Canjáyar celebra el Día de Andalucía con alegrías, fandangos y soleares

Recital y conferencia flamenca con motivo del 28F

El inminente Día de Andalucía empieza a celebrarse ya en distintos puntos de la provincia y uno de los que ya lo ha hecho es Canjáyar: allí, el martes, Norberto Torres, Emilio Fernández y Gerardo Parra acudieron a la peña flamenca 'El Ciego de la Playa' para compartir con escolares de secundaria la conferencia-recital "Recorrido por la geografía andaluza del flamenco".


"Una grata experiencia como siempre, transmitir a unos 160 jóvenes andaluces y andaluzas, muy atentos y en respetuoso silencio, una pincelada cultural y musical sobre los dos grandes repertorios del flamenco, el de Andalucía Occidental (recorrido por tonás, soleares, tientos y tangos, alegrías, con el compás como eje vertebrador) y el de Andalucía Oriental (recorrido por malagueña, fandango de Graná, toque por granaína, tarantos de Almería, con el fandango serrano melismático y sus variantes locales como tronco), para volver a la otra punta, con otro tipo de fandangos, los de Huelva, y terminar el recorrido en Jerez por fiesta", explica el propio Norberto Torres.


Tal y como recuerda el propio flamencólogo,  Canjáyar fue camino de arrieros con mejor o peor suerte en busca de caudal, el de las minas del Levante almeriense, Linares y La Unión. Allí el fandango, como en los cercanos pueblos de Padules, Fondón y Laujar, suele llamarse "parral", una bonita evocación a la antaña actividad agrícola de la zona, con la uva "Ohanes", que tantos jornales prodigó a los campesinos y campesinas, arrieros, muleros, intermediarios, transportistas, capitales extranjeros, con el sueño no realizado en su momento de construir un camino de hierro para transportar en tren los barriles de uva al puerto de Almería.


"Todo este trasiego económico y su memoria están hoy muy bien documentados en otro bonito pueblo blanco cercano del medio Andarax, Terque, con su museo de la Uva de Barco", recuerda, a la vez que reconoce que es "una gran satisfacción haber recordado detalles de esta micro-historia, allí en Canjáyar, con coplas y falsetas de tarantos, aquellos arrieros y jornaleros que llevaron el fandango parralero a la costa mediterránea y a las minas de Linares".



 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería