Bédar

Bédar, un paraíso para los geólogos

Universitarios franceses pasan unos días en el municipio estudiando los minerales de la zona

Estudiantes y profesores en la Plaza de la Constitución de Bédar.
Estudiantes y profesores en la Plaza de la Constitución de Bédar. La Voz

Cada año, cuando llega la primavera, y ya van cinco consecutivos, un grupo de estudiantes de Geología de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad de Lorena, ubicada en la ciudad francesa de Nancy, llegan a Bédar para estudiar los minerales que abundan en las sierras de la localidad y la comarca. Además de poder adentrarse en sus minas, un patrimonio que recuerda el rico pasado minero bedarense y que el Ayuntamiento quiere convertir, a medio plazo, en un atractivo turístico que vuelva a generar riqueza como antaño. 


Trabajo de campo
La pasada semana llegaron a Bédar 26 estudiantes acompañados por los profesores Christian Hibsch, Cédric Carpentier, Albert Galy y Aurélien Eglinger, conocedores del terreno. Los alumnos realizan durante su estancia en el Levante una escuela de campo, que surge del acuerdo con el Ayuntamiento de Bédar y la Asociación Bédar Sostenible, desde que una de las alumnas de Hibsch realizase su tesis en la zona y conocieran riqueza mineral del entorno.


El objetivo del Consistorio, además de dar a conocer su patrimonio a los estudiantes y favorecer el turismo en temporada baja (todos los alojamientos de la localidad se ocupan durante estos días) es aprovechar las sinergias que se establecen a través de la relación con la Universidad de Nancy para “trabajar en la creación de un complejo turístico que tenga la puesta en valor de las minas, La Higuera y La Mulata principalmente, como gran atractivo”, explica José Ramón Muñoz, concejal de Turismo.


Los estudiantes están divididos en ocho grupos de trabajo repartidos por la geografía levantina:El Chive y El Marchal de Lubrín, Cortijo Grande, Polopos, El Pinar y otras zonas de Bédar. Sobre el terreno analizaran las fallas, los diferentes minerales y piedras. “Nos gusta mucho esta zona porque al llover poco, hay escasa vegetación y es más fácil para cualquier estudio geológico”, explica el investigador Hibsch.




El Ayuntamiento les cede las instalaciones donde pueden estudiar después del trabajo de campo, así como las facilidades para la conexión a internet, impresora, proyectores y demás material. Bédar Sostenible, por su parte, aporta material específico de espeleología, como cascos y linternas.


En verano, algunos de los estudiantes suelen regresar, atraídos por el paraíso geológico de Bédar, para realizar sus trabajos de fin de grado.



Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/3/provincia/148328/bedar-un-paraiso-para-los-geologos

 

Temas relacionados
Lubrín Internet Profesores Espeleología Asociaciones Cortijo Grande Bédar Tecnología Verano Minería

para ti

en destaque