Frutilados del Poniente ya tiene licencia y comienza las obras

Levantará la planta para convertir excedentes agrarios en alimento de ganado

Reunión de los socios de Frutilados del Poniente en El Ejido
Reunión de los socios de Frutilados del Poniente en El Ejido La Voz

La larga travesía que ha atravesado en los últimos años la planta de Frutilados del Poniente ha concluido. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de El Ejido ha aprobado la licencia de obras para la construcción de la que será la primera planta de transformación de los excedentes de frutos en alimento para el ganado.


Punto y final a un proyecto que ha sufrido interminables parones a causa de la tramitación de licencias, autorizaciones y negociaciones entre la corporación municipal, la Administración autonómica y los socios del proyecto, entre ellos una treintena de empresas del sector hortofrutícola.


La planta de producción, que se ubicará en el término municipal de El Ejido, recogerá los excedentes de producción de hortalizas de las centrales hortofrutícolas de la comarca del Poniente para transformarlos en alimento destinado al ganado, sobre todo ovino y caprino, un proyecto que aporta una solución sostenible al problema de los restos vegetales de la zona.

 



Inicio de obras
Tras la aprobación de la licencia el alcalde ejidense, Francisco Góngora, ha anunciado que una vez superados todos los trámites administrativos en breve se iniciarán las obras de edificación en la parcela cedida a la sociedad Frutilados del Poniente en el Paraje de La Molina. Los planes de ejecución indican que la planta podrá estar plenamente operativa a lo largo del próximo año.


El proyecto se sustenta sobre unos terrenos que ocupan casi cuatro hectáreas junto al núcleo de Las Norias de Daza, en concreto sobre una superficie de 39.070 metros cuadrados. Esa parcela se cedió hace aproximadamente un año con un canon simbólico de 3.600 euros anuales y por un periodo de 75 años, el máximo permitido por la normativa vigente.

 

Tratamiento
Una vez construida, la planta de Frutilados tratará en su primera fase de funcionamiento cerca de 40.000 toneladas de excedentes de comercialización y producto de la retirada de hortalizas. Con ese volumen se producirá cada año alimento para 13.000 cabezas de ganado.


El objetivo es ir aumentando la carga de trabajo en la planta de manera progresiva hasta alcanzar  las 50.000 toneladas de producto tratado.


El Ministerio de Agricultura otorgó la consideración de subproducto al fruto del ensilado, y no como residuo, una cuestión importante puesto que gracias a esa calificación podrá optar a determinados tipos de ayudas y subvenciones, abriéndose nuevas posibilidades de financiación, avanzando hacia la bioeconomía o economía circular.


Los socios
Frutilados del Poniente cuenta en la actualidad con 25 empresas integradas: Agroiris, Murgiverde, Agroponiente. Indasol, Hortofrutícola Mabe, Costa de Almería, Acrena, Cabasc, Lara Castañeda Comercial, Uniagro, San Isidro Labrador, Cohorsan, Agrupaejido, Dofrán, Agroejido, Vicasol, Camposol, Alpaca Hortofrutícola, La Ñeca, José y Paco, Frutas Mari Nieves, Escobar Castañeda, Cosegur, Garri y Tervalis.

 

Temas relacionados
Obras Construcción Agrupaejido Subvenciones Agroponiente Vicasol Empresas

para ti

en destaque