El Obispo de Almería ‘libera’ a Dios de ser el causante de la pandemia

“Dios no es el causante de esta terrible pandemia porque Dios nos ama”, dice González Montes

El obispo de Almería, en una imagen de archivo.
El obispo de Almería, en una imagen de archivo. La Voz

"Lógicamente, Dios no es el causante de esta terrible pandemia porque Dios nos ama, y la naturaleza y los procesos naturales tienen su propia lógica, pero Dios nos pide que saquemos la lección de las circunstancias que estamos viviendo". Con estas palabras, el obispo de Almería, Adolfo González Montes, ha liberado a Dios de ser el causante del nuevo coronavirus que se ha cobrado la vida de másde 20.000 personas en España.


González Montes, quien ha invitado este lunes a "sacar una lección de las circunstancias que estamos viviendo" por la pandemia causada por la Covid-19, también ha asegurado que el "tiempo que queda por delante ha de ser fructuoso".


Así lo ha hecho en un mensaje para felicitar la Pascua a los cofrades, González Montes ha subrayado cómo "estamos viviendo unas circunstancias sanitarias difíciles, con un montón de fallecidos y un montón de enfermos que han pasado muchísimas dificultades durante su convalecencia porque no acaban de llegar a esa respiración sana de una salud recobrada plenamente".


"Algunos han tenido ciertamente un proceso dolorosísimo y de todos queremos estar cercanos siempre y solidarios", ha añadido, al tiempo que ha tenido un recuerdo ante el "sufrimiento" de los han perdido a "personas queridas". En esta línea, ha lamentado el "dolor y luto en tantas familias" y ha trasladado que "la esperanza fundada en la fe da como fruto importante la paciencia con nosotros mismo y con las circunstancias de la vida". "Se sale siempre adelante", ha remarcado.



Despedidas

El obispo de la Diócesis almeriense también ha invitado a pensar lo que ha supuesto para los que han perdido a personas queridas "no poder despedirlas de manera digna como nosotros queremos hacerlo en tanto que cristianos". "Tenemos que tener todo esto presente y, por eso, saquemos una conclusión: no somos eternos", ha subrayado.


En su mensaje a los cofrades almerienses, ha animado a preparar "una nueva Semana Santa" desde la "esperanza y la ilusión", en una "plena comunión con las parroquias y sacerdotes" y "sabiendo ciertamente que esta Semana Santa está perdida" aunque se "pueda recuperar algo de su esplendor en las fiestas de la exaltación de la Santa Cruz".


Ha afirmado, asimismo, saber "muy bien" cuánto ha "costado a los cofrades" el confinamiento cuando "naturalmente debíais estar en la calle con las manifestaciones de fe que representan nuestras tradicionales procesiones" y empatizado con "el trabajo realizado todo el año".


"Las circunstancias se han impuestos. Sabemos que el tiempo pasa rápido y como vosotros mismo decís, no llegáis porque la ilusión que ponéis la devora el tiempo, así que hay que reflexionar según se vayan desarrollando los acontecimientos ya que no hay nada predeterminado y no sabemos cuando será el final de la pandemia", ha señalado


González Montes ha hecho referencia en su alocución a la retransmisión de las celebraciones litúrgicas y se ha mostrado "satisfecho" por su desarrollo y acogida ya que "de manera clara y fehaciente ha permitido esa comunión espiritual de miles de fieles y familias y en situaciones difíciles la ha acrecentado", según ha concluido.

 

Temas relacionados
Fiestas Obispado de Almería Confinamiento Salud Impuestos

para ti

en destaque