“A la Agrupación no se le pueden pedir cosas que no se pueden realizar”

Entrevista a Isaac Vilches, Candidato a la presidencia de la Agrupación de Hermandades

El candidato Isaac Vilches posa tras la entrevista.
El candidato Isaac Vilches posa tras la entrevista. La Voz

Este barcelonés hijo de una almeriense soñaba, desde pequeño, con Almería. Más de dos décadas despues de instalarse aquí, el cofrade que dirigió tres años el rumbo de Prendimiento opta a la presidencia de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de su ciudad. Todo, desde la humildad.


Hombre de Iglesia como pocos, Isaac Vilches se presenta a las puertas de Ciprés con dos ideas claras: servir a las hermandades y recuperar su confianza. A partir de ahí, el límite lo ponen los cofrades de Almería:

¿Qué es para ti la Agrupación y qué funciones debería tener el ente?
Su objetivo es agrupar a las hermandades y su funcionalidad principalmente es darle servicio exclusivo a las hermandades. Su funcionalidad creo que es gestionar, exclusivamente, y dar servicio a las hermandades ahora mismo, a día de hoy.

¿Crees que eso se sabe en el mundo cofrade o la gente piensa que la Agrupación tiene más poder del que realmente tiene?
Estoy totalmente convencido de que falta información, pero información que también tiene que ser traspasada por los hermanos mayores. Tenemos un problema y es que creo que no tenemos confianza en la Agrupación. Estoy convencido de que el 70 % o el 80 % de las hermandades no cree en la Agrupación.


¿Los motivos? Creo que pueden ser muy diversos. Partimos de que es una Semana Santa relativamente joven y aquí se fundamentan primero las hermandades y luego lo que venga.


Como ente, uno de los primeros cambios que necesita la Agrupación es ser más representativa: en el sentido de las hermandades y también en el sentido social. Que la sociedad sepa la funcionalidad de la Agrupación, porque hay un desconocimiento de parte de la sociedad cofrade, de sus funciones y las obligaciones que tiene.

¿Qué es lo más urgente que debería pasar en la Agrupación? ¿Qué es lo más importante para abordar en los próximos 4 años?
Que las hermandades se identifiquen con la Agrupación, y para eso la Agrupación necesita una pequeña remodelación. La sociedad tira de la gente y eso motivaría de alguna manera a que los propios cofrades demanden a las hermandades lo que se está haciendo en la Agrupación. Sí que necesita una pequeña remodelación.


La imagen es importantísima. En forma corporativa, creo que sería muy positiva. Una cosa que quizás nadie se ha planteado es modernizar el propio escudo, hacerlo más asequible a la sociedad y el tiempo que vivimos. Internamente, también necesita una remodelación de cargos con trascendencia. Que el tesorero sea una persona identificada por todos los hermanos, un fiscal que sea apoyo constante para todas las hermandades, un secretario que pueda ayudar a las hermandades,…


También habría que reorganizar el patrimonio de la propia Agrupación, desde actas, hasta el único patrimonio escultórico, el Resucitado...


Son cosas muy importantes que podemos trabajarlas y que puede hacer que la imagen de la Agrupación tenga una cierta renovación.

¿Cómo crees que ha trabajado la agrupación en los últimos años?
Honestamente, en esta última etapa he visto que se han conseguido muchísimas cosas. Creo que Encarni Molina ha abierto puertas que estaban cerradas y, además, poniendo en valor que la figura de la mujer asumiendo un cargo de responsabilidad en la Semana Santa, que es algo que no vemos mucho.


El resto de etapas me ha dado la sensación de que han sido grupos de amigos cofrades a los que les gusta la Semana Santa y han intentado hacerlo lo mejor posible, pero sin ese compromiso serio de trabajar por las hermandades.

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, siempre dice que el cofrade es el colectivo más importante. ¿Crees que estamos en el sitio que nos merecemos?
Creo que el movimiento cofrade está quizás sobrevalorado. Creo que sí, que mueve una masa social muy importante, pero que tenemos que seguir trabajando mucho.


Sobrevaloramos realmente lo que hacemos respecto a lo que podríamos hacer. En ese aspecto sí que habría que trabajar, porque creo que hay muchas carencias aún.

¿Y cómo conseguimos que la Semana Santa se abra más a la sociedad? ¿Qué podría hacer la Agrupación para lograrlo?
Se ha conseguido algo muy importante, que es la Declaración de Interés Turístico, que abre muchas puertas. Abre un turismo de gente que busca desde su ordenador festejos nacionales y ahora nos encuentra.


