El Levante se blinda para evitar la llegada de foráneos a segundas residencias

Dispositivo de control de la Guardia Civil y las policías locales de Vera, Garrucha y Mojácar

Control de tráfico de la Guardia Civil.
Control de tráfico de la Guardia Civil. La Voz

La Subdelegación del Gobierno dio la voz de alarma  la tarde del viernes a los alcaldes de Vera, Garrucha y Mojácar, sobre la posibilidad de que un gran número de persons podrían dirigirse desde otros puntos de España, sobre todo Madrid, a sus segundas residencias en estas localidades del Levante para pasar la Semana Santa.  Y se les advirtió de la importancia de  evitar un nuevo aluvión de llegadas justo en el peor momento de la crisis provocada por el coronavirus, en estado de alarma y con la orden de confinamiento en vigor.


De ahí a que la Subdelegación y los tres ayuntamientos pusieran en marcha el mismo viernes un dispositivo especial de vigilancia en las carreteras de acceso a los municipios para tratar de impedir a toda costa la entrada de estos ‘turistas’, en el que participan agentes de la Guardia Civil y de las respectivas policías locales,  tal y como han confirmado  fuentes municipales.


Las alcaldesas de Garrucha y Mojácar, María López y Rosa María Cano,  respectivamente, manifestaron a La Voz que tras la llamada el viernes del subdelegado del Gobierno, Manuel de la Fuente, hasta ayer por la tarde, los agentes municipales no habían detectado a ningún vehículo que intentara acceder a sus pueblos para pasar estos días en su segunda residencia, aunque ambas aseguraron que responsables y empleados de los supermercados y pequeños comercios de la zona sí les habían advertido de la presencia “de un gran numero de personas”  de fuera. 


Rosa María Cano apuntaba también que el Ayuntamiento y la Policía Local recibieron el viernes al menos una decena de llamadas de vecinos del municipio, que denunciaban la presencia de personas que acababan de llegar al pueblo,  supuestamente para pasar en él sus vacaciones. “Mucha gente sigue sin entender la gravedad de la situación del país y que esto no son unas vacaciones, y por lo tanto no pueden venir a pasarlas en  la playa, y si no pueden salir de su domicilio habitual, en el caso de que  hayan conseguido llegar aquí también deberán permanecer confinados”, dice la alcaldesa de Mojácar.



Todo el fin de semana El dispositivo de  control y vigilancia de las carreteras de entrada a los municipios está siendo coordinado por la Subdelegación del Gobierno, que el viernes ya había alertado a los alcaldes y a los mandos de la Guardia Civil, ante la posibilidad y las firmes sospechas de  desplazamientos hacia la zona, a pesar del revuelo que ya provocó semanas atrás la llegada masiva de madrileños a las costas del Levante para disfrutar de sus playas y de unas vacaciones en plena pandemia del coronavirus.


Los controles se llevan a cabo también durante la madrugada, ante las sospechas de que haya quien intente la entrada furtiva en los pueblos, previendo que la vigilancia policial podría relajarse en esas horas.


En principio, según la alcaldesa de Garrucha, el dispositivo se mantendrá, “como mínimo durante el fin de semana”, aunque los tres alcaldes se mantendrán en contacto con la Subdelegación del Gobierno para tomar una decisión al respecto.  María López también ha recibido la noticia de la llegada de visitantes a su pueblo desde ayer, aunque hasta ahora no tiene denuncias concretas  respecto a familias que se encuentren ya en su segunda residencia, aunque afirma que, cuando se produzcan, “la Guardia Civil y  la Policía Local se personarán en los respectivos domicilios” para interponer la correspondiente denuncia, que puede acarrear elevadas sanciones económicas.


Controles diarios y nocturnos El subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, ha confirmado que estaba al tanto de la operación de control en las carreteras del Levante almeriense, aunque se remitió a la Guardia Civil para ofrecer más información.
La Comandancia de Almería, por su parte, informó de que durante estos días, efectivamente, se ha intensificado el dispositivo de vigilancia, aunque detalló que desde que se declaró el estado de alarma y el confinamiento se establecen controles diarios en las carreteras. En caso de detectar a algún conductor que trate de viajar a su segunda residencia, se le obliga a volver a su domicilio habitual y se le denuncia.


Precisamente este sábado, el Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Tráfico y la Guardia Civil, ha informado de que se han reforzado los controles nocturnos que se están realizando en las carreteras de salida de las grandes ciudades para evitar que de madrugada se produzcan desplazamientos no permitidos por el estado de alarma.


De esta manera, la DGT intensifica estos controles para que durante el periodo de Semana Santa en el que nos encontramos los ciudadanos no se desplacen injustificadamente creyendo que la vigilancia en las carreteras es menor durante esas horas.


Además de los controles móviles  en todas las vías, se ha dado instrucciones a los agentes para que controlen de forma rigurosa el cumplimiento de las restricciones de circulación impuestas.Desde el Ministerio señalan que estas limitación de la circulación es una "medida imprescindible" para hacer frente a la situación de emergencia.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos Vacaciones Tráfico Confinamiento Subdelegación del Gobierno Coronavirus en Almería DGT Estado de alarma Policía Local Coronavirus Comercio Vecinos Carretera Vera-Garrucha Tiendas

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería