Huelga de familias en Almería: los niños no irán al cole por falta de seguridad

Fapace plantea un boicot al inicio del curso hasta que se cumplan las medidas necesarias

Algunos de los participantes en la reunión virtual de la junta directiva de Fapace, este viernes.
Algunos de los participantes en la reunión virtual de la junta directiva de Fapace, este viernes. La Voz

La Federación de Asociaciones de Familias del Alumnado de Centros de Educación Pública (Fapace) de Almería ha convocado una ‘huelga de familias’ para que los padres no lleven a sus hijos a clase hasta que se cumplan las medidas necesarias para evitar contagios de coronavirus, algo que a su entender no sucede con las ya establecidas el pasado jueves por el Gobierno y las comunidades autónomas.


La convocatoria de este huelga fue la principal conclusión de la reunión telemática de la junta directiva de Fapace este viernes, en la que sus 18 componentes de toda la provincia expresaron su rechazo a las medidas tomadas por la Administración para el inicio del curso. “Llegan tarde y vamos contra reloj, por lo que ya prácticamente no hay tiempo para comenzar las clases de una forma segura, porque las ratios no se han modificado y las aulas siguen masificadas”, explica María del Carmen Matillas, presidenta de la Federación almeriense.


Los representantes de los padres lamentan que para este inicio del curso se hayan ignorado las peticiones de la comunidad educativa y que las familias no hayan sido escuchadas, aunque en cambio, exponen, se les “amenaza con consecuencias si los niños no van a los centros educativos”.


“No queremos elegir entre su derecho a la educación y su derecho a la salud”, expone Fapace en una nota, en la que plantean sus exigencias, que deben ser cumplidas para desconvocar la huelga y llevar a los hijos a clase. La primera petición es la bajada de la ratio, para poder garantizar la distancia de seguridad entre los escolares.


Vuelta voluntaria En segundo lugar, pide que se permita una vuelta a las aulas voluntaria, favoreciendo así, una bajada de ratio a aquellas familias que deseen o necesiten llevar a sus hijas e hijos a clase, y apoyando a aquellas que puedan garantizar la educación on line.



Además, reclaman la presencia de personal de enfermería en los centros; una dotación económica y recursos humanos que garanticen estas medidas; el aumento de los presupuestos a los ayuntamientos para garantizar la limpieza de los CEIP y poder utilizar, en caso de ser posible, instalaciones municipales como entornos educativos; metodologías adaptadas al alumnado del siglo XXI, atendiendo a la diversidad; un plan de actuación para la conciliación familiar  y un ‘plan B’ en caso de no ser presencial, con metodologías que atiendan a la diversidad, y no conlleven interminables horas frente a una pantalla.


Por último, la presidenta de Fapace quiere hacer público el reconocimiento de la organización “a aquellos equipos directivos, docentes y ayuntamientos implicados con sus centros educativos en la búsqueda de soluciones ante este inicio de curso, que según reconoce han sido muchos.


De momento, solo la federación almeriense ha tomado estas posturas de presión para reclamar la seguridad de los estudiantes y el resto de integrantes de la comunidad escolar, puesto que las asociaciones de padres regional y nacional tomarán decisiones el lunes.


 

Temas relacionados
Educación Vuelta al cole Huelgas Profesores Coronavirus en Almería Coronavirus Curso escolar

para ti

en destaque