Las historias detrás de un trasplante

20 personas participan en la ‘Escuela de Pacientes Renales’ del Hospital de Poniente

Trucos, sentimientos y experiencias son algunas de las facetas más compartidas en el taller.
Trucos, sentimientos y experiencias son algunas de las facetas más compartidas en el taller. La Voz

Tras el buen éxito de la ‘Escuela de Pacientes de Cáncer de Mama’, o la de ‘Asma infantil’, el Hospital de Poniente acoge la ‘Escuela de Pacientes Renales’, que esta semana ha realizado su segunda sesión.


Al igual que el resto de escuelas de este tipo, la de pacientes renales surge de la necesidad de ayudar a quienes padecen esta enfermedad durante su proceso. Y es que, tanto los profesionales como los ponentes (que ejercen como profesores), reconocen que lo que más ayuda a estos usuarios es conocer las experiencias de otras personas que han vivido y viven la misma situación cada día.


Las enfermedades renales crónicas pueden desarrollarse atendiendo a diversos factores como el genético, en cuyo caso no puede evitarse; unos malos hábitos de vida sostenidos a lo largo del tiempo, muy frecuentes y sobre los que los profesionales inciden constantemente; o derivado de otros problemas de salud, como por ejemplo la diabetes. En cualquier caso, sea cual sea su origen, la peor etapa de esta enfermedad llega con el ingreso en diálisis y la necesidad de trasplantar un riñón.


Y precisamente para acompañar a quienes se encuentran en este proceso surge la ‘Escuela de Pacientes’, que a través de testimonios como el de Carmina García transmite a los pacientes que “es posible estar trasplantado y vivir sano con una vida normal”, dice Carmina.



Protagonistas

En su caso, Carmina cuenta que “yo asimilé muy mal la enfermedad, no la aceptaba” e incluso relata que “una vez comenzada la diálisis la abandoné casi dos meses y medio”. Y es que, como ella misma señala, “se trata de una enfermedad muy desconocida. Yo no sabía nada del riñón y cuando me hablaban del trasplante yo sólo pensaba que iba a morir”. Sin embargo, explica que con el tiempo pudo aceptar “que esto es lo que me ha tocado y que lo único que podía hacer era operarme y salir adelante”. De manera que “por lo extremadamente mal que lo pasé y porque sé lo que se siente, he decidido participar en la Escuela de Pacientes y que esas personas vean que estoy sana, que tengo una hija pequeña y que hago una vida completamente normal”.


En cambio, en un lado completamente opuesto sobre formas de llevar la enfermedad, se encuentra Miguel Ángel García, a quien diagnosticaron con 19 años, nada más entrar en la facultad de medicina. Hoy en día es especialista en Nefrología en el Hospital de Poniente. 


Miguel Ángel explica que “al principio pasé un mal año pero luego decidí que la enfermedad no podía arrebatarme más de lo necesario”, de manera que siendo usuario de diálisis peritoneal “seguí haciendo cosas que siempre había hecho, como alpinismo, y subí al Kilimanjaro antes del trasplante”. 


Así, estos son sólo algunos de los testimonios que se comparten en la ‘Escuela de Pacientes Renales’, en la que en su primera edición participan una veintena de personas, y su objetivo no es otro que el de visibilizar una enfermedad socialmente poco conocida, pero que está muy presente. Y especialmente, inciden sus protagonistas, se trata de demostrar que, pese a las complicaciones, es posible superarla y seguir llevando una vida plena.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/3/provincia/182052/las-historias-detras-de-un-trasplante

 

Temas relacionados
Cáncer Listas de espera Profesores Cáncer de mama Hospital Poniente Salud

para ti

en destaque