La ilusión viaja por toda la provincia al paso de las Cabalgatas

Almería vuelve a inundarse de ilusión tras un año marcado por la pandemia

Las tradicionales cabalgatas de los Reyes Magos han regresado a las calles de la provincia de Almería en una edición marcada por la prevención. El regreso de la magia y la ilusión a los municipios almerienses se produce después de que hayan tenido que adaptar el transcurso de las comitivas reales, modificando sus recorridos, e incluso anulándolas, y optar por planes como ir puerta a puerta a visitar a los niños o hacerlas de forma estática.


Con el objetivo principal de evitar aglomeraciones entre vecinos y visitantes, la organización de los diferentes municipios han coincidido en la aplicación de las medidas sanitarias que prevalecen para evitar los contagios por Covid-19. El uso obligatorio de mascarillas, el no lanzamiento de caramelos o adaptar el recorrido hacia calles anchas han marcado el devenir de una jornada que ha devuelto la ilusión a los más pequeños después de meses donde los contagios han sido los principales

protagonistas.



Quizás por ello los Reyes Magos no han querido pasar por alto visitar una provincia que los esperaba con muchas ganas. Reseñable ha sido el paso de los Reyes Magos por las pedanías de Huércal-Overa, que lo han hecho en coches clásicos descapotables. Como también ha sido llamativa la llegada de sus Majestades a Abla, subidos en Rolls Royce. Pero los tres magos reales han sabido adaptar su llegada a cada municipio, de hecho en Carboneras lo han hecho a través del puerto mediante una embarcación

de Protección Civil.



La emoción por su recibimiento ha sido palpable en los centros hospitalarios hasta donde los tres protagonistas han acudido para acompañar a las personas que se encuentran ingresadas en estas fechas tan señaladas del calendario. En una jornada tan especial en la que no han faltado los regalos, sus Majestades tampoco se han olvidado de las personas que se encuentran confinadas o de los vecinos de aquellos pueblos de la provincia que decidieron suspender, por segundo año consecutivo, la celebración de las cabalgatas.


Melchor, Gaspar y Baltasar han acudido puerta por puerta para repartir los regalos a los más pequeños de la localidad. Como regalos son también aquellos deseos que muchos vecinos han pedido a los Reyes para vislumbrar un horizonte nuevo que consiga empequeñecer las numerosas dificultades sanitarias por la que atraviesa actualmente nuestra sociedad. Nos separan algo más de trescientos sesenta para desvelar cómo será la próxima visita de la comitiva de sus Majestades a la provincia de Almería.



 

Temas relacionados
Reyes Magos Ayuntamientos

para ti

en destaque