(3-0): El Almería se acerca a su realidad con un gran Corpas

Triplete del jiennense para dar aire a equipo y entrenador

¡Tuvo que ser Corpas!. Impresionante partido del extremo para salvar a la UD Almería de una crisis que estaba invadiendo al vestuario. Esta vez había que ganar por encima de todo, salvar los muebles y dar carpetazo a una racha que amenazaba al entrenador José Gomes. Fue precisamente el portugués quien le pidió al grupo que jugara con valentía y no con la clasificación, que liberara todo su fútbol sin nerviosismo. Hizo una apuesta arriesgada con un centro del campo inexperto en situaciones delicadas, pero a su vez cargado de dinamita. Desde la sala de máquinas Samú Costa, Manu Morlanes y Joao Carvalho volvieron locos a los contrarios. Por primera vez desde Lugo el Almería se lo pasaba bien en el campo.


La estrella
Brilló por encima del resto José Corpas. El jiennense leyó perfectamente las necesidades del juego y gracias a un eléctrico Manu Morlanes abrió la cuenta. Se acercaba el descanso, el Fuenlabrada contando los minutos para aguantar el marcador, y el extremo buscó la espalda de la defensa para plantarse solo ante Pol y marcar. 

Pero no fue un 1-0 como cualquier otro. Era la dosis de autoestima necesaria para un grupo que no veía la luz en un túnel donde cada vez el miedo apretaba y pisaba los talones. Arriba Sadiq peleaba con los centrales, Samú se hacía con la medular y Makaridze apenas trabajó. Casi todo perfecto. A la vuelta de vestuarios se desató el ciclón. El Fuenlabrada no encontraba el camino del gol y se crecían los rojiblancos hasta tal punto de terminar goleando. Nada de ansiedad ni nervios; todos con las líneas, trabajando en defensa para sorprender en los contragolpes. Así llegó el segundo. Centro de Akieme desde la izquierda, Sadiq hace su trabajo dejando pasar la pelota y Corpas remata abajo para sentenciar. 


Pero quería más un Almería lanzado. Otra transición acabó en pase de Corpas y penalti claro a Sadiq que el jiennense transforma para su triplete particular. Fiesta total desde la grada, con sus compañeros festejando un triplete que también salva el puesto de su entrenador. Una derrota, o incluso un empate, hubiera desencadenado una tormenta en el entorno del club rojiblanco.


Sin lanzar las campanas del ascenso, ni temer por el descenso, el Almería ha dado un primer paso hacia lo que es su realidad. Desaparecieron los nervios y la ansiedad que neutralizaban el caudal de fútbol. Colectivamente se mantuvo el orden, tan importante en la categoría, y las transiciones generaron más peligro.



Despegue
Tras una caída libre que duró cuatro jornadas, el Almería abandona la zona de descenso con un partido muy completo, desactivando completamente a un Fuenlabrada que llegaba invicto al Mediterráneo. José Corpas se lleva todo el reconocimiento por su triplete, pero todos los compañeros dieron un paso al frente en el momento más complicado. La fiesta y la alegría que debe suponer defender la camiseta rojiblanca aparecieron en el momento apropiado. El miedo dejó paso a la diversión y la plantilla despertará viéndose fuera del descenso. Se colocó la primera piedra de un nuevo equipo, aquel que salga a un campo dispuesto a pasárselo bien. El Almería respira y también lo hace José Gomes.

 

Temas relacionados
Fútbol Segunda División

para ti

en destaque