Día de la Madre: lugares de Almería con un encanto especial para celebrarlo

La provincia ofrece muchas posibilidades para hacer bonitos planes el próximo domingo 1 de mayo

Imagen del jardín botánico La Almunya del Sur. (FOTO: La Almunya del Sur)
Imagen del jardín botánico La Almunya del Sur. (FOTO: La Almunya del Sur)
Francisco G. Luque 12:31 • 18 abr. 2022 / actualizado a las 20:59 • 25 abr. 2022

Muy pocas personas son tan importantes como una madre. Nos traen a la vida y, a lo largo de la misma, como tónica general hacen un esfuerzo y un sacrificio constante por cuidar y proteger a sus hijos, del que curiosamente nunca se llega a ser totalmente consciente. Ahora, a las puertas de mayo, se va acercando su día y, pese a que se merecen algo extraordinario, se suele recurrir a las típicas flores, prendas de ropa, algún libro o directamente un álbum de fotos, regalos que, pese a estar hechos con cariño, no hacen justicia con lo que se merecen las mamás. ¿Y si se deja de lado lo material y se regala algo mucho mejor?


Puestos a valorar lo más valioso, nada está por encima del tiempo. Pasar buenos momentos junto a una madre y generar recuerdos inolvidables en lugares preciosos es la mejor forma de celebrar su día. Por suerte, la provincia de Almería ofrece un gran abanico de posibilidades para planear escapadas y visitas el próximo domingo 1 de mayo sin necesidad de hacer muchos kilómetros y de forma relativamente asequible. 



Mirador de La Amatista en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.
Mirador de La Amatista en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar.




Para mamás que aman la costa



En estas fechas no solamente empieza a acompañar el buen tiempo para hacer planes de playa, también el colorido de la vegetación en primavera invita a visitar ubicaciones costeras, sobre todo del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. Un domingo de retiro sobre la arena de Mónsul o en Los Genoveses es ideal, con parada en la era que hay junto al camino del Romeral que lleva a la finca conocida como La Fábrica. Desde allí hay unas vistas preciosas de la Ensenada y el suelo está cubierto de flores. Dicha zona, si acompaña una buena climatología, es perfecta para preparar un picnic y disfrutar del día en uno de los rincones más conocidos del paraíso almeriense. Dada la cercanía de San José, también está la opción de hacer parada en un restaurante para comer, como puede ser El Mirador del Faro. Ubicado en calle La Morra, tiene unas increíbles vistas al mar y a gran parte del turístico núcleo urbano nijareño. Un sitio perfecto para celebrar un día tan importante con una madre.


Como enclaves más tranquilos del Parque Natural están las opciones de La Isleta del Moro, con una visión privilegiada del monte de Los Frailes. Es un coqueto pueblo pesquero que nunca defrauda al visitante, que ofrece una gastronomía de gran calidad en sus diferentes negocios de hostelería: La Isoletta, el Hostal, el Hogar de la 3ª Edad... Saliendo de este pequeño pueblo que en su día fue un refugio de piratas, se puede poner dirección a Rodalquilar, que también ofrece numerosos encantos y cuenta con un restaurante de alto nivel, el Oro y Luz, que cuenta con hotel para pernoctar si se quiere disfrutar de un fin de semana único. Prácticamente a mitad de camino entra La Isleta y Rodalquilar, se encuentra uno de los mejores miradores de la provincia: el de La Amatista. Un lugar idóneo para hacerse una foto con mamá.




Tetería de la Almedina en la capital almeriense.
Tetería de la Almedina en la capital almeriense.


Viaje sensorial al legado árabe de la capital

Siempre apetece salir de la ciudad los fines de semana, huir de la zona rutinaria, pero la capital almeriense esconde grandes lugares para disfrutar y despejarse, para olvidarse del estrés y tener momentos especiales en un día como el de las madres. Subir a la azotea turística de la Plaza Vieja y disfrutar de las vistas o dar un paseo por la Almedina, es muy gratificante. Las pequeñas calles de este histórico barrio capitalino son acogedoras. De parada obligatoria es la teteria marroquí de la Calle Paz. La típica casa de la zona, ubicada en un estrecho callejón invadido por el olor de los jazmines entre el blanco de las fachadas, da cobijo a un negocio genuino. Su comida es un viaje seguro, con todos los sentidos, a Marruecos


Este 1 de mayo es un día idóneo para demostrar el amor hacia la persona que nos trajo a la vida. En la Plaza Campoamor se encuentra el mural de San Valentín, que está rodeado por un forjado donde los enamorados ponen el típico candado con sus iniciales. Un simbólico gesto que también pueden realizar los hijos e hijas con sus madres, como muestra de cariño eterno. Siguiendo por la zona, y manteniendo el guiño al legado árabe, existe la posibilidad de relajarse con una experiencia única en los baños de Aire.



Vista general de Laroya.
Vista general de Laroya.


Planes de interior

El interior de la provincia de Almería, muchas veces desconocido por los propios almerienses, está lleno de belleza. Lucainena de las Torres, bajo la mirada de la cara norte de Sierra Alhamilla, es desde hace años uno de los pueblos más bonitos de España. Sus cuidadas calles, llenas de maceteros con vivas flores de distintos tonos, regalan al visitante una estampa inolvidable, perfecta para compartir en familia. Un regalo con gusto, perfecto para una madre con la que brindar desde el encantador porche del Restaurante La Troje.


Otra localidad que nunca defrauda es Níjar, pueblo que trae recuerdos de la infancia a media Almería, de los años de bonanza turística en la zona gracias a sus talleres y tiendas de artesanía. Tras visitar sus barrios, es necesario reponer fuerzas en el núcleo urbano nijareño más pequeño, en Huebro. Desde la plaza de esta pequeña ubicación con un marcado pasado minero, se ve gran parte del campo de Níjar y desde su balsa parte una ruta senderista hacia la villa donde el agua y los milenarios sistemas de canalización son protagonistas. Una vez allí, en Huebro, es irremediable no caer en la tentación de cruzar la puerta del Bar Casa Enriqueta, tradición en estado puro. 


En la comarca nijareña también es una buena opción para este día El Pozo de Los Frailes. Una de las localidades más desconocidas de la zona, pese a que está de paso hacia San José y las mejores playas de Almería. Cuenta con un un molino restaurado muy cerca que es uno de los escenarios más inmortalizados por los fotógrafos de bodas y adentrarse en las pocas calles de la parte vieja del pueblo es todo descubrimiento que no deja de sorprender al caminante. El Restaurante La Gallineta, en un restaurado caserío típico del lugar, es la mejor elección para compartir una experiencia gastronómica con la familia, teniendo también, al otro lado de la localidad, un restaurante indio idóneo para vivir una nueva experiencia gastronómica. Desde su terraza hay unas vistas increíbles. 


Cruzando la Sierra de Los Filabres, hacia el Valle del Almanzora, se encuentra el acogedor pueblo de Laroya. Su ubicación es de postal e invita a pasar un fin de semana completo gracias a sus conocidas casas rurales de Reul Alto o Picachico. Un lugar para disfrutar del senderismo, de las rutas de Las Balsas y la de Los Molinos. En la misma sierra está Serón, que ofrece también un alojamiento de gran calidad como es la Posada del Candil. Allí se organizan actividades relacionadas con la astronomía, una buena sorpresa para una madre.


Si el plan solamente es para el domingo y apetece pasar el día en el campo, la Alpujarra es también una apuesta segura con Las Canales de Padules o el merendero del Nacimiento en Laujar de Andarax, al igual que Los Vélez y su preciosa Sierra de María en estas fechas.



Imagen del Mariposario de Níjar.
Imagen del Mariposario de Níjar.


Algo más original para las madres

Como si de un oasis se tratara, entre los invernaderos de El Ejido se encuentra uno de los jardines botánicos más bonitos de España. La Almunya del Sur está en el Paraje Tarambana y sorprende a toda aquella persona que lo visita. Un buen regalo, como experiencia visual, para cualquier madre a la que un simple ramo de flores se le quede corto. Con miles de ejemplares distintos, organizan visitas libres o guiadas, talleres de ocio y de medioambiente. Este lugar es un lujo para la vista y mucho más en época primaveral.


Otro lugar de sorprendente belleza es el Mariposario de Níjar. Abrió esta temporada a mitad de abril y estará disponible hasta el 1 de noviembre 2022, último día de la temporada para descubrir la fascinante metamorfosis de estos lepidópteros. Bajo una especie de estructura a modo de invernadero se esconde un precioso y florido jardín nijareño, donde unas 300 mariposas exóticas, viven y vuelan en libertad. Un lugar perfecto para las madres amantes de la naturaleza, que cuenta con medio de centenares de flores, plantas y árboles, además caminos y fuentes. A través de una corta visita guiada de aproximadamente 20 minutos, dan las claves para que los visitates se dejen seducir por la magia de tan frágil y espectacular ecosistema.



Estatua de una cabra en la zona recreativa de Nacimiento de Laujar de Andarax.
Estatua de una cabra en la zona recreativa de Nacimiento de Laujar de Andarax.


Disfrutar de la naturaleza en familia

Para las personas que prefieran pasar un día con su madre haciendo planes más activos, LA VOZ recomienda una ruta senderista que en los últimos años ha recibido por sus caminos a miles de personas: la del nacimiento del Río Aguas. Está llena de pozas de agua en las que se aprecian, entre otras especies, a pequeñas tortugas. A lo largo de su recorrido se cruza por varias zonas de cortijos restaurados por familias, con una tendencia claramente ecologista, que tienen el entorno de Los Molinos muy cuidado. Hay túnel de rocas, un mirador y zona para aparcar muy cerca de la zona en la que nace este río. 


También como plan en plena naturaleza, si el tiempo acompaña sería un buen día para disfrutar desde las alturas en la Sierra de los Filabres, junto a las imponentes estructuras del Observatorio Astronómico de Calar Alto. Incluso existe la posibilidad de visitarlo, previa petición de información. De camino hacia las cúpulas, subiendo desde Gérgal, hay varias paradas paras hacer buenas fotografías e incluso merenderos para sentarse y disfrutar del entorno tomando un tentempié. Hacia el otro lado de la sierra, dirección Serón, se encuentra un bonito pueblo minero, ahora convertido en punto turístico de referencia, en el que hay un camping entre un paisaje de pinar y vegetación típica de alta montaña. Se trata de Las Menas, otra visita que no defrauda e idónea para sorprender a mamá en su día.


Temas relacionados

para ti

en destaque