Luz Belinda, la exdiputada de Vox, luce una bandera de Falange en el Parlamento

Andalucistas y socialistas piden a Marta Bosquet su retirada “urgente”

Luz Belinda Rodríguez en su despacho, con la bandera en la pared, en una imagen publicada por ella misma en Twitter.
Luz Belinda Rodríguez en su despacho, con la bandera en la pared, en una imagen publicada por ella misma en Twitter. Twitter

Luz Belinda Rodríguez, la almeriense que fuera parlamentaria de Vox y ahora diputada no adscrita tras su expulsión de dicho grupo el año pasado, luce en el despacho en el que trabaja en el Parlamento andaluz una bandera de Falange Española.


Después de que Andalucía por Sí pidiera ayer a la presidenta, Marta Bosquet, la retirada "inmediata" de la bandera, hoy ha sido el PSOE el que solicita “con la máxima urgencia" que se quiten "todos y cada uno de los símbolos y banderas fascistas de las instalaciones y despachos de la sede institucional”.


En una carta dirigida a la almeriense Bosquet, Andalucía por Sí afirma no entender que, "a escasos metros del busto de Blas Infante, asesinado por falangistas en la madrugada del 10 de agosto del año 1936, sus asesinos ondeen en su despacho la bandera de la Falange Española".



Según abundan desde Andalucía por Sí, bajo dicha "inmunda y repulsiva bandera" fueron "represaliados miles y miles de andaluces más" aparte del citado 'padre de la Patria andaluza'.


De esta manera, el coordinador nacional de Andalucía por Sí, Modesto González, exige "la retirada inmediata de cualquier símbolo, bandera, pegatina u otra forma de publicidad que vaya en contra de la Ley de Memoria Democrática y se llame al orden a la parlamentaria de Falange".



En una atención a medios ante el Parlamento, el coordinador territorial en Sevilla de Andalucía por Sí, Pepe Martínez, ha añadido este miércoles que "el Parlamento de Andalucía debe ser un espacio de encuentro, concordia y solidaridad entre todos los andaluces", y "estos símbolos incluso pueden incurrir en un delito flagrante, atentando contra la Ley de Memoria Democrática".


Para Andalucía por Sí, es "aún más grave que esto ocurra en un espacio que es el instrumento de representación de todos los andaluces, más aún, el corazón de la autonomía de Andalucía".


Desde esta organización andalucista advierten en su carta a la presidenta de la Cámara que "a todo esto se añade la provocación que esta parlamentaria fascista hace continuamente, publicitando a través de redes sociales que tiene su sede en el Parlamento de Andalucía, utilizando tal despacho para fines que nada tienen que ver con el desempeño de su actividad en el Parlamento".


El coordinador nacional de Andalucía por Sí avisa a Marta Bosquet de desde dicha formación se reservan "el derecho de iniciar acciones legales pertinentes si de inmediato no se retiran los elementos anteriormente descritos".


Por su parte, el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una petición a la Presidencia y a la Mesa del Parlamento de Andalucía para que “con la máxima urgencia sean retirados todos y cada uno de los símbolos y banderas fascistas de las instalaciones y despachos de la sede institucional. Atentan contra el padre de la Patria andaluza, Blas Infante, e incumplen la Ley andaluza de Memoria Histórica y Democrática”. 


El portavoz de Cultura y Patrimonio Histórico del Grupo Parlamentario Socialista, Javier Fernández, ha reprochado al consejero de la Presidencia que consientan que “en un despacho del Parlamento esté la bandera de los asesinos de Lorca y Blas Infante”, así como que hayan cerrado la sala de homenaje a los represaliados en la Casa de la Alegría de Blas Infante desde el pasado mes de octubre, “acciones que su gobierno realiza solo para satisfacer a quienes le han permitido llegar al gobierno”. 


“La normalidad a la que alude el consejero Bendodo es la de blanquear a la ultraderecha y permitir continuas agresiones a la figura del padre de la patria andaluza”, ha espetado Fernández, quien ha puesto de manifiesto que al gobierno de la Junta “le molesta los audios con las barbaridades de Queipo de Llano. El cierre no es una cuestión sanitaria por la pandemia –como ha indicado el consejero-, puesto que los dólmenes de Antequera se visitan con un espacio menor y con medidas adecuadas”. Con el cierre de los audiovisuales, añadió, “amputan una pieza fundamental para conocer la figura de Blas Infante, y están obviando que se trata de un contenido protegido como Lugar de Memoria Histórica y Democrática”. 

 

Temas relacionados
Política Parlamento de Andalucía Marta Bosquet Luz Belinda Rodríguez Vox PSOE Andalucía

para ti

en destaque