“No veo el arte como algo vendible, considero que el arte es para el pueblo”

Entrevista a Tati, artista autodidacta y profesora de infantil de Almería

A los cinco años, Tati ya pintó su primer cuadro, que guarda a buen recaudo. También estudió el Grado en Magisterio Infantil en la Universidad de Almería. Actualmente se encuentra realizando el Doble Máster en Psicología Infantil y Juvenil, y Gestión Emocional y PNL. Paralelamente está formándose en Reggio Emilia. 


Para la persona que no te conozca, ¿quién es Tati?



A nivel artístico tengo dos caras, el lado de maestra y el lado de artista, pero considero que van de la mano. Soy una artista que intenta utilizar el arte para educar, es decir, una herramienta de transformación social. Considero que el arte puede sacar lo mejor de cada persona, del que se puede aprender y razonar problemas.


En realidad, el enfoque que le das es absolutamente social



Al final yo no veo el arte como algo vendible, no lo veo como un producto. Creo que el arte es para el pueblo. Pienso en qué sentido tiene que yo haga algo y me lo quede yo. O por ejemplo, hacer algo abstracto, darle un nombre y ponerle un precio desorbitado. Yo no veo el arte así, lo veo como algo con lo que todo el mundo tiene derecho, y debe tener una experiencia artística en la vida de una manera u otra. Nadie lo hace mal o bien. Tenemos el concepto de que debemos ser creativos, usar este color y no salirse del círculo. Estamos limitando a esas personas. Por eso entiendo que hay que darle a la gente la oportunidad de que experimente, se equivoque, que vivan la experiencia y que entiendan que de esa experiencia se puede sacar muchas cosas. 


Entender el arte para compartir



Me alegra ver el arte en la calle, en un colegio y que la gente lo disfrute. El arte limitado y privado no lo entiendo.


Hablemos de la conexión entre tu mundo profesional y Almería

Lo bueno que tiene Almería es que es un pueblo, y a mí me encanta mi tierra. Creo que se están haciendo cosas maravillosas, se está trabajando por la igualdad, por la inclusión, la diversidad... Yo tuve la suerte de empezar a hacer murales con la ayuda del Pacto de Estado, y por los pueblos conocí a personas maravillosas de las que me enamoré. Pueblos en los que yo no estuve nunca, y ahí empezó la cosa a ir a más. Quizá por el hecho de que Almería sea pequeña, el 'boca a boca' y el conocer gente, han hecho posible que salieran proyectos que en otro sitio no hubiera sido tan bonitos.


¿Es sencillo ser artista en Almería?

Al final lo bueno que tiene ahora la comunicación y la globalización es que tenemos un acceso a una ventana tan amplia como es Internet. Creo que ya da un poco igual donde estés. Personalmente, las redes son las ventanas de lo que tú quieres mostrar. Pero en Almería, como en cualquier otro sitio, tienes que moverte, buscar lo que te gusta hacer y ver si encaja. En mi caso, yo toqué un tema que no estaba o no está muy visto. Cuando yo empecé con el tema de la igualdad, había muy poquitas cosas. 


¿Hay una movida emergente dentro de la cultura almeriense? 

Están saliendo muchos artistas. Músicas y músicos, ilustradores, muralistas, tatuadores y tatuadoras, y sí que creo que la gente está apostando y concienciándose en ayudar y colaborar con la gente que está creando en Almería. Es gente joven que está luchando por lo que de verdad les gusta. Es cierto que Almería tiene poco movimiento cultural en comparación con grandes ciudades, pero poco a poco se está moviendo. Al final, viene una generación que apuesta porque viva el arte sin preocupación, sin competencia. Yo al menos, en el entorno en el que me muevo, no encuentro ese tipo de actitud. 


Es la única forma de crear una red de artistas

Para que haya cultura eso es lo que tiene que pasar, que todos vayan a una y que apuesten por disfrutar, compartir y crear. De qué sirve que yo crea algo e intente tirar por tierra el trabajo de otra persona, o viceversa. Así solo estás destruyendo la cultura. 


Muchos colores, muchas mujeres y afortunadamente, mucho feminismo, ¿qué buscas transmitir con tus obras?

A mí me gusta expresar positivismo. Colores que transmiten buen rollo, que los veas y te hagan moverte. Y ya no solo quiero transmitir mensajes feministas, sino que intento trasladar mensajes en positivo, en prevención. Intento no hablar de lo malo, sino de todo lo bueno que hay y todo lo bueno que podemos hacer para que esto no pase. Vamos a cambiar el mensaje a algo positivo, reírnos de las cosas cotidianas, trasladar mensajes de alegrías. Creo que lo único que importa es cómo te tomes la vida. Al final todo se reduce a hacer lo que te gusta y disfrutarlo, eso es lo que le llega a la gente. 


¿Cómo nace 'Tu arte lo parte'? 

Ahora lo pienso y no sé cómo lo he hecho. Soy maestra y pinto desde que tengo 5 años. Yo no entiendo mi vida sin dibujar, y no puedo separar las dos cosas. Cuando terminé la carrera estaba un poco perdida, muchos trabajos... El hecho de decir, si no oposito, no tengo salida. Y entonces empecé a hacer talleres de pintura por los bares, se reunían grupos de gente y empezaron a pedirme que diera clases. Pero yo no tenía nada, solo con una mano delante y otra detrás. Gracias al apoyo de mi familia y con mucho sacrificio, me arriesgué y tuve la oportunidad de montar un taller. 


¿Y qué tipo de talleres impartes?

Tengo grupo de adultos, de juveniles y unas clases extraescolares para los peques. Ahora estoy intentando introducir que vengan las familias, es decir, un adulto y un peque para que compartan la experiencia juntos. Me encantaría trabajar con la familia. Al final estas clases de pintura son para todos, no es sólo para niños, ni es simplemente una clase de una hora. Los niños vienen a desarrollar unas capacidades y unas habilidades maravillosas, y como familiares se lo están perdiendo. Vivir las primeras experiencias de los niños no tiene precio. 


Vivimos tanto en la prisa que nos perdemos muchas cosas

E incluso automatizados. Los hijos van a unas y otras extraescolares, y los padres no ven nada de lo que están aprendiendo, lo que ellos experimentan. Creo que es desconexión del pequeño o pequeña. Aunque sí que es verdad que entiendo que por horarios y trabajos hay mucha gente que no puede.


Proyectos junto a centro educativos, asociaciones, ¿qué te llevo a implicarte así? 

Yo como maestra busco estos proyectos. Me he encontrado con docentes que hacen trabajos impresionantes en Almería. Cuando empecé por los pueblos, salieron muchos colegios, asociaciones, y que tenían esa subvención para hacer diferentes actividades y elegían las artísticas. Entonces yo iba y lo hacíamos. A partir de ahí, las mismas docentes que estaban en los colegios, a través del boca a boca, la implicación y el trabajo en el equipo, tuve la oportunidad de participar en estos proyectos de los centros. Hay docentes que se curran estos proyectos y con estas subvenciones pueden hacerlos para cubrir las necesidades de sus alumnos. 

 

Temas relacionados
Entrevistas Mujer Cultura Arte Educación Asociaciones

para ti

en destaque