“Es errónea”: El obispo contradice la cifra de la deuda generada por su gestión

González Montes defiende que la deuda sería cercana a los 14 millones de euros en lugar de 24

González Montes, en una imagen de archivo.
González Montes, en una imagen de archivo.

Adolfo González Montes ha roto su silencio respecto a la economía de la Diócesis de Almería y lo hace para contradecir la auditoría llevada a cabo por una consultora internacional en las cuentas del obispado de Almería: si ese minucioso estudio de los números rojos de la Iglesia de Almería desvelan un saldo negativo de 24 millones de euros, el que es aún obispo de Almería (hasta el mes de noviembre) niega la mayor: "Puedo afirmar que esa cifra es errónea".


Así de tajante se ha mostrado González Montes en una entrevista concedida al medio infoCatólica en la que se le ha preguntado, entre otras cuestiones, por la gestión económica en sus 20 años de episcopado.


De hecho, el propio González Montes plantea su propia cifra: la deuda consecuencia de sus dos décadas de obispo sería cercana a los 14 millones de euros según la versión dada por el obispo titular de la Diócesis de Almería: "Sumando los préstamos del Obispado en números redondos en torno a los 7,1 millones, y los préstamos en torno a 6,6 millones de tres parroquias que han edificado iglesia y complejo parroquial, y que están también en el Santander, no dan como resultado la cifra que anda circulando con manifiesta mala intención".



Uno de los matices que plantea González Montes en sus propias cuentas es quién habría sido el beneficiario del dinero prestado. Así, en la propia entrevista habla de "entidades en la diócesis que tienen otros créditos, como las parroquias, no sólo las que han construido la iglesia o el complejo parroquial que no tenían, también colegios como el Colegio de San Ildefonso, de nueva planta y hoy una obra puntera en el campo de la educación católica, y la Catedral".


Y, efectivamente, entidades como el Colegio San Ildefonso (y su garaje subterráneo) suponen más deuda en las cuentas de la Diócesis. Lo mismo sucede con la Catedral. Se trata de instituciones que, si bien como apunta González Montes "tienen personalidad jurídica y CIF", pero con otro matiz importante que no se deja entrever en la entrevista: entes como la Catedral no pidieron préstamos en su día al saberse incapaces de devolver la financiación, y fue el Obispado quién asumió la petición del crédito (y su posterior devolución).



En cualquier caso, González Montes asegura que la Diócesis "hasta ahora ha soportado" la deuda (si bien el pasado año los sacerdotes se quedaron sin una paga extra que han visto meses después y siendo ya Antonio Gómez Cantero el encargado de las cuentas económicas de la Diócesis).


A pesar de esos 24 millones de deuda auditada, González Montes afirma que "nunca se me han concretado taxativamente cuáles han sido" los errores de su gestión económica, aunque ese haya sido el principal motivo de una certeza muy taxativa: el papa Francisco le nombró un coadjutor con poderes económicos para apartar a González Montes de las cuentas de la Diócesis de Almería y, poco después, el propio pontífice apartó a González Montes de todos los poderes episcopales habidos y por haber.


El seminario

En relación con la deuda, González Montes responde a otra de las grandes cuestiones que podrían cambiar en los próximos meses con el relevo episcopal: Gómez Cantero plantea el traslado del Seminario a otra Diócesis para cerrar el edificio y, al menos, ahorrar los costes de mantenimiento y González Montes afea la decisión.


"Desmontar el Seminario es como desmontar la diócesis, arriesgar su futuro", afirma González Montes, quien va un paso más allá y asegura que "las vocaciones no se deben separar del equipo de formación del Seminario".

 

Temas relacionados
Obispado de Almería Colegio Diocesano de San Ildefonso Antonio Gómez Cantero

para ti

en destaque