Los taxistas denuncian que siguen sin toldos en las paradas una década después

Llevan exigiéndolo años y, a pesar de la cercanía con el Ayuntamiento, siguen sin conseguirlos

Los taxistas no pueden más. Hace unos días, algunos de ellos se ponían en contacto con LA VOZ para denunciar que los toldos siguen sin llegar a las paradas de Almería donde las temperaturas son completamente insufribles. Estamos hablando de paradas como la de la Estación, el aeropuerto, los dos centros comerciales, el Hospital Torrecárdenas, y la de la Calle Rafael Alberti (ministerios). Una problemática que ya se ha hecho cotidiana para los que ejercen esta profesión, que como nos afirmaban "viene de toda la vida". "Recuerdo una reunión preelectoral con Luis Rogelio en la que ya nos lo venía prometiendo", afirma uno de los taxistas entrevistados, que estuvo hace una década en aquella reunión y que confirman desde la Asociación.


La del Alcampo, afirman que tiene la problemática de que aún no se ha definido si la acera pertenece al Ayuntamiento o al centro comercial y por tanto está todo en el limbo. En la del CC Torrecárdenas, confirman a LA VOZ que se estaba trabajando en ello, pero la empresa que lo iba a llevar a cabo, debido al retraso provocado por la pandemia, ha tenido que posponer los trabajos, pero aseguran que para 2021 estarán. El problema de la de la de la Calle Rafael Alberti  es que para poner los toldos haría falta quitar unos árboles, algo que el Ayuntamiento no ve con buenos ojos. En la del Hospital no han conseguido respuesta de los gerentes del mismo, y no solo eso, sino que además, por el cambio de la puerta principal, van a cambiar la parada a otra zona, peor situada y todavía con más sol, algo que no ha contentado nada a la Asociación. Y de las de la Estación y del aeropuerto, no se tienen noticias. En las reuniones que mantienen Ayuntamiento y Asociación, esta le sigue planteando la necesidad urgente de instalar toldos en estas paradas donde el calor se hace más insoportable, pero siempre obtienen la misma respuesta: "ya lo estudiaremos". 


Esto puede parecer curioso por la iniciativa de este Ayuntamiento de incentivar el uso del taxi, como servicio público sostenible. De hecho, con la anterior legislatura, se creó un convenio directo con la Asociación (ya una, conocida como Taxi Almería) a través del cual se llevarían a cabo una serie de medidas y dotaciones económicas directas para favorecer el consumo del transporte. Entre esas medidas, en concreto en el punto 3.1 apartado e), se especifica que "En función de las disponibilidades presupuestarias de cada ejercicio se procurará: dotar de nuevas infraestructuras de señalización, toldos, mobiliario urbano y demás elementos que contribuyan a mejorar la visibilidad y funcionalidad de las paradas de taxis de Almería, al objeto de garantizar un adecuado mantenimiento y conservación." 


En este convenio, también se recoge, en concreto en el punto 4, la creación de una oficina comisionada de naturaleza técnica llamada "El Observatorio del Taxi" y que estaría formada por profesionales del sector y empleados municipales con el objetivo de estudiar y analizar el servicio público del taxi en la ciudad de Almería. 



Además, anterior al convenio, el PSOE presentó una moción en el Pleno (28/09/2018) en la que exigía al Ayuntamiento que dotaran las paradas con toldos, pues así se lo habían hecho llegar los taxistas. El acuerdo en concreto decía lo siguiente: "Que se proceda, previa negociación con las Asociaciones de profesionales del taxi de la ciudad de Almería, a la adecuación de las paradas de taxis que se determinen, con la instalación de algún tipo de protección o entoldado para resolver el problema de este gremio, por tener que soportar temperaturas extremas en periodo estival y mejorando también así la calidad del servicio que se presta a todos los usuarios y usuarias". Este acuerdo se aprobó por unanimidad de los 25 miembros presentes de los 27 que legalmente componen la Corporación, es decir, todos los grupos, incluido el que conformaba el Ayuntamiento y que sigue en esta legislatura, el Partido Popular, votaron a favor. 


En esa moción, el por entonces concejal de Seguridad y Movilidad, Miguel Guzmán, afirmaba que ya se estaba trabajando con los taxistas en cuestiones como habilitar nuevas paradas como la de los Juzgados en Carretera Ronda, en la calle Alazán o en la Colonia de Araceli, cambiar la parada y hacer una nueva en la Avenida de la Tolerancia o poner toldos en la parada de los ministerios y del Alcampo con una partida de 12.000€. En definitiva, trabajar en las necesidades que la Asociación le hace llegar.


Pero esto no es del todo así. Como se decía anteriormente, en todas las reuniones se traslada esta problemática de los toldos y sobre esto no están teniendo respuesta. Además, desde la Asociación del Taxi nos confirman que esos 12.000€ para los toldos de las paradas de Rafael Alberti y del Alcampo no llegaron y que en el caso de haberlo hecho es totalmente insuficiente para acondicionar una sola parada; mucho menos dos. Además, también nos trasladan que esa oficina comisionada, el "Observatorio del Taxi", aun no se ha creado y que las reuniones que están manteniendo hasta la fecha son insuficientes para abordar todas las cuestiones que necesitan gestionar. 


Las últimas partidas económicas del Ayuntamiento en favor del taxi han ido dirigidas a compensar el exceso de licencias (70.000€ que finalmente no llegaron), para la adaptabilidad de 10 vehículos para personas con movilidad reducida (70.000€), a una subvención para hacer efectiva la unión de las dos radio operadoras (60.000€), para compensar al sector por la crisis de la pandemia (50.000€) y por último, tienen previsto, según afirmó el propio Guzmán en el Pleno anteriormente mencionado, invertir, mínimo, 90.000€ durante los cuatro años de vigencia del convenio. 


A pesar de todo el dinero invertido para el taxi, como se puede ver, algo tan necesario y sobre todo evidente, como es dotar las paradas de taxis con toldos en una ciudad como Almería, donde en verano podemos llegar hasta los 40ºC, parece no estar entre las prioridades, a pesar de ser algo que viene de tanto tiempo atrás. Ahora mismo, como ha podido comprobar LA VOZ en primera persona, la estancia en estas paradas se hace tremendamente insostenible tras estar tan solo 15 minutos en ellas. Esto está provocando o que las paradas estén vacías, como ocurre en la mayoría de los casos, o que el cliente tenga una experiencia desagradable, pues desde que se monta hasta que el coche vuelve a una temperatura soportable, puede haber incluso acabado la carrera. Esto lo ha corroborado la propia Asociación quien confirma que las paradas de la zona norte (Hospital, CC Torrecárdenas, y Alcampo) están normalmente vacías debido a que los taxistas las abandonan al poco tiempo y pierden la demanda que puede tener. 


Esto sin duda, está afectando al servicio pues los tiempos de espera, al no haber taxis en las paradas, es mayor por parte de los clientes, o si están, tienen que aguantar una temperatura muy elevada en su interior. Algunos se ven obligados a tener el coche arrancando con el aire puesto, lo que como es evidente, aumenta considerablemente el consumo.


De hecho, en la propia ordenanza municipal se especifica, en concreto en el título V, capítulo I, artículo 49, apartado 3: "Cuando los taxis no estén ocupados por pasajeros y estén disponibles como libres, deberán situarse en las paradas determinadas por el ayuntamiento o, en su defecto, circulando. Los autotaxis habrán de permanecer en los espacios libres de las paradas señalizadas por el Ayuntamiento de Almería, respetando en todo caso el número de autotaxis permitido en cada una de estos espacios habilitadas. En el desarrollo de los servicios, y a fin de atender adecuadamente la demanda, se procurará evitar la saturación e inasistencia en las diferentes zonas de la ciudad. Sin perjuicio de los periodos de descanso, vacaciones o cualquier otra interrupción o suspensión del servicio prevista en este reglamento, el vehículo autotaxi está obligado prestar diariamente sus servicios y concurrir a las paradas". Es decir, se estaría incumpliendo este punto de la ordenanza pues los taxistas no pueden hacerlo efectivo. 


Pero además, en la misma ordenanza, en concreto en el capítulo V, artículo 66, apartado 4, se especifica como derecho el "acceso a los vehículos en condiciones de comodidad y seguridad". Y en el mismo capítulo, en el artículo 68, apartado 2.b), se añade que "tendrá derecho a negarse a prestar el servicio cuando concurran circunstancias que supongan riesgo y/o daños para los usuarios, el conductor o el vehículo". Y resulta lógico pensar que en el caso de las personas mayores, sobre todo, hacerles entrar a un vehículo que esté a más de 45ºC, no es que sea precisamente seguro. 



 

Temas relacionados
Ayuntamientos Taxi Transporte

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque