La naranja almeriense entra en barrena

Crece la cosecha provincial hasta los 223.000 toneladas pero cotiza a menos de 15 céntimos

La climatología ha favorecido el incremento del aforo de naranja durante este año.
La climatología ha favorecido el incremento del aforo de naranja durante este año.

Con el pico de la demanda en todo lo alto, los precios en origen de la naranja almeriense se derrumba por debajo de los quince céntimos que supone para los productores sudor, lágrimas y ventas por debajo de coste. 


El incremento de producción esta campaña en un 11%, auspiciado sobre todo por la óptima climatología, no está siendo correspondido con la recompensa de los precios. La provincia urcitana, que tiene radicadas su principales zonas productoras en la vega del Andarax y en la confluencia de Antas, Vera y Huércal-Overa, tiene previsto un aforo de 223.000 toneladas de cítricos al final de esta campaña y es la cuarta provincia andaluza en fruto recolectado, destacando sobre todo en limón como la primera provincia junto a Málaga. Almería tiene previsto producir 128.000 toneladas de naranja, 54.000 de mandarina, 36.708 de limón y 1.596 de pomelo, fruto que ha crecido un 36%.


Uno de los hándicaps, indican los productores de organizaciones agrarias como Asaja, ha sido el retraso de la campaña hasta avanzado noviembre y la coincidencia en el mercado con producciones de países terceros, en especial con la naranja que entra de Sudáfrica, que ha contado con aranceles reducidos, lo que, junto a los problemas  en el transporte  por protestas en la frontera francesa, han perjudicado las operaciones mercantiles y los precios. 


Más pomelo Ahora se suma también la entrada a Europa de la naranja egipcia, que comercializó el pasado año 281.000 toneladas en el mercado comunitario, que supone un 30% del total llegado de fuera del mercado común. Este descenso en los precios de los cítricos se ha dado de forma generalizada, si bien el descenso en limón ha sido menos fuerte, siendo la mandarina la que peor resultado está ofreciendo en estos momentos. 


Así durante noviembre el valor medio de la naranja apenas ha alcanzado los 19 céntimos, un 17% por debajo de campañas anteriores, y la mandarina en función de la variedad también ha rondado los 21 céntimos,  un 20% por debajo del precio de la campaña anterior, aunque en estos momentos su precio se ha desplomado por debajo incluso de los 15 céntimos. Los productores critican que se estén produciendo situaciones abusivas hacia los agricultores, ya que algunos operadores comerciales están motivando la venta a resultas (es decir, sin precio), lo cual además de ser una práctica ilícita lleva aparejada una mayor depreciación en los precios, situaciones ante las que desde Asaja animamos a los productores a denunciar a los organismos encargados de velar por el cumplimiento de la  conocida como Ley de la cadena, evitando abusos y situaciones injustas para los productores.


Toneladas   retiradas El problema no es específicamente almeriense, sino que atañe a toda la península y el Ministerio de Agricultura ha autorizado  a las organizaciones de productores para retirar 50.000 toneladas del mercado para transformar en zumo y distribuirla  entre colectivos desfavorecidos. 


 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail
Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.