El pimiento ‘se come’ al tomate

En las dos últimas campañas ha aumentado su superficie en 1.400 hectáreas hasta las 11.570

En las dos últimas campañas ha aumentado su superficie en 1.400 hectáreas hasta las 11.570.
En las dos últimas campañas ha aumentado su superficie en 1.400 hectáreas hasta las 11.570.

El pimiento se está convirtiendo en las últimas campañas en la reina de las hortalizas urcitanas destronando al tomate. En estas dos últimas temporadas en el invernadero almeriense ha aumentado su superficie en 1.400 hectáreas y la superficie de invernaderos construidos ha aumentado en 396 hectáreas llegando así a alcanzar el récord provincial de 31.272.


Para la campaña 2019/20 se presenta una evolución de los cultivos de invernadero en el sector hortofrutícola de Almería. El pimiento va a tener una fuerte subida hasta las 11,570 hectáreas, 445 has más que la campaña pasada que fue de 11.125 hectáreas, lo que representa un 4 % más. Si nos referimos a dos campañas desde 2017, el pimiento presenta un aumento acumulado en las dos últimas campañas de 1,400 hectáreas.


Las razones de este aumento hay que buscarlas en que este cultivo tiene muy avanzadas las técnicas de control biológico con lo que disponemos de un control de plagas que podemos calificar de excepcional. El control biológico y la producción integrada es la clave, cultivado en el cien por cien de la superficie con estas técnicas. Por otra parte, las cotizaciones de los precios del pimiento, aunque con los habituales altibajos, se han comportado de manera consistente en las últimas campañas. En el caso del tomate, va a disminuir su superficie previsiblemente hasta las 8,790 hectáreas, 765 hectáreas menos que la campaña pasada 2018/19 (9.555 hectáreas), lo que representa un 8 % menos.


Las razones de esta disminución hay que buscarlas en la dificultad del control de la tuta absoluta durante la campaña pasada, y, por otra parte, a la mayor cantidad de mano de obra necesaria para sacar este cultivo, con lo que los costes de producción se han encarecido en mayor medida y hace que los agricultores tomen la decisión de cambiar a otros cultivos de menor impacto salarial. Cabe destacar el aumento de la superficie de cultivo del calabacín hasta las 8,034 hectáreas, lo que representa 595 has más que el año pasado, un 8 % más porcentual. Las razones de este aumento son la rapidez de desarrollo de este cultivo y los menores costes de producción del mismo, de manera que es una alternativa más eficaz para conseguir ingresos de retorno a la explotación agraria.


El pepino subirá en la campaña 2019/20 un 4% más, 187 hectáreas más de cultivo, pasando de 4,677 hectáreas la campaña pasada a 4,864 hectáreas. Las razones de esta subida es que una parte de la producción de tomate también ha pasado a este cultivo. La berenjena aumentará  hasta las 2,207 hectáreas. 


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/20/economia/179027/el-pimiento-se-come-al-tomate

 

más leídas

últimas de Economía

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería