Roquetas de Mar

“Sonó su móvil: llama un amigo, vuelvo pronto, dijo... y hasta ahora”

“Tienen que encontrar al culpable”, piden las amigas de la mujer guineana asesinada en Roquetas

Fotografía de Inmaculada Nzang, la mujer fallecida.
Fotografía de Inmaculada Nzang, la mujer fallecida. La Voz

Los familiares y amigos de Inmaculada Nzang Mba Oyana, la mujer de 43 años de Guinea Ecuatorial que fue presuntamente asesinada la madrugada del domingo en Roquetas de Mar, confían en que pronto sea detenido el autor del crimen, quien habría sido visto agrediéndola en la cabeza  en la calle Pintor Rosales de la localidad, tal y como un testigo habría alertado al Servicio de Emergencias 112. 


“Ese mismo sábado por la tarde estábamos en la casa donde nos buscábamos la vida, con ella. Después de que se fuera un hombre que había estado con Inmaculada, bailábamos juntas tomando zumo. Faltaban poco para las nueve cuando sonó su móvil. Un amigo me ha llamado, vuelvo pronto, nos dijo… Y hasta ahora”. 


R., una de las amigas que se encontraba con Inmaculada horas antes de su muerte, dice que la víctima no dijo quién la había llamado, aunque sí reconoce que la fallecida le había contado que su ex pareja, un hombre de Guinea Bissau, la había “seguido por la calle”. “Fue el viernes, justo el día anterior. Inmaculada me dijo que al salir a la calle se encontró con él, que se dio la vuelta, cruzó a otra calle y volvió a encontrárselo. Dice que la estaba persiguiendo”, asegura. 



L., otra amiga de Inmaculada Nzong, también afirma que le había dicho que su ex pareja “la estaba acosando”. “Yo le  decía que por qué no lo denunciaba otra vez, pero ella respondía: ya se cansará”. 


Violencia de género Y es que, como ha informado Europa Press, la mujer fallecida se encontraba registrada en el Sistema Viogen por episodios de violencia de género de una pareja y tenía en vigor medidas judiciales de protección.



Efectivamente, sus amigas afirman que su ex pareja tenía una orden de alejamiento, y que incluso había permanecido varios meses en prisión por esos episodios de violencia anteriores. Sin embargo, insisten en señalar que no saben quién llamó a la mujer la noche del sábado, en esa llamada que la hizo salir del local en que se encontraban. 


“Tienen que encontrar al culpable”, dice L., quien apunta que una tía de Inmaculada se ha trasladado desde Zaragoza, donde vive, para asistir al funeral y para organizar el traslado del cuerpo hasta Malabo -esa es su intención, afirman-, de donde la fallecida es originaria y donde, según sus amigas, tiene a tres hijos, entre otros familiares.


Inmaculada Nzang nació el 2 de enero de 1978 en la capital de Guinea Ecuatorial. La mujer “tenía un piso en Roquetas, donde vivía con otras personas, pero no mantenía ninguna relación sentimental tras la separación” con la ex pareja que la había maltratado y que ya habría sido interrogado por la Guardia Civil, aunque sigue en libertad, según explica una de sus amigas.

 

Temas relacionados
Sucesos Roquetas de Mar

para ti

en destaque