Noche histórica para el flamenco: Tomatito y Niño Josele juntos por primera vez

El homenaje a Josele en el Auditorio fue una noche vibrante de emociones con las mejores guitarras sobre el escenario

Josele, en el centro, de la mano de su hijo Niño Josele y de Tomatito en el Auditorio
Josele, en el centro, de la mano de su hijo Niño Josele y de Tomatito en el Auditorio

Noche vibrante de emociones. El Auditorio Municipal Maestro Padilla vivió una velada mágica que no podrá olvidar nunca Josele, guitarrista y cantaor nacido en Pescadería en 1950. Recibió el calor de los almerienses, familiares y artistas que se reunieron en el escenario para rendirle un sentido homenaje, en reconocimiento a su trayectoria, a su papel como impulsor del “gusanillo por la guitarra” a referentes internacionales como Tomatito y Niño Josele y como impulso para afrontar los ejercicios de rehabilitación que necesita para volver a hacer lo que más le gusta, “coger una guitarra”. Una de las citas más destacadas del ‘Otoño Cultural’ puesto en marcha por el Área de Cultura, ayer en colaboración con Flamenco For You y la Diputación Provincial.


El espectáculo se dividió en dos partes. Tras una introducción con la bailaora Ana Alonso, que bailó una grabación casera de Josele al cante y al toque, en la primera, fue su hijo, Niño Josele, guitarrista que ha trabajado mano a mano con artistas de la talla de Enrique Morente, su hija Estrella, Chano Domínguez, Paco de Lucía o El Cigala y colaborando con nombres ajenos al flamenco como Chick Corea, Andrés Calamaro, Lenny Kravitz, Alicia Keys o Elton John, quien abrió una larga noche de arte. Primero a solas, para después ir incorporando progresivamente a su grupo. Julián Heredia al bajo, Johny a la percusión, Los Makarines al cante y las palmas y, por primera vez en Almería, a su hijo José Heredia, de tan solo 16 años, al piano, donde brilló tanto por melodías flamencas, como por su querencia jazzística. Arrebatos flamencos con musicalidad aperturista que caracteriza el toque de Josele, para terminar su larga hora de actuación con el bailaor Juan de Juan demostrando su sobrado virtuosismo en el zapateado y el compás. Todo ello con su visceralidad empática.


Tomatito y sus hijos
Tras el descanso, era el turno de la estirpe de Tomatito. Fue su hijo, José del Tomate, el encargado de abrir la tanda, para dar paso al resto del grupo, su hermana Mari Ángeles, Kiki Cortiñas, Cristo Santiago al toque de acompañamiento, Piraña a la percusión y, por supuesto, Tomatito, que aseguraba “todo lo que hagamos por ti es poco”, dedicándole su conocido ‘Twilight Glow’ de Spain Again, segundo disco junto a Michel Camilo. Tras otra demostración de fuerza de Juan de Juan, llegó el momento más intenso de la noche, subiendo al escenario a Josele quien, visiblemente emocionado, agradeció la asistencia de un público que abarrotó el patio de butacas. “Es una alegría ver juntos a Tomatito y Niño Josele, dos guitarristas que pasean el nombre de Almería por todo el mundo”, dijo despertando una sonora ovación.


Como fin de fiesta, además de todo el elenco de artistas, subieron al escenario más familiares, cerrando con una tanda de cantes y bailes por bulerías con, por primera vez, los dos guitarristas almerienses juntos en el escenario. Un broche excepcional e histórico para el flamenco almeriense.




 

Temas relacionados
Flamenco Arte Auditorio Maestro Padilla Tomatito Diputación de Almería Cultura Niño Josele

para ti

en destaque