última misa en el jardín de la Casa de la Espiritualidad y una cena, doble homenaje

El jardín de la Casa de la Espiritualidad de Aguadulce, lugar en el que se encuentra la parroquia de la Preciosísima Sangre de Ntro. Señor Jesucristo, ha vivido en la última semana dos momentos especialmente emotivos con los que se cierra una etapa: el sábado 18 de septiembre tenía lugar la última misa oficiada por el que hasta ahora ha sido su párroco, don Ramón Garrido, quien el pasado viernes 25 disfrutaba, en compañía de feligreses y amigos de una cena-homenaje con la que dice adiós a una parroquia a la que estará ligado para siempre: él fue el responsable episcopal elegido para guiar los primeros pasos de una iglesia de reciente creación y, por lo tanto, su único párroco hasta la fecha.


Ahora, es Miguel José Esteban Jerez quien ejerce de párroco en esta singular iglesia almeriense que abre una nueva etapa tas despedir, con todos los honores y el homenaje que merecía, a don Ramón Garrido, el hombre que ha dedicado los últimos 20 años a la Iglesia desde Aguadulce.





 

Temas relacionados
Aguadulce Obispado de Almería

para ti

en destaque