Para lograrlo, es imprescindible la unión entre todos y todo comienza en las propias hermandades. A la Agrupación no se le pueden pedir cosas que no se pueden realizar si las propias hermandades no quieren. Estamos atados de pies y manos, porque si las propias hermandades ponen trabas, ¿cómo le dices a las hermandades lo que tienen que hacer?


Independientemente de que pueda ser un ente independiente con cierta libertad, la Agrupación tiene que tener un consenso, y ese consenso tiene que ser unidos mediante la iglesia.


Hoy, por ejemplo, sería un día ideal para que el Señor saliese a la calle y que 10 o 15 altares se montaran. Pero eso tiene que ser en comunión.


La percepción que tengo yo actualmente es que eso es una utopía. Querer conseguir algo tan grande es complicado, pero porque las hermandades también tienen que asumir su parte de responsabilidad para que esto sea un éxito y eso empieza con que te sientas a gusto con lo que estás haciendo.


Y tenemos que empezar a ser honestos nosotros mismos, sin intentar inflar un balón y magnificar. Pero tengo muchisima fe en la Agrupación y muchísima fe en la Semana Santa.

¿Qué te llevas de este mes de campaña?
Me llevo muchas cosas. Honestamente, me llevo muchísimas alegrías. He conocido hermandades que me han llenado, que me han recargado las pilas. Egoístamente, yo siempre he vivido en el círculo de mi hermandad y creo que eso es un mal que tenemos muchos cofrades que hemos tenido cargos de responsabilidad en nuestras hermandades. Y es un gran error.


Ahora me he llevado muy buena sensación de muchas hermandades, de muchos consiliarios que han estado presentes cuando he ido a visitarlas, un trato exquisito...


El hecho quizás mejorable es que creo que a veces no sé si nos confundimos o creemos que el poder te va a dar algo, y creo que nosotros asumimos la responsabilidad de llevar la Agrupación como institución como un acto de humildad y de servicio y nada más. Nada de buscar un ego personal.

¿Qué se te pasa por la cabeza para presentarte?
Fíjate, en contra de todos. Para mi, mi fe es... Es muy importante. Me duele cuando veo la situación que vivimos los católicos actualmente, en la que tienes que medir lo que puedes decir sobre algo tan personal, tan tuyo y que no hace mal a nadie. Eso ha sido para mí un estímulo muy fuerte para dar el paso para adelante.


Y creo que tiene tanto potencial la Semana Santa, que es una herramienta de unión para conseguir tantas cosas positivas acercando al Señor a la calle y a cualquier ciudadano, que por qué no intentarlo. Es lo que más me ha motivado.


Para que esto sea un triunfo, fundamentalmente, todas las hermandades tienen que creer en esto, en la Agrupación y en ellas mismas. Pero dejándose de dimes y diretes y dejando que la Agrupación sea un apoyo. Sin hacer castillos en el aire, sin cambios de sede...Aquí ahora hay que trabajar. Y si conseguimos que la Agrupación sea un ente cuyas decisiones se respeten, habremos triunfado. Pero para conseguir eso, para llegar ahí, primero hay que trabajar las bases. Cimentar y luego construir la casa.

Pasando a cosas concretas, ¿qué planes tienes para la imagen Resucitado propiedad de la Agrupación?
Creo que habría que retomar la función de Cristo Rey en Santiago y desde luego hablaría con su consiliario y mantendría al Resucitado allí. Es una imagen que está al culto, una obra de arte, y privar a la sociedad almeriense de que esa obra tenga que estar guardada en una casa… Para mí es una auténtica barbaridad.

¿Qué fechas deberían tener marcadas en rojo todos los cofrades y cómo puede la Agrupación impulsarlas?
Corpus Christi, Cristo Rey y Virgen del Mar. Esas tres fechas tendrían que estar marcadas en rojo.


Y creo que con diálogo se puede conseguir todo. Primero hay que hacerles ver a las hermandades lo importante que es que sean representativas y participativas. Pero para conseguir eso, más que trabajar con las instituciones, que ya hacen su servicio, es mentalizar a los hermanos mayores, explicándoles la importancia que tienen.


