Ana Julia Quezada comparece el lunes de nuevo ante el juez

El magistrado Rafael Soriano transforma las diligencias en Ley del Jurado y cita a las partes

Ana Julia Quezada comparece el lunes de nuevo ante el juez
  • Ana Julia Quezada en la finca de Rodalquilar
  • Javier Pajarón
  • 12.09.2018

Ana Julia Quezada comparecerá el próximo lunes en el Juzgado de Instrucción número Cinco de Almería por cuarta vez desde su detención por el presunto asesinato del pequeño Gabriel Cruz Ramírez. El magistrado Rafael Soriano quema etapas para sentar a Quezada en el banquillo de los acusados y acuerda la transformación de las diligencias previas en un procedimiento de la Ley del Jurado.


El trámite reunirá el próximo 17 de septiembre en la Ciudad de la Justicia a los representantes de la defensa, la acusación particular, la acusación popular y el Ministerio Fiscal, además de la propia acusada. Ángel Cruz y Patricia Ramírez, padres del pequeño Gabriel, pueden acudir a la comparecencia del lunes, aunque no están obligados legalmente. A priori, su presencia en los juzgados parece poco probable.  La familia ha evitado mencionar a Ana Julia Quezada directamente durante sus intervenciones en los últimos meses y la posibilidad de un cruce entre los implicados en la sala supondría un giro radical.

La transformación de las diligencias previas supone un punto de inflexión y marca la recta final de la instrucción del asunto.  Durante el trámite las partes concretarán las imputaciones contra la ex pareja de Ángel Cruz y podrán solicitar al juez la realización de nuevas pruebas para atar cabos sueltos o atender aspectos que, de algún modo, pudieran estar desatendidos durante la investigación.


En cualquier caso, se trata de un paso previo al cierre de la instrucción judicial, donde todavía queda pendiente el levantamiento del secreto sobre 17 folios del sumario referidos a seguimientos en los días posteriores a la desaparición del niño de ocho años en la pedanía almeriense de Las Hortichuelas (Comarca de Níjar).


Las partes personadas conocen el contenido de tres tomos con unas 1.500 páginas de informes, declaraciones, fotografías y trascripciones de conversaciones telefónicas elaborados desde la tarde del 27 de febrero hasta mediados del mes de junio de 2018.


Ana Julia Quezada se ha sentado ante el juez instructor tres veces desde su detención el 11 de marzo en el acceso a su bloque de viviendas en La Puebla de Vícar, momento en el que la Policía Judicial de la Guardia Civil halló el cadáver del pequeño en el maletero de su vehículo. Las iniciales dos comparecencias se realizaron tres y cuatro días después de su arresto como presunta secuestradora y asesina de Gabriel Cruz Ramírez.


En la primera se sometió a las preguntas del juez instructor y confesó haber asfixiado al niño de forma accidental en la finca familiar en Rodalquilar la misma tarde de la desaparición (según el relato, colocó sus manos sobre la boca y la nariz del menor). Un día después, regresó a la Ciudad de la Justicia de Almería para escuchar las grabaciones realizadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil durante la investigación.


Finalmente, la tercera presencia en el juzgado se produjo el pasado mes de junio. El magistrado Rafael Soriano la citó para tomarle declaración, pero la acusada declinó responder a las preguntas hasta no conocer el contenido detallado del sumario, entonces bajo secreto. Según fuentes jurídicas, Ana Julia Quezada de 44 años de edad únicamente confirmó la autoría de las cartas escritas desde la cárcel de El Acebuche, donde permanece custodiada desde el mes de marzo en prisión provisional por presuntos delitos contra la integridad moral, detención ilegal y asesinato.

Cadena perpetua
En una de las misivas, interceptada por el juzgado, pedía perdón a Ángel Cruz y reconocía tácitamente la autoría del crimen, según la interpretación realizada por las acusaciones. El cierre de la instrucción dará paso a la calificación de los delitos. Las partes deberán pedir las penas de prisión y las indemnizaciones que consideren oportunas, según los tipos penales aplicados en el caso.


Se suscitará entonces el debate sobre la petición o no de la prisión permanente revisable. La acusación particular se ha mostrado reacia a solicitar la cadena perpetua para Ana Julia Quezada y, de hecho, se ha desvinculado de las campañas sostenidas por las familias de otras víctimas como Marta del Castillo o Mariluz Cortés.


Sin embargo, frente al criterio de los padres, la acusación popular representada por la asociación Clara Campoamor ya ha manifestado su voluntad de solicitar la prisión permanente para la hispanodominicana. La entidad, no obstante, está a la espera de la resolución del recurso sobre su personación en el caso que debe resolver la Audiencia Provincial de Almería.

NOTICIAS RELACIONADAS

newsletter


  • BOLETÍN
    DE NOTICIAS
    Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada RECIBIR
    • BOLETÍN
      DE NOTICIAS
    • Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

    • RECIBIR