Almería necesita 2.500 maestros más para cumplir la ratio que pide el Gobierno

El Ministerio propone que las clases no tengan más de 20 alumnos el próximo curso por seguridad

Los centros escolares tendrán que adaptarse por seguridad en el próximo curso.
Los centros escolares tendrán que adaptarse por seguridad en el próximo curso. Europa Press

Almería necesitaría 2.500 profesores más para reducir a 20 alumnos la ratio por clase en todos los centros de Primaria y Secundaria de la provincia, como ha propuesto el Ministerio de Educación entre las medidas de seguridad frente a la pandemia del coronavirus en el próximo curso, que comenzará en septiembre y será presencial. 


En el acuerdo firmado este jueves con la mayoría de las comunidades autónomas, con 14 puntos, el Gobierno ‘permite’ clases de hasta 20 alumnos, aunque el documento precisa que lo "ideal" es no superar los 15 escolares por aula. Este documento es, en todo caso, una propuesta que cada comunidad deberá aplicar en la medida de sus posibilidades, por lo que muy probablemente tendrá que ser modificado en provincias como Almería.  La única cuestión insalvable incluida en él, como ha manifestado la ministra Isabel Celaá, es la distancia de seguridad entre pupitres, que deberá ser inexorablemente de 1,5 metros.


Pero en Almería, al igual que en Andalucía, parece poco probable que la Consejería de Educación pueda contratar a 2.500 y 30.000 profesores, respectivamente, antes del inicio del curso, por una mera cuestión económica.


Según sindicatos y representantes de los profesores de la provincia consultados, para reducir la ratio a ese máximo de 20 alumnos por clase en los centros de Educación Primaria y Secundaria sería necesario contratar al menos a un 25% más de los profesores actuales, que son unos 10.000. Esto significa, como coinciden María del Mar Golbano, presidenta provincial de ANPE, e  Iván Martínez, secretario del Sector de Enseñanza de FeSP UGT Almería, que la provincia necesitaría al menos 2.500 profesores más


“Hay que tener en cuenta que muchos centros de la provincia, sobre todo en el Poniente y en el Levante ya superan la ratio legal -que es de 25 alumnos en Primaria y 30 en Secundaria y Bachillerato-”, dice Golbano. 



Problemas de espacio  Pero ambos apuntan también una cuestión que puede complicar aún más la posibilidad de establecer estas nuevas ratios: el espacio, puesto que serán necesarias más aulas.


De hecho, este problema ya ha sido planteado esta semana en una reunión de la junta de personal docente no universitario con el delegado provincial de Educación, Antonio Jiménez. “Ya se están buscando espacios en los colegios e institutos para estas nuevas aulas, algo que no es nada fácil”, dice Martínez.


Desde ANPE se avisa de que muchos centros ya han utilizado en el pasado bibliotecas o salas de profesores para aumentar las aulas. ¿Cómo se puede conseguir más espacio en ellos?”, se pregunta su presidenta provincial.


El problema también va a ser abordado por los profesores y directores de centros, como expone Amparo García, presidenta de la Asociación de directores de institutos de Almería, quien plantea la posibilidad de que las clases se desdoblen en turnos de mañana y tarde, aunque esta alternativa podría derivar, probablemente, en quejas y problemas en los padres. 


Otra posibilidad que plantea  UGT es la de utilizar espacios de los ayuntamientos o la Diputación Provincial en los pueblos, aunque es algo que también parece complicado de poner en marcha.


“Llegar a los 20 alumnos por clase es a día de hoy poco menos que imposible en muchos centros de la provincia”, concluyen González y Golbano.


Tres escenarios El delegado provincial de Educación, Antonio Jiménez, ha informado a la junta de personal docente no universitario en la reunión celebrada el pasado miércoles, que la Consejería trabaja con tres escenarios ante el comienzo del próximo curso. El primer escenario es que pueda comenzar con normalidad, en unas condiciones similares a las actuales, y con las medidas que ahora se están acordando entre las comunidades y el Gobierno. El segundo escenario es el de posibles rebrotes en la epidemia , con medidas más estrictas, y el último que se recrudeciera la pandemia, con un nuevo confinamiento.


Bendodo pide fondos para contratar a 30.000 profesores El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, Elías Bendodo, reclamó ayer al Gobierno de la nación que aporte más fondos si va a "imponer" la fórmula de vuelta a clase a partir de septiembre porque establecer en Andalucía una ratio de entre 15 y 20 alumnos por clase "obligaría a contratar a 30.000 profesores y supondría 1.000 millones de euros", según informa Europa Press.


Bendodo se ha pronunciado así en relación con los acuerdos adoptados en la Conferencia Sectorial de Educación presidida por la ministra, Isabel Celáa, para abordar con las comunidades autónomas la vuelta a las clases. "Nos parece un tema esencial la vuelta al colegio a partir de septiembre y en qué condiciones y nos parece bien que el Gobierno haya tirado del carro para fijar una norma común porque no se pueden plantear 17 vueltas al cole distintas por las 17 comunidades autónomas", ha asegurado el consejero andaluz de Presidencia.


El consejero también ha reclamado al Ejecutivo central que actúe "con sentido común" y que "si va a imponer una vuelta al cole de una manera o de otra también lo acompañe de una memoria económica".


Bendodo ha asegurado que si el Estado "plantea ampliar aulas, reducir el número de alumnos por aula, utilizar nuevos espacios o contratar más profesores eso tiene que ir acompañado de fondos" y ha recordado que hasta ahora el Gobierno de la Nación sólo ha anunciado 2.000 millones para educación para todas las comunidades, de los que "300 y pico" corresponderían a Andalucía.

 

Temas relacionados
Ayuntamientos UGT Confinamiento Bibliotecas Sindicatos Institutos Profesores Asociaciones Vuelta al cole Andalucía Diputación de Almería Gente

para ti

en destaque