Níjar

La mayor mezquita musulmana de Almería ya está en construcción en San Isidro

Tendrá un bajo de 1.000 metros para rezos y una entreplanta de 500 para actividades culturales

Jalid Beckkach habla a pie de obra con Khalifa Touré, corresponsal de ADI tv en Almería, este martes.
Jalid Beckkach habla a pie de obra con Khalifa Touré, corresponsal de ADI tv en Almería, este martes. M.C.

La Comunidad Islámica de San Isidro (Níjar) ha comenzado la construcción de la mayor mezquita de la provincia en el paraje de Las Almenas de esta localidad. El centro de oración se creará en un solar de más de 8.400 metros cuadrados, aunque la superficie edificada será de unos 1.000. 


La mezquita contará con una sala de rezos que ocupará toda la planta baja, una entreplanta de 500 metros cuadrados para actividades lúdicas, educativas y culturales, y un minarete de 18 metros de altura, según ha informado a LA VOZ la directiva de la Comunidad Islámica, con la que ha visitado las obras, que comenzaron el pasado 29 de julio.


El presidente de la Comunidad Islámica, Jalid Elkaliale Bekkach, propietario de una carnicería en la barriada nijareña, destaca que todos los fondos recaudados hasta ahora han sido aportados por alrededor de un millar de miembros de la comunidad musulmana en la comarca de Níjar, y que no ha contado, de momento, con ninguna institución pública o privada ni ninguna administración. 



“Estamos muy agradecidos porque la mayoría de los donantes son personas que trabajan en la comarca, sobre todo en los invernaderos, que no disponen de muchos recursos y que han aportado desde cinco euros, aunque también hemos tenido algunas donaciones de hasta 2.000 o 3.000”, precisa. 


Más de un millón 



El presupuesto de ejecución de la obra en sí es de 611.380 euros, aunque la junta directiva de la Comunidad Islámica de San Isidro subraya que antes de que se haya puesto la primera piedra ya ha tenido que aportar alrededor de medio millón de euros para adquirir el terreno, proyectos, permisos y para la urbanización de la calle que dará acceso al centro, que financiará conjuntamente con una gran empresa de la agricultura asentada en las inmediaciones.


“Necesitamos una mezquita más grande porque la actual, situada en un local de alquiler de 400 metros cuadrados, se ha quedado muy pequeña y origina problemas, no solo de espacio, sino también con los vecinos”, dice Jalid, quien calcula que en la comarca pueden vivir “alrededor de 30.000 musulmanes", en su mayor parte magrebíes, pero también subsaharianos, sobre todo procedentes de Mali y, en menor medida, de Senegal o Gambia. 


El proyecto de actuación de interés público para construir la mezquita fue aprobado a principios de este año por el Ayuntamiento de Níjar, y ya contaba con el visto bueno de la Junta de Andalucía y la Diputación Provincial. El autor del proyecto y director de la obra es Miguel A. Almagro Mora, el director de su ejecución es Juan Jesús Segura y la construcción ha sido encomendada a Manuel Martínez Lacasa. 


Tramitación

Aunque la Comunidad Islámica de San Isidro inició las gestiones en 2017, no ha sido hasta este año cuando por fin ha conseguido la aprobación de la licencia municipal. Si bien los promotores de la mezquita creen que ha sido demasiado tiempo para conseguir el beneplácito de la Administración, también consideran que lo más importante ahora es pensar que las obras ya están en marcha y que, si todo transcurre con normalidad, podrían estar finalizadas para finales de 2022 o principios de 2023.


Para ello será fundamental que las donaciones sigan en la misma línea que hasta ahora. Las aportaciones pueden realizarse a través de dos cuentas de la Comunidad Islámica de San Isidro que pueden consultarse en las redes sociales de la organización.


Interesados en contactar con Turki Al-Sheikh

Aunque la Comunidad Islámica no se queja de las aportaciones recibidas hasta ahora, todavía necesita más de la mitad del dinero que costará el edificio, es decir que aún deberá recaudar más de 300.000 euros.


“Pedimos la colaboración de todo el mundo, no solo del campo de Níjar, sino de todo aquel que quiera contribuir a la construcción de la mezquita”, dice Jalid Bekkach. Otro miembro de la directiva, Mokhtar Binaouvija, se anima a pedir la ayuda de Turki Al-Sheikh, presidente de la UD Almería, quien ha hecho generosas donaciones a la capital. “Estamos muy interesados en contactar con él”, dice.


A pie de obra, junto a los otros seis miembros de su directiva, todos ellos marroquíes, Jalid Bekkach se muestra muy orgulloso del trabajo realizado, por el que ninguno ha percibido un solo euro: “Nuestra religión exige que cada persona debe dejar algo bueno antes de morir y esto es lo que nosotros dejaremos”, dice.

 

Temas relacionados
Inmigración Religión Níjar Junta de Andalucía Diputación de Almería Obras

para ti

en destaque