Huércal-Overa

Profesora del ‘Cura Valera’: “Los alumnos dicen que no pasó nada”

Educación investiga los hechos denunciados por un alto cargo provincial del Partido Popular

el instituto de Huércal-Overa Cura Valera se ha convertido en el centro de la polémica.
el instituto de Huércal-Overa Cura Valera se ha convertido en el centro de la polémica. La Voz

La polémica desatada por lo ocurrido en una charla sobre sexualidad y pornografía realizada para los alumnos de primero de Bachillerado del IES Cura Valera de Huércal-Overa no parece ser “para tanto”. Así lo asegura, en declaraciones a LA VOZ, una docente del centro huercalense, que prefiere mantener el anonimato, y que desvela que fueron los propios alumnos que asistieron a dicha actividad los que le han comunicado que “no pasó absolutamente nada fuera de lo normal” y que no se conciba “dentro de ese tipo de charlas”.


Una idea que ya defendió este jueves la monitora encargada del taller, Davinia Simón, responsable de Formación Vida, quien aseguró que no era la primera vez que se realizaba esta misma clase: “Esta misma formación la hicimos hace solo una semana en otro municipio de la provincia y fueron muchos los alumnos y profesores que nos dieron la enhorabuena por la manera de acercarles estos conocimientos”, dijo.


Pero la polémica ya estaba servida. A pesar de las declaraciones de alumnos y profesores y a pesar, también, de que entre los propios participantes no había unanimidad sobre lo ocurrido, tal y como explicó la presidenta del AMPA, Mari Carmen López, la tranquilidad no llega al municipio de Huércal-Overa, que permanece convertido en un hervidero desde este jueves, cuando el padre de un alumno hizo saltar con su denuncia todas las alarmas de la comunidad educativa de toda la provincia.


Una única denuncia tras la que, según pudo conocer LA VOZ, se encuentra el progenitor del propio joven de 17 años que participó como voluntario en la polémica simulación y que es, a su vez, un alto cargo del Partido Popular a nivel provincial. 


De este modo, tras airear la polémica por la situación vivida en el IES huercalense, el padre del joven implicado declinó realizar declaraciones, aunque sí quiso especificar que detrás de su denuncia por lo ocurrido “no hay” intención política alguna. 


Así de contundente se mostró después de conocerse que la Inspección Educativa de la Delegación Territorial de Educación, Deporte,Igualdad y Políticas Sociales  iba a abrir un procedimiento de investigación para esclarecer lo acontecido en el centro.


Sin polémica

Fue Antonio Jiménez Rosales, delegado de Educación en Almería, quien, en declaraciones a la Cadena SER Levante, aseguró que desde la delegación se iniciaron este viernes todos los trámites necesarios para recabar información al respecto, aunque sí hizo hincapié en un aspecto: “Este mismo taller se ha celebrado en otros 121 centros de la provincia y es la primera queja que hemos recibido”, apuntó Jiménez, quien quiso reclamar “prudencia”, ya que los alumnos implicados en la polémica son menores de edad. 


Y es que, tal y como aseguró la monitora y desde la propia dirección del centro apuntaron, el asunto “se ha sacado de contexto” y “no es para tanto”. “En primer lugar, no eran alumnos de tercero de la ESO, como he visto que se ha llegado a publicar, ni se obligó a ninguno de ellos a imitar una felación. Es una actividad que hemos hecho siempre en este taller y que, a través de un cambio de roles entre un chico y una chica, que salen voluntarios para la exposición, intentamos explicar que lo que ven en la pornografía no es verdad”, señala la monitora encargada de la formación, quien asegura que durante todo el día del jueves intentó disculparse con este “único padre” que, dice, suscitó la polémica.


Una reunión que terminó por producirse y en la que, según las palabras de la formadora, le pidió “perdón” de todas las maneras si su hijo se había sentido ofendido pero que, “en ningún momento”, tuvo que simular una felación “ni nada similar”.


Lo ocurrido Así, el relato de Simón narra unos hechos radicalmente distintos a los recogidos por este padre. “Yo solicité que salieran dos voluntarios que fueran un chico y una chica con la intención de ejemplificar la cosificación y la relación no simétrica en las imágenes que podemos ver en la pornografía que ellos consumen.Y fue simplemente preguntarles cómo comienzan las películas porno y fueron ellos mismos los que dijeron con una felación. Fue ese momento cuando uno de los dos chicos, que hacían un cambio de rol, hizo como que se agachaba, pero ni se tocaron en ningún momento, ni, por supuesto, tampoco hicieron gestos obscenos”, señala la monitora, quien aún no sale de su asombro por todo el revuelo que se ha ocasionado alrededor de su formación.


Un alboroto que el jueves llegó a plantearse, según algunos progenitores del centro, que fuera denunciado ante la Guardia Civil, pero que, según confirman fuentes de la Benemérita, no ha sido así, pues no hay registrada denuncia alguna por estos hechos en el cuartel de la Guardia Civil en Huércal-Overa.


De momento, tal y como informó la Junta de Andalucía, continúa abierto un procedimiento de investigación para esclarecer lo ocurrido durante un taller de sexualidad destinado al alumnado de Bachillerato del IES Cura Valera de Huércal Overa, durante la mañana de ayer.


Controversia, bulos y reacciones

Tras la publicación realizada por este diario sobre lo sucedido en la charla impartida por la responsable de Formación Vida, Davinia Simón, las reacciones en las redes sociales se sucedieron rápidamente. En concreto, fueron algunos dirigentes del partido VOX los que utilizaron la información para  mostrar su defensa del Pin Parental, para lo que utilizaron el ‘hastag’ (etiqueta en castellano) #PinParentalYa, aunque para ello se hicieran eco de una información incompleta.  


Este es el caso del diputado y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Vox en el Congreso de los Diputados, Ignacio Garriga, quien compartió una publicación en su cuenta de Twitter, que cuenta con cientos de reacciones y en la que se asegura que en Huércal-Overa hay “talleres donde usan a los menores para simular felaciones entre ellos delante de la clase”, a lo que se añade que se trata de alumnos del curso de 3º de la ESO. 


Algo que no se corresponde con la realidad, pues tal y como adelantó LA VOZ y confirmó posteriormente la delegación de Educación de la Junta de Andalucía a través de una nota, se trataba de estudiantes del primer curso de bachillerato, es decir, que cuenta con 16 o 17 años com mínimo.


Pero no cesó la “denuncia” y, por su parte, el secretario general del Grupo Vox Andalucía y diputado por almería, Rodrigo Alonso, aseguró en su cuenta de Twitter que este hecho es “la prueba” de que en las aulas andaluzas “hay adoctrinamiento”. 



 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería