6.000 alumnos estudian religión islámica en Almería y miles no pueden hacerlo

El alumnado de religión católica en la provincia es un 10% superior a la media nacional

Alumnos del CEIP Virgen del Rosario de Roquetas, que no pueden estudiar religión islámica pese a que más del 60% son musulmanes.
Alumnos del CEIP Virgen del Rosario de Roquetas, que no pueden estudiar religión islámica pese a que más del 60% son musulmanes. La Voz

Por mucho que la enseñanza de la religión suela ser el “blanco fácil” de las nuevas leyes educativas, como ponen de manifiesto los profesores de esta materia consultados por este diario, y de que también haya sido considerada durante mucho tiempo  como una ‘maría’, lo cierto es que en Almería son una amplia mayoría los alumnos de Educación Infantil y Primaria que cursan esta materia en los centros públicos


Casi un 70% de los niños de la provincia (37.942 alumnos, que suponen un 69,62%) estudian alguna religión, aunque la católica sigue siendo, lógicamente, la mayoritaria, puesto que la cursan casi seis de cada diez alumnos en los colegios públicos (un 59,73%), según los datos de este curso facilitados por la Delegación provincial de Educación. Son exactamente 37.942 los alumnos de Infantil y Primaria que estudian religión católica.


Esto significa que el porcentaje de los alumnos matriculados en religión católica en la provincia está casi 10 puntos por encima de la media nacional, siempre en referencia a centros públicos y a la Educación Infantil y Primaria. Según los datos facilitados por la Conferencia Episcopal Española esta misma semana, los alumnos de estos niveles educativos en centros públicos que cursan religión católica en el país son un 50,25% del total (1.146.252 estudiantes de los 2.280.782 de toda España).



“En Almería no solo no bajan los matriculados en religión católica, sino que suben en algunas zonas, sobre todo del Poniente y el Levante, donde hay un mayor crecimiento de la población, y donde también muchos hijos de inmigrantes, sobre todo de países latinoamericanos, se matriculan en esta asignatura”, dice José Benito Pereira, presidente del comité de empresa de profesores de religión en Almería. 


Gran diferencia



Según añade, aunque la provincia tiene unos índices de estudiantes en esta materia muy similares al resto de Andalucía, la diferencia a favor es muy grande con la de otras provincias, de comunidades como Castilla León o Castilla la Mancha.


Frente a esa gran mayoría católica, los alumnos de Infantil y Primaria que estudian religión islámica en centros públicos almerienses son en la actualidad, según la Junta, 5.933, que suponen el 9,34% del total, si bien en este caso, al igual que sucede en Secundaria, los musulmanes que viven en Almería se enfrentan al problema de la falta de profesores, debido a “problemas burocráticos y de coordinación entre la Junta y el Gobierno”, según Abdallah Mhanna, presidente del Centro de Imanes de Almería y profesor de religión islámica en el Colegio El Puche. 



Mhanna también pone en duda los datos de la Consejería: “Ahora mismo hay solo diez profesores en Almería, que a lo sumo podemos impartir la materia a 4.000 estudiantes”. Además, señala que otros diez maestros están esperando ser autorizados por el Ministerio y la Junta, aunque en realidad, según sus datos, en la provincia serían necesarios al menos 50 o 60 profesores para todos los niveles educativos hasta bachillerato, que serían alrededor de 17.000 (12.000 de infantil y primaria y 5.000 de secundaria).


Es decir que la demanda real es mucho mayor a la de los alumnos que pueden recibir clase de religión islámica, y se dan casos, incluso, de centros que cuentan con un gran número de niños musulmanes que no pueden optar siquiera a esta asignatura por falta de profesores. Esto sucede, por ejemplo, en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Virgen del Rosario de Roquetas de Mar, que pese a contar con más de un 60% de sus 280 alumnos musulmanes, y de que los padres demandan la asignatura de religión islámica, a día de hoy no se puede ofrecer porque no tiene profesor. 


Quebradero de cabeza

Para el director de este centro, José Manuel Andrés Ortega, la asignatura de religión supone un quebradero de cabeza para los colegios que tienen alumnos de distintas procedencias y religiones (en la actualidad se imparten en la provincia la católica, la evangélica y la islámica), puesto que es muy complicado coordinar los horarios, teniendo en cuenta además las limitaciones de lo maestros, que en muchas ocasiones deben dar clases en varios colegios. 


Por ello, estima que en general esta asignatura “está muy mal organizada, tanto por la Junta como por el Gobierno” y concluye que para mantener este ‘caos’ organizativo sería mejor que la religión pasara a ser un actividad extraescolar en los colegios.


Aunque en centros  de Infantil y Primaria como el Virgen del Rosario no se puede impartir la religión islámica por falta de profesores, en una gran cantidad de la provincia sí se hace e incluso en muchos llegan a ser una gran mayoría respecto a la católica, como sucede en centros de la comarca de Níjar, El Ejido, Vícar, La Mojonera, Roquetas de Ma ry barrios de la capital como El Puche, siempre según los datos oficiales de la Consejería de Educación.

El centro de la provincia con más alumnos de religión islámica es el CEIP San Ignacio de Loyola de Las Norias, con 363. Se da la circunstancia, además, de que los tres colegios de este núcleo ejidense (también el Mirasierra y el Sol de Portocarrero) tienen mayoría de estudiantes de esta religión.

Por último, los alumnos de infantil y primaria que estudian religión evangélica en Almería son 361, el 0,55% del total.

Sin religión islámica en secundaria
En secundaria, la diferencia de matriculados en religión en Almería respecto a la media nacional es aún mayor que en infantil y primaria. Atendiendo a los datos de la Consejería, en la provincia el 59,97% de los estudiantes de centros públicos cursan esta materia, mientras que la media en España es del 46,57%. 

En Almería los estudiantes de religión católica en secundaria son 18.363, de un total de 30.900, mientras que los alumnos de religión evangélica son 169.

Y esto es así a pesar de que a día de hoy no pueden estudiar religión islámica los alrededor de 5.000 alumnos que podrían hacerlo, como expone Abdallah Mhanna, representante de la comunidad musulmana en la provincia, también porque faltan profesores, por la misma razón que sucede en infantil y primaria, es decir por trabas burocráticas. 

Profesores de religión católica de secundaria consultados confirman que, efectivamente, el porcentaje de sus alumnos no solo no ha bajado en los últimos años sino que incluso en algunos casos ha aumentado. Es más, Nuria Manzano, profesora en El Ejido, afirma que a sus clases se han sumado de un tiempo a esta parte incluso alumnos musulmanes. 

Desbarajuste
Este aumento de estudiantes se produce, como destaca, a pesar del "desbarajuste organizativo" de la Consejería (que es la que contrata como personal docente laboral, con el visto bueno del Obispado) de Educación a la hora de fijar los destinos de los profesores de religión. “Muchas veces nos los dan a conocer un día antes del inicio del curso e incluso con éste ya comenzado”, se queja. También lamenta la actual falta de profesores, que hace que la bolsa de empleo esté siempre vacía, provoca que en muchos casos no puedan ser sustituidos. 

Los profesores de religión católica deben tener una titulación civil y eclesiástica, en la que se incluye el visto bueno del Obispado, expone Jacinto Díaz, profesor durante 20 años en el IES Algazul de Roquetas de Mar.

Él, licenciado en Filosofía y Teología, resalta que el porcentaje que cursa religión católica se mantiene estable. “De 800 alumnos son 600 los matriculados en esta materia, y las clases tienen una ratio de 33 alumnos, que a fin de curso suben a 35 o 36, el máximo permitido”, dice.

Más del 65% en todos los centros
En el conjunto de los niveles educativos, desde infantil al bachillerato, incluyendo también los centros concertados y privados, el índice de alumnos que estudian religión católica supera el 65%, tal y como informa Antonio Jesús Manzano, delegado episcopal para la enseñanza en Almería.

Según la Conferencia Episcopal Española, al inicio de este curso los alumnos matriculados en toda España son 3.151.194, lo que significa el 59,85% del alumnado. En relación al año anterior se da un leve descenso, puesto que era del 60,59%. 

 

Temas relacionados
Educación Religión Junta de Andalucía Gobierno de España Roquetas de Mar Inmigración

para ti

en destaque