El problema que tenemos es que si no eres capaz de sentirte identificado con el día de hoy, del Corpus Christi, con lo importante que es para un católico, apaga y vámonos; entonces tenemos un problema. Lo mismo pasa con la patrona: hay que darle valor a lo que realmente lo tiene. Y las instituciones ya hacen muchísimo; ahora nosotros tenemos que dar ejemplo.

Y también hay dos festividades que quizás habría que impulsar más: la romería a Torregarcía y San Indalecio.
Todo eso es una gestión que la Agrupación también tiene que trabajar directamente con la Iglesia.


Sería interesante que fiestas como la del patrón se impulsasen, pero ahí el trabajo tiene que ser más persistente con la diócesis. Plantear y argumentar con un plan de estudio que nos gustaría sacar a San Indalecio. Yo recuerdo que hubo un encuentro entre el patrón y la patrona en la Plaza de Toros, pero eso hay que trabajarlo con la Iglesia.


Con la romería de Torregarcía, la Agrupación está atada de pies y manos, porque ahí es la hermandad la que toma decisiones. Si la hermandad te pide que la Agrupación actúe y gestione, por supuesto. Pero eso tiene que ser una petición de la propia hermandad.

Aunque no sea algo que dependa solo de la Junta de la Agrupación, que tiene que contar con los hermanos mayores y con el Ayuntamiento además de con la Iglesia, Isaac Vilches, antes de ser candidato a la presidencia de la Agrupación, ¿qué opinaba de la Carrera Oficial?
Isaac Vilches antes de ser candidato creía y cree que Almería tiene posibilidad de tener otra Carrera Oficial. Pero eso no está en la mano de Isaac Vilches. Fundamentalmente, porque tengo claro que para conseguir la utopía esta del cambio de Carrera Oficial, habría que empezar poniendo de acuerdo a muchas entidades: el obispado, el Ayuntamiento y los hermanos mayores. Aunque el orden de los factores no altera el producto.


Necesitas una unión entre todos. Esto está continuamente en la calle y ha estado en los plenarios de los hermanos mayores.


Pero tenemos un problema con esto: para ser serio al asumir una responsabilidad, las cosas hay que consensuarlas previamente y en la más estricta intimidad. Cuando hablo de esto, no hablo de no tener transparencia, pero hay temas que antes de exponerlos públicamente a la sociedad, hay que trabajarlos. Cuando vas a las fuentes y trabajas, ya puedes hablar.


Lo que no podemos pretender, y es lo que nos gusta en esta sociedad cofrade, es lanzar globos sonda a ver lo que cae. Pero esto flaco favor nos hace, porque nos hace perder credibilidad y se cachondean de nosotros. Después, del dicho al hecho va un trecho.


Creo que este tipo de aspectos, si hay una voluntad muy sensata y posible, hay que hablarlo desde la más estricta prudencia y trabajar para conseguirlo.

Respecto al posible cambio de imagen de la Agrupación, hay tres temas relevantes: redes sociales, la elección del cartel de Semana Santa y el pregón de Semana Santa. ¿Cómo ves estos tres temas?
Las redes sociales forman parte de nuestras vidas y estamos en el siglo XXI. Hace falta una renovación seria. Hoy en día todas las hermandades tienen sus propias páginas y sus cuentas en redes sociales, y lo que no podemos pretender es que la página de la Agrupación solape las noticias de las propias hermandades. Hay que enviar información muy directa sobre lo que la Agrupación quiere transmitir al mundo cofrade. Y el tener una página actualizada es imprescindible.


Respecto al cartel, mi opción es quitar el concurso. Yo en este caso estudiaría la designación de un cartelista; valorando la posibilidad de que sea pintura o fotografía.


Del pregón también cambiaría ciertos aspectos, sobre todo la fecha: hacerlo la semana de antes del Viernes de Dolores o dos semanas antes como mucho. Creo que el pregón tiene que tomar otros derroteros y creo que teniendo comunicación con las personas que lo deciden, hay posibilidades de trabajarlo y cambiarlo.

El martes son las elecciones. Si ganas finalmente, habrá 15 días hasta el nombramiento para empezar a trabajar. ¿Qué te gustaría que se dijese de ti en 4 años?
Que hemos sido honestos con nuestros principios. Para mí, la fe es algo que me marca en todo. Marca mi vida…


Yo siempre digo una cosa, que me lo inculcó mi madre: con humildad, con trabajo y con caridad, se llega a todos los sitios. Ese lema me está funcionando muy bien y como predico lo que siento...

 

más leídas

últimas de Vivir

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.