El Puerto Ciudad propiciará que la Rambla llegue a Las Almadrabillas

El proyecto prevé la creación de un Paseo de Baños y playa artificial en el Cable Francés

Aspecto en plano de las nuevas zonas liberadas.
Aspecto en plano de las nuevas zonas liberadas.

La  gran obra de la Almería del siglo XXI ya resopla como  una ballena blanca. No hay ningún otro proyecto que se  iguale al del Puerto Ciudad en la capital por su envergadura y ambición y por la capacidad de generar ilusión. Aunque, sobre el papel, solo se hayan dado sutiles pasos, sin actuaciones y financiación definida, ya se han formulado sus líneas maestras, sus ‘ideas fuerza’, a través del estudio de alternativas formulado por el equipo redactor Junquera-MC Valnera.


Se trata de un proyecto transformador desde la playa de las Olas hasta el Zapillo, aprovechando la unión del puerto con la trama urbana.  Una de las propuestas más inmediatas para acometer de este Master Plan es la idea de prolongar la cubrición de la Rambla hasta el Muelle de Levante. La alternativa para este espacio liberado tras soterrar el tráfico rodado sería  un centro multifuncional, una estación de cruceros y un centro de ocio.


Este futuro espacio, según los redactores del proyecto, estaría presidido también por el futuro uso del Cable Inglés y por la necesidad de dotar a la zona de nuevos aparcamientos. 


También se contemplan actuaciones en Las Almadrabillas, como último eslabón del frente marítimo del centro urbano y que conecta con el desarrollo de los nuevos crecimientos, junto a elementos representativos como el Cable Inglés en proceso de rehabilitación o el Cable Francés a los que se suma la presencia del Club de Mar o el Parque de Las Almadrabillas. Se están estudiando alternativa para darle contenido a los espacios de los cargaderos. 


“El Cable Francés hay que considerarlo más por su valor de referencia histórica que por sus valores arquitectónicos”, señalan. El estudio contempla la posibilidad de convertirlo en un paseo de baños con una playa artificial.


El Club de Mar -contempla el informe- crea una barrera difícilmente sostenible frente a toda esta operación puerto ciudad, que sería el único lugar en donde la ciudad no tocaría el agua. Los muros de su actual varadero y sus instalaciones privadas lo impiden. A corto plazo se podrían hacer intervenciones puntuales como el traslado del varadero, reconvirtiendo su espacio para uso ciudadano, regularizar el paseo interior y abrir al público el muelle del Puerto Deportivo.  A largo plazo debería reordenarse el conjunto manejando dos supuestos: manteniendo el Club de Mar o no. Según el equipo redactor, “el resto del espacio hasta el Zapillo reclama una reflexión sobre el carácter de zona de baños urbanos”.


La zona de bares y tiendas del pesquero tendrá 76.000 metros

La dársena pesquera es otro de los aspectos claves que plantea la síntesis del documento presentado dentro del Máster Plan del Puerto-Ciudad. Para este espacio se reclama una rehabilitación global, disponiendo de la ocasión de crear una concesión unitaria tierra-agua que la convierta en un hito singular de la ciudad.


Las alternativas pasan por una dotación de alta calidad arropada por un complejo terciario, lúdico comercial, ocio, deportivo y hotelero, considerándose un espacio de grandes posibilidades y atracción para los inversores, que completaría otros espacios como el Muelle de Levante y el eje del Parque Nicolás Salmerón. 


El informe advierte también de la oportunidad que el desarrollo del proyecto Puerto-Ciudad puede suponer para acabar con la marginalidad y desconexión del barrio de Pescadería-La Chanca.


Consolidado el Puerto exterior y sus conexiones con la A7 y con la ciudad, se liberaría la franja que hoy separa el casco histórico de la zona portuaria. Se trataría de un espacio de oportunidad para diseñar el ensanche marítimo que acompaña el Parque Nicolás Salmerón, convertido en eje vertebrador de la nueva fachada de Almería “tocando el agua”. Este ensanche marítimo vendría a ofrecer múltiples modelos funcionales que, en el documento de síntesis y para estos nuevos espacios urbanos, plantea como alternativas elegibles más jardines y parques, dotaciones culturales y áreas deportivas, compatibilizándolas con la actual actividad pesquera de bajura.


Esta nueva concesión de complejo náutico, recreativo, comercial, de ocio y hotelero con aparcamiento tendría una superficie global de 76.000 metros, una zona pesquera de 43.000 metros y una zona auxiliar para pesca, mantenimiento y carenaje de 25.000 metros. El informe relata que el puerto pesquero posee una lámina de agua espléndidamente protegida para generar un uso mixto pesquero y recreativo, a través de una concesión unitaria tierra-agua y con un nuevo varadero para las reparaciones invernales de grandes yates y pesqueros profesionales.


Central Park almeriense Se abre, por tanto, la posibilidad de generar un espacio público de continuidad con el parque Nicolás Salmerón.


En cuanto al frente marítimo del Casco Histórico, en la zona de Fuente de los Peces de Perceval, su desarrollo depende de la decisión del Puerto y su previsión de traslado de la Estación Marítima al Muelle de Pechina, facilitando la creación de un nuevo ensanche marítimo, creando un nuevo barrio, convirtiendo el Nicolás Salmerón en un “Central Park” almeriense o Jardín Botánico y volver, después de más de un siglo a tocar el cantil del agua.


 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería