Ana Soria llega a Almería: cambia de universidad y estrena casa con Ponce

La joven almeriense ha trasladado el expediente de su carrera universitaria a la UAL

Recorte de la portada de Semana donde se ve la nueva vivienda de la pareja.
Recorte de la portada de Semana donde se ve la nueva vivienda de la pareja. La Voz

Llegan cambios a la vida de la almeriense Ana Soria y del torero Enrique Ponce, que han decidido dar un paso más allá en su relación y se mudan a vivir a Almería capital. Un cambio de residencia que no llega solo, sino que viene acompañado por un traslado del expediente de la carrera de Derecho que la joven de 22 años cursaba hasta este curso en Granada y que a partir de ahora estará en la Universidad de Almería (UAL).


Tal y como adelantó la revista Semana, el matador de toros y la almeriense ya viven juntos en un espectacular ático con vistas al mar situado en la ciudad de Almería, una vivienda de más de 100 metros cuadrados que habría alquilado la pareja y que, según la revista, ya han empezado a amueblar. Algo que se pudo comprobar hace escasos días en las redes sociales donde se pudo ver a la joven en una tienda de decoración eligiendo unas lamparas y otro mobiliario para su residencia en la capital.


Con este cambio de residencia llega también un cambio de aires académicos, pues tal y como recoge la misma publicación, Ana Soria ya ha trasladado su expediente académico desde la universidad de la ciudad nazarí hasta el campus bañado por la brisa del Mar Mediterráneo, donde ha cimentado su amor por Enrique Ponce.


De este modo, Ana Soria sigue con sus estudios de Derecho, una promesa que le hizo a su familia que temía que la joven sufriera algunos cambios en su vida y de cara a su futuro por la nueva relación que ha captado la atención de todos los españoles este verano, pues la joven ha renunciado a su Erasmus en Polonia para poder seguir viviendo su particular historia de amor, ahora frente al mar y, quién sabe, si tomando café por la tarde en el 'París' como una joven más de la capital.


Pero a pesar de los temores de la familia de Soria por su salto a la fama, el cambio no ha llegado a Soria, sino a Ponce, a quien se ve rejuvenecido y risueño en cada foto, a pesar de su encontronazo en un restaurante de Roquetas de Mar, y que se ha convertido en un auténtico 'millennial' que no pasa desapercibido cuando sale junto con su pareja y los amigos de esta.



 

Temas relacionados
Ana Soria Enrique Ponce El Zapillo Universidad de Almería

para ti

en destaque