Los test de antígenos regresan a las farmacias almerienses a cuentagotas

La demanda se ha incrementado un 700% en los últimos días

Test de antígenos en una farmacia de la capital.
Test de antígenos en una farmacia de la capital. La Voz
Simón Ruiz 14:15 • 24 dic. 2021

La demanda de test de antígenos para detectar la infección de coronavirus se ha multiplicado un 700 por 100 en la última semana y ello ha provocado una situación de desabastecimiento en la inmensa mayoría de las farmacias almerienses porque no hay capacidad de producción, en la cadena de origen, es decir, no pueden soportar las peticiones de cooperativas y hermandades farmacéuticas.


Ese desabastecimiento se ha experimentado, sobre todo, a principios de esta semana con motivo de la llegada de las fiestas de Navidad, de la cena familiar de Nochebuena.


El problema estriba, según explica una fuente de la cooperativa Bidafarma, en esa limitada capacidad de producción de test de antígenos, sobre todo después de que la población haya disparado su intención de comprarlos en pleno estallido de la sexta ola de la pandemia.




Se trata de una coyuntura muy concreta, coincidente con las celebraciones de Nochebuena y Nochevieja, y que con el paso de los días ha motivado que los test estén entrando “con cuentagotas” en cada una de las 331 oficinas de farmacia que hay en la provincia, según el Colegio Oficial.


“Se espera que haya demanda de este producto hasta el mismo día de Nochevieja”. Son las previsiones de Bidafarma, una cooperativa que copa alrededor del 70 por ciento de la demanda que hay en las boticas de la provincia de Almería.




Explicaba en la mañana de este viernes, 24 de diciembre, la misma fuente oficial que “en función de los envíos de test por parte de los fabricantes, así se irá atendiendo la demanda”.


Por citar dos ejemplos, esta mañana de Nochebuena sí había disponibles test de antígenos en dos farmacias de la capital, una en el barrio de las 500 Viviendas y otra en la zona de Nueva Andalucía, en la calle Calzada de Castro.



En verano
Fue a finales del pasado mes de julio cuando las 21.137 farmacias comunitarias españolas se sumaron al Sistema Nacional de Salud en labores de detección de la COVID-19, una vez aprobado por el Consejo de Ministros el Real Decreto que exime de la necesidad de receta a los test de autodiagnóstico de la COVID-19. De esta manera, tras meses de espera y una vez sea de aplicación tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los farmacéuticos comunitarios comienzan a reforzar la capacidad de detección precoz como parte del sistema sanitario, mediante la dispensación a los ciudadanos de estos test.


Una vez aprobado el Real Decreto y ante el inminente inicio de la dispensación sin receta, desde la Organización Farmacéutica Colegial se insistía, en el verano de este 2021, en la necesidad de que, para poder obtener el mejor resultado en términos epidemiológicos a estas pruebas es necesario que las comunidades autónomas y los Colegios de Farmacéuticos se coordinen en el registro y notificación de los datos como ya ha anunciado que hará Navarra y se está estudiando en otras autonomías. En este sentido, desde la Organización Farmacéutica Colegial se reiteraba la predisposición de los farmacéuticos a trabajar en el desarrollo de protocolos conjuntos y sistemas de información que permitan la recogida y explotación de los datos junto a los obtenidos de otras estructuras y profesionales del sistema.


Para Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos “eximir de la necesidad de receta facilita el acceso a estas pruebas, así como su dispensación en farmacias garantiza la seguridad y cercanía las mismas”. Sin embargo, Aguilar defendía que hay que dar “un paso más y además de ofrecernos para ayudar al ciudadano en la supervisión y el acompañamiento en la realización de la prueba, estamos trabajando con el Ministerio y las Comunidades Autónomas para que el farmacéutico pueda incorporar los resultados al sistema de vigilancia epidemiológica para aumentar así la eficacia de la detección precoz y la adecuada gestión de la pandemia”.    


“En definitiva, es una buena noticia que se facilite el acceso a los ciudadanos a las pruebas, lo que permitirá aumentar la capacidad diagnóstica del Sistema Nacional de Salud, identificando de forma rápida sospechas de positivos y así controlar eficazmente la progresión de la pandemia; hecho que además permitirá descongestionar las estructuras de Atención Primaria de nuevo sometidas a una gran presión asistencial en esta quinta ola”.


Temas relacionados

para ti

en destaque