Amazon llega a Almería con un centro logístico en La Juaida

Al poco de iniciar su actividad, Amazon cuenta ya en Almería con una flota de unos 70 vehículos

Setenta empleados (al menos) reparten paquetes de Amazon y trabajan para la empresa.
Setenta empleados (al menos) reparten paquetes de Amazon y trabajan para la empresa. La Voz

El gigante del comercio electrónico Amazon ha cambiado sustancialmente su estrategia en Almería: si hasta ahora la compañía dirigida por Jeff Bezos entregaba su paquetería en la ciudad contando para ello con los servicios de empresas de mensajería como MRW o incluso Correos, ahora el reparto ha pasado a estar directamente en manos de Amazon.


Desde hace unos meses, Amazon cuenta con instalaciones en Viator (en concreto, en el  Polígono Industrial de La Juaida) desde la que se coordina el reparto de productos para Almería capital y la zona metropolitana, tal y como confirman a LA VOZ fuentes cercanas al nuevo día a día de la compañía en la ciudad de Almería y los propios repartidores.


El desembarco de Amazon en La Juaida cuenta con unas cifras que dan una idea del volumen de entregas al que hace frente la compañía: en el momento de escribir estas líneas, el centro logístico de Viator cuenta con una flota de cerca de 60 furgonetas, a las que habría que sumar otros 10 vehículos de alquiler.


En cuanto a los puestos de empleo generados con esta operación, la cifra superaría los 70 trabajadores.


De hecho, hace unos meses, a través del portal Jobandtalent, la compañía habría buscado repartidores ofreciendo un salario de 1.363 euros brutos mensuales a cambio de una jornada completa “hasta fin de ruta”. Para los candidatos, el anuncio pedía 6 meses de experiencia en reparto de paquetería y un mínimo de 2 años de carnet de conducir.

La empresa

Uno de los aspectos más llamativos de este movimiento logístico de Amazon es que la compañía niega haberse instalado, información confirmada por este diario.


Según el gabinete de comunicación de Amazon en España, la compañía colabora “con empresas locales” para el reparto de sus paquetes. Sin embargo, tanto los propios repartidores como otras fuentes del sector confirman que ahora, en Almería, los repartos los gestiona la propia Amazon.


El secretismo llega a tal punto que los almerienses no verán furgonetas con el logotipo de Amazon ni uniforme para sus repartidores. Ni tan siquiera la nave, situada en las cercanías de la calle Sierra de la Contraviesa, cuenta con el clásico letrero que anuncia la empresa que se encuentra en su interior.


Según los propios trabajadores, uno de los motivos de tanto secretismo no es otro que la seguridad. “No sabemos lo que llevamos en la furgoneta; puede ser papel higiénico o pantallas de 1.000 euros”, confiesan. Así, Amazon parece preferir pasar de puntillas en su trabajo de reparto en la capital, queriendo evitar riesgos para sus empleados, sus instalaciones y, cómo no, los productos adquiridos por sus compradores.


No obstante, esta nueva estrategia empresarial de Amazon en Almería no afecta a todos los puntos de la provincia. Se trata, simplemente, de un centro logístico para hacerse cargo del reparto para la capital y el área de Huércal de Almería, Viator  y otros puntos de la zona metropolitana de Almería.


En el resto de la provincia, los productos de Amazon continúan llegando a sus compradores a través de los sistemas que, de hecho, la compañía continúa utilizando en otras capitales, como Murcia: Correos, MRW, Nacex y otras empresas de reparto y mensajería llevan las compras electrónicas de los almerienses hasta sus hogares, contratados por Amazon.


La llegada a Almería abre “una guerra comercial”

Los efectos de la llegada de Amazon a Almería no han tardado en hacerse notar en la capital, especialmente en los servicios que, hasta ahora, se hacían cargo del reparto de los paquetes distribuídos por Amazon.


Desde Correos, fuentes que también confirman la llegada del gigante del comercio electrónico a La Juaida con un centro logístico explican que este movimiento “abre una guerra comercial” entre Amazon y las empresas que solían trabajar en la entrega de paquetes para la compañía. De esta forma, contar con una flota propia de vehículos y cerca de un centenar de trabajadores inicia un período en el que los encargados de la logística de Amazon podrán renegociar precios y plazos en determinados puntos del año.


Cabe recordar que, año tras año, el comercio electrónico (con Amazon a la cabeza) colapsa oficinas de Correos y otras empresa de mensajería en épocas del año de especial intensidad comercial, como puede ser la ya temida Navidad en el mundo del reparto.


De hecho, estas empresas solían reforzarse para cumplir con sus compromisos en estas épocas (llegando a desatender, tal y como denunciaban trabajadores de Correos, otros servicios en ciertas épocas del año).


Ahora, podría abrirse una guerra de precios entre Amazon y las empresas de paquetería en estos refuerzos puntuales que, quizás, necesiten en períodos de alta actividad: se abre un tira y afloja en el que Amazon podría intentar negociar precios a la baja.


Lo que también confirman estas otras empresas dedicadas a la mensajería es que el descenso de trabajo se ha notado tras la llegada, en el mes de julio, de Amazon con un centro logístico. De hecho, no solo afecta a la capital, sino que puntos como Roquetas de Mar también cuentan con una menor actividad tras este movimiento logístico de Amazon.


En la capital, directamente, los pedidos de Amazon han desaparecido en su práctica totalidad, con una excepción: los productos vendidos a través de la plataforma por particulares, que continúan recurriendo a las empresas que deseen.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería