Los diputados del PSOE de Almería donan sus dietas al Carlos III

Los dos meses de gastos de representación han ido a parar a la investigación contra el virus

Inés Plaza, Sonia Ferrer e Indalecio Gutiérrez, en una imagen de archivo.
Inés Plaza, Sonia Ferrer e Indalecio Gutiérrez, en una imagen de archivo.

La noticia publicada este lunes que tenia como protagonista al diputado del PSOE por Guipúzcoa y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, por haber sido el único de los 350 diputados nacionales que había renunciado a cobrar sus dos meses de 'dietas' durante el estado de alarma, dejó una pregunta en el aire: ¿Qué han hecho los otros 349?


"Los diputados y senadores almerienses hemos donado nuestros dos meses de gastos, unos 3.800 euros cada uno, de representación al Instituto Carlos III para potenciar la investigación contra la Covid-19", revela Sonia Ferrer, diputada nacional por Almería, quien ha donado el dínero íntegro al igual que han hecho los otros tres representantes almerienses, el diputado Indalecio Gutiérrez y los senadores Inés Plaza y Antonio Martínez.


'Dietas'

Y es que, los diputados nacionales reciben, en concepto de gastos de representación,  que son coloquialmente conocidos como dietas, una cantidad que varía entre los 900 y los 1900 euros en función del lugar de residencia del político, con 917,03 euros para los diputados electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los del resto de circunscripciones.


De este modo, los 350 representantes públicos que acuden al Congreso de los Diputados de España tienen derecho a una indemnización mensual que está destinada a "afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara", una dieta que no tributa a Hacienda y que han seguido recibiendo a lo largo de los meses de marzo, abril y mayo, cuando no tuvieron que asistir al Congreso para realizar su labor.



No se puede por ley

Pero esa cantidad, como señala Ferrer, ha ido destinada de forma íntegra a la investigación contra el coronavirus, una decisión que tomó el partido en su conjunto y que ha posibilitado que desde el PSOE se haya hecho llegar más de un millón de euros al Instituto Carlos III. "Legalmente no se puede renunciar a esta cantidad porque el Congreso de los Diputados, como ha repetido en algunas ocasiones su presidenta, Meritxell Batet, tiene, por ley, que garantizar que los diputados tenemos los medios para hacer nuestro trabajo".


Como señala la diputada socialista, la Mesa del Congreso ya desestimó todas las propuestas para recortar las retribuciones a los diputados porque, como se ha señalado, la Cámara está obligada a garantizar los recursos para todos los parlamentarios en igualdad de condiciones y en el conjunto del año. En cambio, los servicios jurídicos de la Cámara sí coincidieron en señalar que cada diputado podía, a título personal, donar esa cantidad a cualquier fin que estimase oportuno.


Donaciones

Ante esta situación, fueron muchos los que comenzaron a donarlas a título particular su dinero. "En un primer momento, en el que ya eramos conscientes de la situación y de que íbamos a recibir esa cantidad sin tener que ir hasta Madrid por el estado de alarma, algunos diputados y senadores del PSOE comenzaron a hacer donaciones a título particular al Banco de Alimentos o a Cruz Roja, así como otras ONGs. Pero el partido acordó, dada la situación, que la mejor respuesta era donarlo todo al Carlos III y así han llegado más de un millón de euros para poder seguir investigando", apunta Ferrer.

 

Temas relacionados
Congreso de los Diputados Cruz Roja Estado de alarma Sonia Ferrer PSOE Ley

para ti

en destaque