Josefa Masegosa: mujer de las galaxias

Doctora en Física, astrónoma, y luchadora infatigable por la igualdad de género

La astrónoma almeriense Pepa Masegosa, fotografiada para esta entrevista en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, donde trabaja.
La astrónoma almeriense Pepa Masegosa, fotografiada para esta entrevista en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, donde trabaja. La Voz

Josefa Masegosa Gallego (Oria, Almería 1957) En la actualidad es la representante de la Comisión de Mujeres y Ciencia del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones  Científicas). Goza de un currículo simplemente inabarcable.


Origen

De pequeña me encantaban las matemáticas. Yo hice primaria en Oria en los años 60, cuando la educación pública todavía estaba disgregada por sexos. Entonces a las niñas nos enseñaban a bordar, a rezar, a leer y escribir y a hacer unas cuentas muy básicas, lo mínimo que se despachaba. Los chicos estudiaban otras materias. Y yo me quejé a mi padre. Él fue mi gran apoyo, con él amplié mis conocimientos en aquella época de manera autodidacta. Después hice la Secundaria en un colegio de monjas en Baza. Me decanté por la licenciatura de Física y tras hacer 1º en el Colegio Universitario de Almería me vine a Granada. Lo de astrónoma vino de manera más casual cuando me asignaron una beca en Sussex (Reino Unido),  fui la primera española en disfrutarla. 


Conciencia de género

Yo tengo conciencia de género desde que tenía 10 años a través de mi padre. Cuando llego a la facultad pienso que no es mi lugar. Yo no tuve ningún profesor mujer y éramos 5 chicas sobre una población de 100 alumnos. Entonces empiezas a preguntarte por qué pasa esto. Después, en Inglaterra todo sigue igual. Una vez más te das cuenta que no perteneces al club, eres un verso suelto, se organizan muchas cosas  a las que no se te invita. En 1983 llego al Instituto de Astrofísica con una plantilla de unas 30 personas. En el campo científico solo había una mujer, Pilar López de Coca, que además de investigadora era la mujer de del vicedirector del Instituto. Ella fue mi referente durante muchos años, pero vuelves a estar en otro club con muy pocas sillas para nosotras. Esto te genera una sensación donde la autoestima se te va al piso. Son las microdiscriminaciones diarias, empezando porque éramos las niñas del Instituto, no teníamos nombre. Después de la tesis doctoral yo continúo en ciencia gracias a dos mujeres que me recogen del piso: una mexicana, Deborah Dultzin y una inglesa, Judith Perry. Ellas hicieron conmigo lo que se llama ahora mentoring, (mentorado) Durante estos años he asistido a muchos congresos donde yo era la única mujer, donde todo el mundo te mira, te analiza, te cuestiona y te rechaza. Ahora yo, con las chicas que hacen conmigo la tesis, las acompaño a los congresos y las presento. 


Mujeres en STEM
En mi Instituto en este momento somos el 20 % de mujeres, con el agravante del retroceso de las mujeres en el  área STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Por eso se crea el 11 de febrero como el Día de la Promoción de las Chicas en las Ciencias. En educación seguimos sin referentes en los libros de texto, solo aparece Marie Curie. Y esta perpetuación tiene sus consecuencias. El lenguaje también influye poderosamente. Cuando se cambia de licenciatura en informática a ingeniería en informática baja el porcentaje femenino del 30 al 10 %. Hacen falta estrategias inteligentes para revertir esta tendencia. Hay un estudio, Astrónomas, un universo por descubrir, donde se identifica el cuidado familiar como barrera en la carrera profesional, el sesgo de poder. Hay otros estudios donde queda palpable que las mujeres necesitamos 2.5 veces mejor currículo que el homónimo varón. Con la Ley de Género de 2007, los tribunales académicos son paritarios, pero son varones los presidentes. Otro estudio de parejas entre científicos demuestra que ellas están mucho mejor valoradas que las que no tienen parejas del mismo campo, mentorado familiar. Y después de 25 años de lucha, resulta que tan solo hemos pasado del 20 % al  20.7 % de mujeres en Ciencia. La sociedad tiene un sesgo de género importante sin resolver. 


Mujer de las galaxias

Yo estudio la actividad nuclear en las galaxias y la existencia de la formación de energía de los quásares, esa especie de estrellas con luminosidades del orden de un cúmulo de galaxias. Estos objetos tan brillantes nos permiten estudiar el Universo en sus primeras etapas. Este fenómeno gravitacional ocurre en todas las galaxias y se explica como acreción de materia sobre un agujero negro supermasivo situado en el centro. Estos fenómenos ultraenergéticos tienen millones de grados centígrados que se estudian con rayos X. Luego están los vientos galácticos que proceden del centro y que influyen en la formación de las estrellas. El IAA es multidisciplinar, se estudia  el Sol,  los planetas del Sistema Solar y ahora se accede a otras estrellas extrasolares que, con los Cármenes del Calar Alto (instrumentos ultramodernos de observación) han encontrado planetas parecidos a la Tierra. El tema sería cómo llegar hasta ellos. Todavía no existe tecnología que viaje a la velocidad de la luz.


Acabamos con el comunicado que la colectividad científica ha emitido, manifestando su profundo malestar ante la división con el nuevo gobierno del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. No le concede demasiada importancia a la circunstancia de que un astronauta sea su líder, sino a que haya presupuesto para revertir la fuga de talentos. “Si se aprueba la subida del 8 % como estaba previsto todo irá mucho mejor.” Retrato a la doctora Masegosa en el patio de su casa, el del IAA, que nos recoloca las prioridades, si aceptamos la premisa de que todos y todas somos polvo de estrellas.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/12/almeria/186055/josefa-masegosa-mujer-de-las-galaxias

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería