Más de 300 alertas sanitarias en Europa, ninguna de Almería

La mayor parte de las declaraciones por residuos de plaguicidas

Análisis de residuos en un laboratorio almeriense
Análisis de residuos en un laboratorio almeriense La Voz

Los últimos datos recogidos por el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (RASFF en sus siglas en inglés -Rapid Alert System for Food and Feed-) vuelven a destacar que la agricultura almeriense se instala entre las zonas productoras más seguras de Europa y del mundo en cuanto a la salubridad de sus productos.


Ese último informe de la RASFF, recogido por la publicación digital Hortoinfo, indica que en los siete primeros meses de este año el sistema ha detectado y declarado un total de 301 alertas sanitarias relacionadas con productos hortofrutícolas, la mayoría de las cuales se deben a la presencia en los productos que llegan a los mercados de residuos de plaguicidas por encima de los límites permitidos.


Unas alertas en las que la horticultura almerienses queda fuera dado los altos niveles de control existentes en origen y a la generalización del control biológico para hacer frente a las plagas más frecuentes en el campo.


Plaguicidas
De las 301 alertas decretadas el mayor número corresponde a la detección de un exceso de plaguicidas en los frutos, un total de 141 muestras llegadas a los mercados de los países que integran la UE y que se valen de este instrumento para salvaguardar la salubridad de los productos hortofrutícolas.


Esos productos llegaron a los mercados procedentes de países comunitarios, pero sobre todo de países terceros que comercializan en Europa sus productos, según los datos que aporta Hortoinfo en base a los informes del Sistema de Alerta Rápida. De entre los que han sido detectados, el que más incidencias negativas ha generado es Turquía, que sólo en pimiento registra ya a estas alturas de campaña más de 50 incidencias, para un total que supera las 100 alertas decretadas.


En segunda y tercera posición se sitúan dos destinos lejanos como son la India y China, cada uno de ellos con una veintena de alertas. En el caso de la India el 75 por ciento de las alertas fueron por presencia de plaguicidas y en el de China en torno al 40. Otros 48 países productores han presentado alertas sanitarias declaradas en los siete primeros meses del año, entre ellos República Dominicana, Egipto, Tailandia, Italia o Malasia, con nueve, y Pakistán con ocho en este período.

 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail