JJ Fuentes: profeta en su tierra

El cantante roquetero presenta en El Parador su último disco

JJ Fuentes muestra una bandera de Roquetas tras su actuación en El Parador.
JJ Fuentes muestra una bandera de Roquetas tras su actuación en El Parador. Eva Zeta

Desde Los Puntos en los años setenta, Almería no ha llegado a tener una referencia que se mueva a nivel nacional en cuanto al mundo del pop y el rock se refiere. Por lo pronto, parece que ese medio siglo de sequía puede llegar a su fin con un artista roquetero: JJ Fuentes.


Quienes conocemos al protagonista de nuestra crónica desde hace años, sabemos de su crecimiento y de su maduración en barrica de roble hasta que ha empezado a ser un artista con denominación de origen reconocido más allá de nuestra provincia


Orgulloso de Roquetas y de Almería, Fuentes va paseando sus canciones por escenarios de toda España lejos de modas y con la premisa de cada vez superarse a sí mismo. Eso le ha llevado a ser lo que es hoy, la referencia del rock almeriense. Podríamos decir, sin titubeos, que igual que Granada tiene a José Ignacio Lapido (Fuentes, intenta no sonreír cuando leas esto) o Murcia tiene a los M-Clan como referencias rockeras, en unos años podríamos tener a JJ Fuentes como la gran referencia de la provincia. Pero antes de eso, tiene que seguir trabajando a pulso y luchando por su hueco en el panorama nacional.



El pasado viernes 20 de mayo presentó 'Corazón de Fuego y Miel' en el Teatro de la Escuela de Música de El Parador de Roquetas ante más de dos centenares de personas que le aplaudieron y vitorearon al entrar como a un alcalde recién elegido por el pueblo. Sonaron las primeras canciones como descargas eléctricas rockeras con unas melodías vocales bien trabajadas y cuidadas y con la pegada en las guitarras del propio cantautor y de Ángel Peñalver en 'Cerca del Paraíso' y 'El mundo parece una canción de Lapido'. La contundencia de 'Tu miedo' entre un sonido country/rock y retazos punk hizo que se escucharan las primeras palmas.


Sin embargo, el primer momento realmente destacado de la noche llegó cuando Fuentes entonó los primeros versos de 'Miss Almería' y se empezó a ver a un público que tímidamente coreaba una canción que suscita mucho interés por la secreta identidad de su protagonista y con la que el roquetero aprovecha para sacar su lado más gamberro en las redes sociales al contestar a la ya clásica pregunta “¿Quién es Miss Almería?".



Tras un set acústico con especial destaque de los coros de Juan Antonio Hernández y los instrumentos americanos de Peñalver en 'Que el olvido se apiade de ti' y 'En la acequia' volvió el guiño al pop español más clásico con 'Si quieres que nos conozcamos mejor' y 'A los pies de la Alhambra' donde Fuentes se atreve hasta a rapear. 


Y desde aquí hasta el final, fuego y rock de alto standing. 'El Perro del Hortelano', '¿De verdad te casarás con él?' y 'Cuestión de Honor' hacían que la Rickenbacker de Fuentes rugiera para acabar de levantar al público de sus asientos, mientras la base rítmica de Álex Martínez (Bajo) y Jose Trujillo (Batería) daba sostén a los certeros solos de Peñalver. Y así, llegó el final con su ya clásica 'Orgánico'.



El final... Hasta que el público, entregado totalmente, acabó pidiendo otra. Fuentes, al igual que en su presentación en el Teatro Apolo, salió con su guitarra distorsionada para una increíble y desgarradora versión de 'Madre, anoche en las trincheras'. Dio paso a Peñalver y Hernández para una de las grandes sorpresas de la noche al recuperar su clásica 'Hija de la Alpujarra' (canción con la que yo mismo le conocí). Como colofón, Fuentes sacó la bandera de su amada Roquetas de Mar y se desató la tormenta eléctrica final con 'Ave Fénix' y un público totalmente entregado a un Fuentes que en todo momento sabía las cartas que tenía que jugar. Acabó poniendo alto el pabellón y sabiendo que la gente se quedó con ganas de más.


Después del concierto, compartiendo una cerveza con él, ya estaba pensando en mejorar muchísimas cosas que ni los que somos músicos percibimos. Otros dirían que fue un gran 'bolo', pero el amigo JJ Fuentes se sentía insatisfecho. Y, por eso mismo, es por lo que algunos creemos firmemente en él. Y sabemos que ese es el camino de los grandes.


Una gran noche donde ocurrieron cosas que no se suelen ver. Incluso, llegamos a ver a JJ sonreír sobre el escenario. Fue tan fugaz que no nos dio tiempo a pedir un deseo... Aún así, creo que todos los que sabemos de su esfuerzo y lucha deseamos que llegue a donde debe llegar por calidad y tesón.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/5/vivir/238503/jj-fuentes-profeta-en-su-tierra

 

Temas relacionados
Música Conciertos Roquetas de Mar Cultura

para ti

en destaque