Juan Manuel Sánchez presenta ‘El abogado adicto’ en el Colegio de Abogados

El letrado narra la lucha contra las adiciones y trata de ayudar a otras personas afectadas

Juan Manuel Sánchez Fernández, autor de El abogado adicto
Juan Manuel Sánchez Fernández, autor de El abogado adicto La Voz

Juan Manuel abraza firme el libro contra su pecho. Las manos decididas y orgullosas rodean las cubiertas, como un náufrago tocando tierra, pero liberado de cualquier ansiedad. Sin nervios. El abogado está ahora en paz. “Llevo más de dos años sin beber”.

Conversa relajado de las miserias de un pasado entre bares y pequeños traficantes de drogas y se ilumina en los recuerdos de un proceso de renacimiento personal. Menciona a su familia. Repite. Su esposa. Su hija. “Mi mujer me salvó la vida, si no es por ella, en este maravilloso momento no estaría aquí”.  Y lanza un mensaje de esperanza para otras personas atrapadas en el mismo temporal. “Ahora vivo de verdad. ¿Miedo ahora? Ya no existe esa palabra”.

Su experiencia se narra en el libro ‘El abogado adicto’, publicado por la Editorial Círculo Rojo (octubre, 2021) y cuya presentación en sociedad se realiza este jueves en el salón de actos del Colegio de Abogados de Almería a las 19 horas. No es una historia cómoda.


“Ese día le dije a mi mujer que mi deseo era beber alcohol y que era mi felicidad, que todo estaba en tomar unas cervezas (…) Dejé a mi mujer y a mi hija a cambio de una triste y amarga botella de alcohol (…) Comencé el traslado (…) Pensaba de manera convincente en la compra de ese chalet, reformarlo, exigirle el divorcio y ser independiente y feliz bebiendo alcohol. Era la primera noche en un colchón sin somier, a pelo. Me puse el pijama y unas chanclas de verano. El móvil en el suelo con el cargador”.

La obra firmada por Juan Manuel Sánchez Fernández describe una larga travesía por las profundidades de la adicción al alcohol, las drogas y la prostitución. Se sumerge en el proceso de destrucción personal y profesional de un abogado en ejercicio en Almería, pero sobre todo, pretende convertirse en un ejemplo.

“Espero que sirva de motivación y ayuda a todos los adictos y no adictos al alcohol y a otras drogas, a todas las personas que no rodean de esta enorme lacra”, señala el autor. “Háganse cargo de esta grave y tremenda enfermedad que es letal y no perdona, que nos arruina la vida”.

Juan Manuel Sánchez comenzó a beber siendo un adolescente y agotó cada copa durante dos décadas. “Yo comencé a beber a los 16 años. Aquello fue algo tremendamente atractivo, fantástico, era un subidón de dopamina impresionante como no había experimentado jamás”, pero luego llegó la caída.

A lo largo del libro explora lugares comunes en las adicciones como la desconexión con la familia, el gasto desmesurado de dinero o las consecuencias laborales de “vivir en el caos”, en palabras del propio autor. Es, en este sentido, un relato descarnado de experiencias negativas asociadas al vaso y a la droga.

“Me pagaban una minuta de 2.000 ó 3.000 euros y me quedaba a cero en dos días. Esa es la adicción y la inconsciencia. Pensaba que era solo una marchilla. Yo no lo aceptaba. Esa es la dependencia”, recuerda. “Hay compañeros míos de terapia que me dicen que han tenido una recaída de solo dos o tres cervezas, pero en realidad la recaída empieza antes del consumo. ¿Por qué? Porque te encuentras débil y no has hecho deporte, no has leído un libro, no has tenido ocio o no has ido con un amigo a charlas. Eso está ahí y al final sale”.


Esperanza



Su proceso de dexintoxicación chocó con el cerrojazo provocado por la pandemia, un momento crucial para su recuperación. “Cuando eres un adicto, en esos momentos, piensas más en la droga. Sin embargo, yo me centré en desarrollarme, en estudiar, en leer y eso he tratado de reflejar en el libro”.

También ha sido fundamental en su travesía la irrupción del ‘mindfulness’, al que dedica un capítulo de ‘El abogado adicto’. “Yo me levanto todos los días a las seis y media de la mañana para meditar, no fallo nunca. Y estoy todo el día activo”.

Juan Manuel Sánchez Fernández (Almería, 1974) es abogado en ejercicio desde 1999 y tiene despacho en Aguadulce, donde se ha criado y desarrollado el grueso de su carrera profesional. Ha fundado un grupo Zazenju de meditación y cursa un máster de Experto en adicciones sobre alcoholismo y drogas. Como letrado ha participado en conocidos procesos penales como el crimen de El Bobar (2019) o el doble crimen de la plaza Pi y Margall, acaecido en junio de 2010.



 

Temas relacionados
Alcohol Justicia Colegio de Abogados

para ti

en destaque