Los almerienses engañan a los seguros: los segundos más pillos de España

La provincia presenta una tasa de fraude de el 3,41%, solo superada por Cantabria

Un conductor comprueba los papeles del seguro de su vehículo.
Un conductor comprueba los papeles del seguro de su vehículo. Europa Press

La tasa de fraude al seguro en España se ha duplicado en los últimos diez años, al pasar del 0,85 por ciento contabilizado en 2010 al 1,94 por ciento del año pasado. Así se desprende del último mapa AXA del fraude, que concluye que cuando se trata de provincias Almería no sale muy bien parada y se coloca como la segunda española que más engaña al seguro, con casi el 3,5% de tasa de fraude.


De este modo, teniendo en cuenta el ámbito geográfico, las comunidades autónomas donde esta tasa es mayor son Cantabria (3,8%), Andalucía (2,9%) y Murcia (2,7%). Por provincias, Cantabria (3,78%), Almería (3,41%), Cádiz (3,39%) y Málaga (3,20%) son las que mayores tasas de fraude presentan; frente a Soria (0,89%), Madrid (1,06%), Albacete (1,19%) y Alava (1,22%), que es donde menos se defrauda al seguro.


Según Axa, el 78 por ciento de los fraudes se detectó de forma manual, mientras que el 22% restante se hizo de forma digital (frente al 5% de hace diez años), gracias a la automatización robótica de los procesos, que está haciendo que aumente "de manera muy importante" el volumen de las investigaciones realizadas sobre los casos sospechosos, recoge Europa Press.


A su vez, el 54% de los siniestros fraudulentos pertenecía al denominado fraude ocasional u oportunista, es decir, en el que se aprovecha la realidad de un siniestro para introducir daños preexistentes o anteriores. Por su parte, el premeditado supone el 43 por ciento del total, llevado a cabo a veces por bandas o tramas organizadas.



Dentro del seguro de automóviles, el 88% de las estafas está relacionada con supuestos siniestros que tuvieron lugar durante la circulación del vehículo, mientras que casi el 6 por ciento esgrime como causa de el robo.


Respecto a los seguros multirriesgo, los relacionados con los daños por agua volvieron a ser la primera causa de intento de fraude. Los grandes fenómenos climatológicos que afectaron a varias zonas de España el año pasado pueden ser una de las razones que expliquen el aumento de más de 12 puntos porcentuales en el número de casos que esgrimieron daños por agua para tratar de cometer el engaño.


"Pese al importante crecimiento experimentado en la tasa de fraude en todo el país, cabe destacar que la gran mayoría de los clientes hace un uso adecuado del seguro. Sin embargo, ese pequeño porcentaje supone un gran perjuicio para el sector. Solo AXA evitó el año pasado pagos indemnizatorios fraudulentos por valor de 65,7 millones de euros, lejos de los 30 millones detectados en 2007", asegura el director de Siniestros de AXA, Arturo López-Linares.
 

Temas relacionados
Andalucía Robótica

para ti

en destaque