¿Podremos ir los almerienses a bares y tiendas el lunes? La Junta lo pide...

El Gobierno andaluz insiste en que la desescalada avance en Almería

Almería, en los primeros días del estado de alarma.
Almería, en los primeros días del estado de alarma. Juan Antonio Barrios

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, pidieron ayer que las provincias de Almería y Huelva adelanten su plan de desescalada por la pandemia del coronavirus y se sitúen directamente en la fase 1, es decir, aquella que permite abrir con limitaciones establecimientos comerciales, bares y restaurantes.


Moreno y Bendodo han recordado que ambas zonas andaluzas son las que tienen menos incidencia por cada 100.000 habitantes.


Lo que piden ambos dirigentes autonómicos es que el Gobierno aplique en Almería lo mismo que ha hecho en algunas islas de los archipiélagos canario y balear, es decir, que les permite pasar directamente de la fase de preparación de la descalada a la fase en la que, por ejemplo, se puede abrir un tercio del aforo de las terrazas de hostelería.


La propuesta de la Junta, que viene defendiendo públicamente desde hace unas dos semanas, encontró ayer el apoyo más o menos claro de instituciones como la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Almería.




Los empresarios, a través de Asempal, no entraron de lleno en la cuestión y los sindicatos UGT y CCOO pidieron extremar las medidas de prevención porque hay “miedo a una relajación”.


En una entrevista en Onda Cero ayer por la mañana, el presidente de la Junta consideró que tanto en Almería como en Huelva se podría llevar a cabo una “experiencia piloto” para pasar directamente de una fase a otra. En este caso, la oposición llegó desde la Diputación Provincial de Huelva y tres ayuntamientos onubenses, los tres de signo socialista, sin ningún contagio de coronavirus. “No queremos experimentos”, proclamaron sus regidores.


Sin atender esa posición de instituciones de Huelva, el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, incidió en el argumentario oficial de la Junta de Andalucía.


Así las cosas, desde el Gobierno de la comunidad han solicitado al Gobierno central que las provincias de Huelva y Almería, teniendo en cuenta “su mejor evolución” ante la pandemia del coronavirus, se incorporen a la fase 1 de desescalada desde este lunes 4 de mayo y no a la fase 0 como el resto de provincias andaluzas, informa la agencia Europa Press.


Bendodo ha indicado que Andalucía va a acatar el plan de desconfinamiento decidido por el Gobierno, aunque “no es un plan claro” y desde la Junta “se hubiera hecho de otra manera”.


El consejero de Presidencia ha indicado que cada semana se irá viendo cómo evoluciona la pandemia en Andalucía y, según sea esta, la Junta irá pidiendo que “Andalucía esté por delante en la desescalada”. En este sentido, ha detallado que existen comarcas que también podrían incorporarse a una fase más avanzada del desconfinamiento, un asunto que están estudiando desde el Gobierno andaluz con la idea de llevar una propuesta al Gobierno central en la siguiente fase.


“Ahora nos guiamos por la unidad de medida de la provincia como ha propuesto el Gobierno central, pero estamos analizando la evolución de la pandemia en municipios de una misma comarca, en muchas con cero casos de Covid-19”, dijo de manera textual Elías Bendodo.


El portavoz del Gobierno andaluz también ha reprochado al Ejecutivo central que “en este momento no se conocen los marcadores del plan de desconfinamiento” anunciado el martes, en el sentido de cuántos casos positivos puede haber para pasar de fase o cuántas UCI hay que tener preparadas en cada caso.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos UGT Restaurantes Sindicatos CCOO Bares Andalucía Diputación de Almería Tiendas

para ti

en destaque