Llegan las obras para unir A92 y A7, pero las máquinas se verán en enero

De momento, se están realizando los trámites con los servicios que están afectados

Imagen de archivo de la presentación del proyecto justo en la zona afectada
Imagen de archivo de la presentación del proyecto justo en la zona afectada La Voz
Lola González
21:00 • 04 oct. 2022

Las obras de la conexión de las autovías A7 y A92 han comenzado. Sí, ya se ha dado el pistoletazo de salida a los trabajos aunque aquellos que recorran estas vías no se puedan percatar de que es así.


Y es que no hay máquinas aún en el tajo porque apenas sí se ha firmado el acta de replanteo, lo que se considera el inicio de obra de forma oficial, y se ha comenzado a trabajar en los servicios que se van a ver afectados.


Según explican desde Subdelegación de Gobierno en Almería, ahora mismo la adjudicataria de los trabajos, la UTE formada por Acciona y Bonifacio Solís, se encuentra realizando todos los trámites necesarios para que los servicios puedan desviarse. Entre ellos se encuentra la reposición de la línea eléctrica con Endesa  o las prospecciones de fauna. Recuerdan así que se trata de trámites “poco vistosos pero absolutamente necesarios” para el desarrollo de las obras.



Según el calendario que manejan en el Servicio Provincial de Carreteras, esta primera parte de los trabajos se estima que ocupen hasta final de año, aproximadamente. De esta forma, si todo marcha según lo previsto, las máquinas serán mucho más presentes y podrían comenzar los primeros desvíos de tráfico en la zona, entrado ya el mes de enero de 2023.


Esto significa que todos aquellos que recorren a diario esta zona, pueden estar tranquilos durante este otoño ya que, salvo casos puntuales que se avisarían, no afectaría al tráfico y la movilidad en este entorno.



Obras
Según la adjudicación, estas obras que van a cambiar por completo la movilidad en esta zona, a expensas de lo que ocurra finalmente con la vía rápida para el acceso norte a la ciudad que depende de la Junta de Andalucía, tendrán una duración de 36 meses.


Cabe recordar que estos trabajos que se llevan esperando desde el mismo momento en el que concluyó la construcción de la A7, supone una inversión de  32,12 millones de euros.



Actualmente en este enlace entre las dos autovías lo que existe es una conexión en diamante con glorieta inferior, existiendo como único movimiento directo, el que conecta Granada-Málaga, mediante un ramal segregado. En dicha glorieta se unen la carretera A-1000 de la Junta de Andalucía, el  acceso a la Base Militar La Legión y la autovía A-92 con dirección a Granada.


La alta densidad de tráfico por la presencia de la base militar o el polígono de La Juaida, e incluso colas en hora punta para acceder a la A-7, principalmente en Almería – Granada y en menor medida en el movimiento en dirección Murcia-Granada, obliga a estas mejoras.


La actuación prevista pretende mejorar la capacidad del nudo al resolver los movimientos  entre las autovías A-7 y A-92, con origen-destino Almería, Murcia y  Granada mediante ramales directos, que tendrán una longitud total conjunta de 4,96 kilómetros, dotándolo de una mayor capacidad y mejorando su nivel de servicio. Asimismo, se rediseñan los cuatro ramales del enlace actual adaptándolos a la nueva situación, definiendo los movimientos de la A-7 y A-92 con Viator.


Se han proyectado seis pasos superiores de carreteras, un paso inferior de camino, cuatro pasos inferiores tipo bóveda, cuatro muros de hormigón y un muro de suelo reforzado.


Temas relacionados

para ti

en destaque