Vuelve a abrir uno de los senderos más famosos de Almería

Estuvo cerrado al público varias semanas por diversos arreglos tras sufrir daños del temporal

Puente restaurado recientemente en el sendero.
Puente restaurado recientemente en el sendero.
Francisco G. Luque 18:08 • 26 abr. 2022 / actualizado a las 20:44 • 26 abr. 2022

Después de haber estado cerrado al público durante varias semanas, uno de los senderos más famosos de la provincia almeriense ha vuelto a abrir sus caminos en plena Alpujarra almeriense. El paso del tiempo y, sobre todo, los daños del temporal de hace unas semanas, con corrimientos de tierra incluidos, provocaron que las administraciones competentes tuviesen que prohibir la actividad senderista en el mismo.  


Construcción de un nuevo puente de madera, arreglos de las señalizaciones y limpieza en general, sobre todo de piedras, tierra y ramas, son algunas de las actuaciones que se han hecho a lo largo de esta senda por la que cada fin de semana pasan cientos de senderistas. En este que se avecina, esta ruta podrá volver a los planes de aquellos almerienses que deseen disfrutar de un entorno único.


El sendero



Se trata del sendero conocido como la Hidroeléctrica, en el término municipal de Laujar de Andarax, que hace descubrir a los caminantes un precioso y sorprendente rincón del Parque Nacional de Sierra Nevada. En un pasado fue un canal que recogía el agua para una pequeña central hidroeléctrica que generaba electricidad para los pueblos de la zona y actualmente es una senda de pequeño recorrido (PR-A 36), con unos 9 kilómetros en total entre la ida y la vuelta, que presenta un desnivel de 235 metros, por lo que es un sendero considerado de dificultad media-baja


De trazado circular señalizado, se puede hacer, contando varias paradas, en alrededor de unas tres horas. Durante la caminata, el senderista parte desde el Área Recreativa de El Nacimiento, sube por una pista forestal paralela al río Andarax, rodeado de árboles como álamos y fresnos. Al llegar al Barranco del Chillo comienza una subida desde la que se contemplan unas bonitas vistas de la propia ruta, del valle y, tras dejar los pinares, se ve de frente la cumbre del Almirez (2.517 metros).



Posteriormente se llega a un cruce donde hay un giro a la derecha para descender al Barranco del Horcajo. Al volver al río, el caminante se topa con un puente de madera recién restaurado. Hay que subir después unas rocas, ayudados por unas cuerdas, y se llega a la presa de la Murilla. La ruta sigue por una acequia que cruza una pared de roca con dos túneles, siendo la parte más espectacular del sendero. Al llegar a los tubos por donde discurría el agua, bajada en 'zig zag' por la montaña hasta el Restaurante La Fabriquilla, parte de la antigua central hidroeléctrica.




Temas relacionados

para ti

en destaque