El obispado necesita con urgencia 8 millones de euros para saldar deudas

La auditoría de Deloitte confirma que se deben casi 24 millones tan solo a los bancos

Reunión con Deloitte para presentar la auditoría en Aguadulce.
Reunión con Deloitte para presentar la auditoría en Aguadulce.

Desde febrero de este mismo año hasta hace unas horas. Ese es el período de tiempo que ha necesitado la prestigiosa Deloitte para desmenuzar los vaivenes económicos de la Diócesis de Almería entre enero de 2010 y diciembre de 2021. 


Esos doce años de cuentas se han resumido en un informe de más de 130 páginas que ha sido presentado en el día de hoy en Almería. Por una parte, en una reunión con el clero que ha tenido lugar esta misma mañana en la Casa de la Espiritualidad de Aguadulce y a la que han acudido más de 70 sacerdotes de toda la provincia y, por otro lado, en una reunión vespertina con el consejo de economía de la Diócesis de Almería.


En ambas reuniones, junto al equipo de Deloitte, se encontraban el expolítico catalán Xavier Pomés (colaborador con la Conferencia Episcopal) y el obispo de Bilbao, Joseba Segura, como miembro del Consejo de Economía de la Conferencia Episcopal. 



Tras esos dos encuentros, si bien no ha trascendido oficialmente el contenido del informe de Deloitte (que estará disponible mañana por la tarde, según los responsables de la Diócesis), el obispo de Almería, Antonio Gómez Cantero, ha hecho pública una carta en la que se desliza el único dato oficial por el momento: "Nuestra deuda, solo con las entidades financieras, es de 23,918 millones de euros", haciendo hincapié en que esa es tan solo la deuda con los bancos, siendo la cantidad total aún mayor.


"Aunque es considerable, diseñaremos un planteamiento serio para poder asumirla", plantea el prelado en su carta. "Juntos debemos dar los pasos necesarios para salir adelante. Para ello, buscaré la ayuda de un equipo de personas capacitadas, que designaré más adelante", anuncia Gómez Cantero.



Urgen 8 millones de euros

Si bien desde la Diócesis no se han dado más datos oficiales, LA VOZ ha tenido acceso a algunas de las cifras que se han compartido hoy por parte del equipo de la auditoría Deloitte. El más llamativo de todos es el de la deuda que más apremia: la Diócesis de Almería debe conseguir en el corto plazo 8 millones de euros, ya que es la cifra que tiene que saldar con entidades bancarias en un plazo de 5 años.



Para saldar esta deuda, Deloitte plantea una serie de recomendaciones, indicando posibles caminos a seguir. De esta forma, desde la consultora se indica que la Diócesis de Almería tiene "muchos más empleados de los que se necesitan", apuntan fuentes diocesanas.


Además de ello, se ha hecho una valoración de los inmuebles cuyo propietario directo es la Diócesis de Almería, tasando cuál podría ser su valor tanto en venta como en arrendamiento, siendo los más valiosos el seminario, la casa de espiritualidad de Aguadulce y la casa sacerdotal San Juan de Ávila. 


La gestión de Adolfo González Montes

En la reunión matinal con el clero, monseñor Joseba Segura defendió la labor episcopal de Adolfo González Montes más allá de lo económico, recordando que en 20 años de camino pastoral, fueron ordenados 50 sacerdotes. 


Por su parte, González Montes, obispo emérito de la Diócesis de Almería, no ha estado presente en ninguna de las dos reuniones, pero era conocedor del resultado de la auditoría, para la cual ha colaborado plenamente desde hace meses, tal y como indican fuentes cercanas a la investigación. 


De hecho, el obispo emérito estaba hoy lejos de Almería: ante la reciente operación del arzobispo de Granada, González Montes ha sido el encargado de presidir la celebración del Corpus Christi en Granada, tanto en la misa celebrada en la catedral granadina como la posterior procesión. Además, mañana estará presente en la beatificación de 27 dominicos (entre los cuales hay almerienses) en la catedral de Sevilla. 

 

Temas relacionados
Obispado de Almería

para ti

en destaque