Dan una brutal paliza a dos vigilantes de seguridad de Torrecárdenas

Uno de los trabajadores tiene la mandíbula rota y han sido detenidas cuatro personas

Imagen de archivo del Hospital Universitario de Torrecárdenas donde ocurrieron los hechos.
Imagen de archivo del Hospital Universitario de Torrecárdenas donde ocurrieron los hechos. La Voz
M. R. Cárdenas 11:26 • 13 jun. 2022

Dos vigilantes de seguridad del Hospital Universitario de Torrecárdenas tuvieron que ser atendido por múltiples heridas y en estado de inconsciencia después de recibir la pasada noche del domingo una brutal paliza, que ha dejado a uno de ellos con la mandíbula rota, por parte de una decena de personas que la emprendieron a golpes con los dos trabajadores después de que estos le invitaran a cumplir las normas de acceso al recinto hospitalario.


Tal y como ha podido saber LA VOZ, fue alrededor de las 22:30 horas del domingo cuando comenzó la agresión, perpetrada por una decena de ciudadanos de origen marroquí, que habían pasado todo el día en el hospital capitalino después de que un familiar que se encontraba enfermo muriese en una de las habitaciones.


"Estuvieron todo el día entrando en la habitación de cinco en cinco, a pesar de que solo se puede acceder de uno en uno, pero dadas las circunstancias fuimos flexibles y los dejamos entrar de cinco en cinco para acompañar al familiar que estaba perdiendo la vida", relata uno de los compañeros delos dos vigilantes de seguridad de Torrecárdenas que fueron agredidos.



La agresión

A pesar de las "facilidades" para acompañar al enfermo, cuando este finalmente falleció en la puerta del hospital había, según el relato de los vigilantes, más de una veintena de personas cuya intención era entrar todos a despedirse del fallecido. "Les dijimos que tenían que esperar a que lo bajaran al mortuorio y que ahí les dejaríamos entrar a todos para tener una especie de velatorio", relata el vigilante. 



Pero su decisión era otra, entrar ya y por la fuerza, por lo que se encontraron con la negativa de uno de los dos vigilantes de seguridad que les comentó que tenían que esperar a que el fallecido fuera trasladado al mortuorio. Fue ahí cuando, relata el compañero de los dos agredidos, alrededor de una decena de personas comenzaron a agredir al vigilante, quien tuvo que pedir refuerzos para que llegara otro compañero. 


"Empezaron a decir que iban a pasar sí o sí y a agredir a uno de los compañeros, que tuvo que pedir refuerzos, y cuando llegó otro compañero los agresores la emprendieron a patadas y puñetazos con ellos", relata el vigilante. Ahí comenzó una brutal paliza que dejó inconscientes a los dos vigilantes cerca de 20 minutos y uno de ellos ha quedado con la mandíbula partida, y que estuvieron en observación, aunque ya han recibido el alta, pero continúan "aturdidos" tras la agresión. 



"Fue de una brutalidad desmesurada, los tiraron al suelo y los dejaron inconscientes y aún así seguían pegándoles puñetazos y patadas. Incluso llegó un tercer refuerzo y a este le quitaron la defensa, lo tiraron al suelo y comenzaron a pegarle con la misma", continúa el vigilante de seguridad.


Acto seguido se presentó una patrulla de paisano de la Policía Nacional a los que, según fuentes no oficiales, también intentaron agredir, por lo que se solicitaron refuerzos y tras la llegada de policías nacionales uniformados se procedió a la detención de cuatro personas implicadas en la agresión, tal y como han confirmado a LA VOZ fuentes oficiales.


Ahora, confirman fuentes hospitalarias, el Hospital Universitario de Torrecárdenas ha activado el protocolo para personas agredidas y la investigación policial sigue abierta.


Temas relacionados

para ti

en destaque